Ayuda

Renato de Anjou

Biografía

Anjou, Renato de. Angers (Francia), 16.I.1409 – Aixen- Provence (Francia), 10.VII.1480. Rey de Nápoles titular (1435-1438) y efectivo (1438-1442), príncipe y hombre de letras. Duque de Anjou (1434-1480); de Bar (1430-1480) y de Lorena (1431-1453).

Hijo segundo de Luis II de Anjou y de Yolanda (hija segunda del rey Juan I de Aragón), hermano de Luis de Anjou.

Su nacimiento no hacía presagiar un destino político.

Fue adiestrado como caballero en las armas y las letras por Jean de Proyssy. Le casaron, ya que fue un matrimonio contratado por los padres de ambos, cuando tenía doce años de edad, con Isabel de Lorena, hija del duque Carlos (1420). Su tío abuelo el cardenal duque de Bar le nombra su sucesor y le confiere la Orden de la Fidelidad cuya divisa es “Tout ung” (todo uno). El ducado de Bar es el primer título de nobleza que adquiere.

A la muerte de Carlos II de Lorena (1431) se vio obligado a luchar por la sucesión con su sobrino Antonio de Vaudèmont, fue vencido y hecho prisionero y confiado al duque de Borgoña, Felipe el Bueno (liberado bajo palabra el 1 de mayo de 1432), dejando dos hijos como rehenes.

A la muerte en Consenza de su hermano mayor Luis II de Anjou (1432) pasa a ser duque de Anjou y rey de Jerusalén. En febrero de 1435 muere Juana II, reina de las dos Sicilias, sin sucesión; al morir sin hijos nombra sucesor a René, por lo que éste pasa a ser rey de Nápoles y de Sicilia. Esta herencia de Nápoles es puesta en duda por Alfonso de Aragón. En estas fechas es reclamado por Felipe el Bueno y de nuevo encarcelado, por lo que su esposa debe hacer frente a todas las dificultades que se generan con motivo de la sucesión de la reina Juana.

Compró su libertad por 400.000 de escudos de oro, lo que enriquece a la casa de Felipe el Bueno. El 19 de mayo de 1438 llega a Nápoles logrando un éxito efímero contra Alfonso V el Magnánimo, ya que el 2 de junio de 1442 Alfonso entró triunfante en Nápoles.

René regresó a Francia, donde permaneció hasta la muerte de su esposa.

Lleva a cabo una segunda expedición en Italia para apoyar, en Milán, a Sforza, pero acaba combatiendo contra Alfonso sin lograr ningún éxito.

En 1454 casa con Juana de Laval; este segundo matrimonio sorprendió como una verdadera historia de amor, ya que al parecer René se enamoró a través de las noticias que llegaban de ella. Es un matrimonio importante por su dimensión política y por la profundidad de sentimientos. Desde ese momento su hijo será el que se haga cargo de los asuntos italianos. El rey Luis XI de Francia se apodera de Anjou y el ducado de Bar, de tal manera que cuando René muera casi todo pasa directa o indirectamente a manos del Rey. Las posesiones de Réne fueron muy importantes y dispersas entre Angers y Nápoles y no gozaron nunca de estabilidad.

Sus ambiciones políticas se ciernen más allá de los Alpes, hacia Oriente. La realeza de Jerusalén es ficticia y se puede decir que no constituye un objetivo en su política. Hay que destacar que en los caballeros existía una doble vocación entre lo místico y lo militar, especialmente en los templarios, ejerciendo una gran influencia en los caballeros occidentales. Se considera que René, como hombre de su tiempo, es un buen ejemplo de esta influencia que le lleva a la fundación de la Orden de Caballeros de Anjou (patrón san Mauricio, patrón de la catedral de Angers) semejante a la Orden del Toisón de Oro (fundada por el duque de Borgoña). La Orden por él fundada se reservaba única y exclusivamente a la nobleza: nadie podía ingresar en ella si no era de lo más selecto de la aristocracia.

Fue considerado en su tiempo como uno de los más hábiles y mejores escenificadores de los pasos de armas de los torneos. Famosa fue la fiesta del Paso de Armas de la alegre guarda de Saumur (26 de agosto de 1446).

En 1451 dedica el Traité des Tournais (tratado de los torneos) a su hermano Carlos, donde fija las reglas y funciones del combate. En él se trata de dar a conocer los títulos de la nobleza mediante la exhibición de armas, los castigos al deshonor cuando el combate es jurídico, o el adiestramiento de los nobles en las armas.

Realizó grandes desplazamientos por mar y por tierra.

Perseguido por la intriga de Luis XI de Francia se refugia en la Provenza, en Aix y en Tarascón.

Los castillos de la Provenza están situados en el centro de un itinerario que va de Angers a Nápoles. De todas sus residencias la más significativa es la del castillo de Saumur, construido en 1367 por Luis I de Anjou.

Se dejó seducir por consejeros que pretendían conocer todos los secretos de la naturaleza, como François Prelati, compañero de Gilles de Rais, llamado Montcatin, que después del proceso y ejecución de su maestro (1440) obtuvo de René el mando de la Roche- Sur-Yon, cometió el error de encarcelar al tesorero del duque de Bretaña. Descubierta la acción, fue ahorcado en 1456.

La Corte de René se caracterizó por las grandes fiestas en las que contribuyeron todos los artistas de Francia. Las cuentas evidencian la frecuencia de los conciertos. El retorno de ciertas fiestas permite rivalizar entre los príncipes sobre los principios de la ceremonia y de la elegancia. Dedicó desde el punto de vista literario mucho tiempo a la búsqueda de libros, y esta actividad le confiere cierto aire de mecenas y humanista. Mantuvo amistad con el gramático Philelbe; con eruditos italianos, como Antoni Marcello, que le surte de importantes escritos.

Su biblioteca contenía numerosas obras históricas y literarias. No sólo llama a la Corte a las mejores figuras intelectuales del momento, sino que él trabaja en esta actividad. Se ha señalado el Tratado sobre los torneos (1451) y es autor del díptico literario Mortifiement de vaine plaisance (1455), donde relata cómo confía su corazón al alma, una obra inspirada en las enseñanzas del franciscano san Bernardino de Siena (fue su confesor canonizado en 1450 le hizo construir en 1453 una capilla en la catedral de Angers consagrada a su memoria). El objetivo de la obra es incitar a los lectores al buen comportamiento.

El libro fue dedicado al obispo de Tours, Jean Bernard. La segunda obra de este díptico literario es Livre du Cuer d’Amours Espris, donde por medio de la alegoría indica cómo fue atormentado por el dios del Amor.

Muere en Aix-en-Provence el 10 de julio de 1480 y su cuerpo fue enviado a Angers, donde fue enterrado en el muro del coro de la capilla de Saint Bernardin, en la columna de la izquierda, ante el altar de Saint Michel.

 

Bibl.: L. Suárez Fernández et al., Historia General de España y América, t. V. Los Trastámara y la unidad española (1369-1517), Madrid, Ediciones Rialp, 1981, págs. 368-369; G. Menéndez Pidal, M. T. Gousset y D. Poirion, El corazón enamorado, Madrid, ed. R. Díaz-Casariego, 1982.

 

María Luisa Bueno Domínguez