Ayuda

Margarita de L'Aigle

Biografía

Margarita de L’Aigle. ?, f. s. XI – Pamplona (Navarra), 25.V.1141. Reina de Pamplona, esposa de García Ramírez IV.

Era una dama de la nobleza normanda, hija de Gilberto, señor de L’Aigle, y Juliana de Perche. Sus abuelos maternos fueron el conde Godofredo IV de Perche y Beatriz de Roucy, hermana de Felicia de Roucy, segunda esposa del rey Sancho Ramírez de Aragón y madre de Pedro I y Alfonso I el Batallador. Por tanto, Margarita era sobrina segunda de ambos monarcas navarro-aragoneses. Asimismo, era sobrina del conde Rotrou III de Perche (1100-1144), hermano de su madre y colaborador de Alfonso I en la reconquista del valle del Ebro, que desde 1123 estaba al frente del distrito de Tudela.

Teniendo en cuenta sus vínculos familiares con Alfonso I y Rotrou, ambos pudieron intervenir para concertar o, cuando menos, facilitar su matrimonio con el infante García Ramírez. El enlace se produjo en torno a 1133 y la aquiescencia del conde de Perche se reflejó en la entrega del distrito de Tudela a García, para que lo dirigiera en su nombre. Esta circunstancia anecdótica tuvo una repercusión perdurable para Navarra, pues todo el distrito estaba en manos de García Ramírez en 1134, cuando fue proclamado Rey, y fue vinculado desde entonces y hasta la actualidad al reino navarro.

Margarita se identificó con su nueva condición de Reina e incluso llegó a confirmar alguna donación de su marido como “reina por la gracia de Dios”, asumiendo plenamente la idea del origen divino de la realeza. Participó en numerosas donaciones que su marido hizo a instituciones eclesiásticas, protagonizándolas con él o aconsejándole y animándole a hacerlas, entre otros motivos para compensar las incautaciones del tesoro de la catedral de Pamplona y del monasterio de San Salvador de Leire. La intervención en favor de este último la hizo días antes de su muerte. El Monarca otorgó varias donaciones en favor de su alma.

De su matrimonio nacieron tres hijos: el primogénito y heredero fue Sancho VI el Sabio; la segunda, Blanca, casó en 1153 con el heredero de Castilla, el futuro Sancho III, y murió en 1156, antes de que éste subiera al trono; la tercera, Margarita, se casó en 1146 con el futuro Guillermo I de Sicilia (1154-1166). Un hijo del conde Rotrou y primo de su madre, Esteban, que era arzobispo de Palermo, pudo gestionar o facilitar este matrimonio. Margarita murió en 1183, después de haber sido durante seis años regente de su hijo Guillermo II (1166-1189).

La reina Margarita de l’Aigle falleció el 25 de mayo de 1141 y fue sepultada en la catedral de Pamplona, convertida desde entonces, y sobre todo desde el enterramiento de su marido García en 1150, en el panteón por antonomasia de la Monarquía navarra. El ejemplo de los Monarcas fue seguido por numerosos miembros de la nobleza, que fueron sepultados en el claustro.

Junto al distrito de Tudela, la reina Margarita pudo proporcionar a la Monarquía navarra su primer emblema, el águila utilizada por Sancho VII, que recordaría el señorío originario de su abuela (L’Aigle, El Águila).

 

Bibl.: L. H. Nelson, “Rotrou of Perches and the Aragonese reconquest”, en Traditio, 26 (1970), págs. 113-133; Á. J. Martín Duque, “El condado de Perche”, en Gran Atlas de Navarra. II. Historia, Pamplona, Caja de Ahorros de Navarra, 1986, pág. 81; F. Menéndez-Pidal y Navascués, “Emblemas reales: del águila a las cadenas”, en L. J. Fortún (dir.), Sedes reales de Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1991, págs. 28- 43; E. Domínguez Fernández y M. Larrambebere Zabala, García Ramírez el Restaurador (1134-1150), Pamplona, Mintzoa, 1994.

 

Luis Javier Fortún Pérez de Ciriza