Ayuda

Narciso Coll y Prat

Biografía

Coll y Prat, Narciso. Cornellá de Terri (Gerona), 20.XI.1754 – Madrid, 30.XII.1822. Canónigo, chantre, arzobispo de Caracas.

Aunque diversos autores introducen variantes en el nombre de la localidad de nacimiento, un pequeño pueblo de la comarca de Pla de l’Estany, su verdadera denominación es tal como aquí se consigna.

Cursó estudios eclesiásticos en el Seminario de su diócesis y los completó en la Universidad de Cervera, donde se doctoró en Derecho Civil y se licenció en Derecho Canónico. Recibió la ordenación en 1784.

Protegido del obispo de Gerona, Tomás de Lorenzana, llegó a ser su vicario general y chantre del cabildo.

El 17 de enero de 1808 se le nombró arzobispo de Caracas y fue consagrado, camino de su destino, en Las Palmas de Gran Canaria, por el obispo de aquellas islas, Miguel Verdugo, el 11 de junio de 1810.

La difícil comunicación con las Afortunadas y la gravísima situación política de la Península, sublevada contra Napoleón, redujeron la solemnidad del acto al no ser los asistentes otros dos obispos, sino dos sacerdotes isleños.

Si la invasión francesa había convertido la Península en un campo de batalla, no iba a ser más tranquilo el escenario al que llegaba Coll y Prat, en pleno proceso de independencia. Allí mostró un talante contemporizador con las sucesivas autoridades, realistas o independentistas, que, una tras otra, se hacían con el poder, procurando siempre salvar vidas e inclinándose, seguramente más por necesidad que por convicción, tal vez en alguna ocasión demasiado por la causa de la independencia. Eso no gustó en Madrid siguiendo las recomendaciones del general Morillo, le hicieron regresar a Europa.

Ya en la España peninsular tuvo que justificar su conducta. Y hasta 1821 no se le permitió regresar a su archidiócesis. Pero allí, tras la derrota de Carabobo, era imposible su regreso.

La España peninsular estaba inmersa en el Trienio Liberal y resultaba dificilísimo nombrar obispos. Los candidatos del Gobierno no eran gratos a Roma y no los preconizaba. Con Narciso Coll no había grandes problemas, aunque Joaquín Lorenzo Villanueva le contara entre sus amigos, y el Papa, que tampoco quería mostrarse absolutamente cerrado, aceptó su designación para Palencia, lo que ocurrió el 19 de abril de 1822. Mas los días del obispo se extinguían y ya no pudo tomar posesión de su nuevo obispado.

 

Bibl.: Gazeta de Madrid, 16 de febrero de 1808, pág. 167; A. de Egaña, SI, Historia de la Iglesia en la América Española. Desde el Descubrimiento hasta comienzos del siglo xix. Hemisferio Sur, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1966, págs. 1016-1021; M. Revuelta González, Política religiosa de los liberales en el siglo xix, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1973, págs. 345-346; J. S an Martín, “Palencia, Diócesis de”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, t. III, Madrid, CSIC, Instituto Enrique Flórez, 1973, pág. 1871; C. de Armellada, “La organización de la Iglesia en Venezuela”, en E. D. Dusell (coord.), Historia general de la Iglesia en América Latina, VII, Salamanca, Ediciones Sígueme, 1981, pág. 174; C. Felice Cardot, “La Iglesia ante la emancipación en Venezuela”, en E. D. Dusell (coord.), Historia general de la Iglesia en América Latina, vol. VII, Salamanca, Ediciones Sígueme, 1981- 1995, págs. 280-283, 286-288, 292; J. M. Marquès, “De Cornellá a Caracas. L’arquebisbe Coll i Prat (1754-1822)”, en Revista de Girona, 100 (1982), págs. 241-245; J. M. Cuenca Toribio, Sociología del episcopado español e hispanoamericano (1789-1985), Madrid, Ediciones Pegaso, 1985, págs. 25, 225, 484-485; E. la Parra López, El primer liberalismo y la Iglesia, Alicante, Instituto de Estudios Juan Gil Albert, 1985, págs. 100-101; A. Gil Novales, Diccionario Biográfico del Trienio Liberal, Madrid, El Museo Universal, 1991, pág. 149; V. Guitarte Izquierdo, Episcopologio español (1700-1867), Castellón, Ayuntamiento, 1992, pág. 129; M. Teruel, Obispos liberales, Lérida, Milenio, 1996, págs. 191-192; J. L. Villanueva, Vida literaria, Alicante, Instituto de Cultura Juan Gil Albert, 1996, pág. 265; Jgp, “Coll i Prat, Narcís”, R. Corts, J. Galtès y A. Manent (dirs.), en Diccionari d’historia eclesiàstica de Catalunya, t. I, Barcelona, Editorial Claret, 1998, pág. 563; J. M. Marquès, “Tomàs de Lorenzana, bisbe de Girona, un funcionari benefactor (1775-1796), en J. Bada et al., Bisbes, Il·lustració i jansenisme a la Catalunya del segle xviii, Capellades, Eumo Editorial, 2000, págs. 23-24.

 

Francisco José Fernández de la Cigoña