Ayuda

Domenico Cattaneo della Volta

Biografía

Cattaneo della Volta, Domenico. Príncipe de San Nicandro (III), en Nápoles. Nápoles (Italia), 21.XII.1696 – Leuco Petram (Nápoles), 21.X.1782.

Ayo del Rey, jefe del Consejo de Regencia, Grande de España.

Los Cattaneo della Volta, originarios de Génova, se transfirieron a Nápoles en 1643 recibiendo el título de príncipes de San Nicandro en 1649 y la Grandeza de España el 8 de febrero de 1742, precisamente otorgada a Domenico, que era duque de Casalmaggiore, conde de Anversa, patricio napolitano y genovés, como hijo de Baldassarre Cattaneo, II príncipe de San Nicandro, y de Isabella Caetani, llamada “donna Bella”, hija de los príncipes de Caserta y nieta de los duques de Sermoneta.

Ingresó en 1740 en la Insigne Orden de San Genaro y el 22 de septiembre de 1752 fue elegido caballero de la Orden del Toisón de Oro, con comisión al Rey de las Dos Sicilias para darle allí el collar.

Desde 1755 fue ayo de los príncipes Felipe, Carlos Antonio y Fernando de Borbón de Nápoles. Tuvo gran influencia sobre los tres, y especialmente sobre Fernando. Mayordomo mayor y gentilhombre de cámara del monarca napolitano y su embajador en Madrid, fue miembro del Consejo de Estado y del 6 de octubre de 1759 al 12 de enero de 1767 jefe del Consejo de Regencia durante la minoría de edad de Fernando IV de Nápoles, III de Sicilia, y luego I de las Dos Sicilias, que ascendió al trono a los ocho años.

Dicho Consejo, compuesto además por Giuseppe Pappacoda, príncipe de Gentola, Pietro Bologna, príncipe de Camporeale, general Michele Reggio, bailío de la Orden de Malta, Domenico Sangro, capitán general del ejército, Iacopo Milano, príncipe de Ardore, Lelio Caraffa, capitán de la guardia, era liderado por el marqués Bernardo Tanucci, reformista, y por el propio Cattaneo, más conservador.

Poseía fama de tosco y cuando asumió el cargo de ayo de los príncipes napolitanos tenía mediana edad, era de rica familia, esbelto y delgado, y gustaba de los ejercicios gimnásticos, la equitación y la caza, aficiones que transmitió a su pupilo. Según muchos autores, Cattaneo era famoso por su ignorancia y se ocupó del desarrollo físico de Fernando pero no del intelectual.

Para Gorani, San Nicandro era “el espíritu más impuro jamás nacido bajo el cielo de Nápoles” y vendía cargos, títulos y prebendas aprovechándose de su puesto en la Corte. Casó el 4 de agosto de 1717 con Giulia di Capua, XII duquesa de Termoli, condesa de Anversa desde 1717, señora de San Martino, nacida en Nápoles el 3 de julio de 1701 y fallecida allí mismo el 6 de mayo de 1763, hija de Vincenzo di Capua, patricio napolitano y de Hipólita Pignatelli, X duquesa de Termoli, condesa de Anversa.

 

Bibl.: H. Acton, I Borboni di Napoli (1734-1825), Firenze, Giunti Barbèra Editore, 1988; VV. AA., Libro d’Oro della Nobiltà Italiana, edizione XXI, vol. XXIII (1995-1999), Roma, Collegio Araldico, s. f., pág. 400; G. Campolieti, Il “re lazzarone”.

Ferdinando IV di Borbone, amato dal popolo e condannato dalla storia, Milano, Arnoldo Mondadori Editore, 1999; G. Coniglio, I Borboni di Napoli, Milano, Casa Editrice Corbaccio, 1999; A. de Ceballos-Escalera y Gila, marqués de la Floresta (dir.), La insigne Orden del Toisón de Oro, Madrid, Fundación Carlos III-Palafox & Pezuela, 2000, pág. 445.

 

Amadeo-Martín Rey y Cabieses