Ayuda

Oppas

Biografía

Oppas. ?, f. s. vii – p. s. viii. Obispo, conciliarista, traidor al Ejército cristiano.

En el momento álgido en que surgen innumerables leyendas sobre la pérdida de la España visigoda a manos de los árabes, aparece en escena la figura de un obispo llamado Oppas, cuya realidad histórica (ciertamente dudosa) no siempre ha sido aceptada por los estudiosos. Se sabe que existieron sendos obispos con el nombre de Oppas, uno de Tuy, que suscribió en el año 683 las actas del Concilio XIII de Toledo, y otro, ilicitano, que aparece a su vez entre los padres firmantes del XVI Concilio toledano del año 693. Ahora bien, la Crónica Pacense menciona a otro Oppas, hijo del rey Egica, huyendo de Toledo a la llegada de los invasores árabes en el año 711. Sin embargo, gracias a la información de otras crónicas, es posible perfilar con cierta precisión los contornos históricos, no siempre bien definidos, de un enigmático personaje que, bajo el nombre de Oppas, desempeñó un papel político destacado en los últimos días del Reino visigodo de Toledo. Acerca de él se sabe que era obispo de Sevilla cuando su hermano, el rey Witiza, lo elevó a la silla episcopal de Toledo, a pesar de que en la ciudad regia ya ostentaba el cargo de primado Sinderedo. Una vez muerto Witiza, Oppas actuó en la sombra como cabeza de la facción rebelde que consideraba a Rodrigo, el nuevo y último rey visigodo, como un usurpador, y conspiró con el conde don Julián para derrocar al Monarca. En este sentido, Oppas actuó como representante del grupo opositor y de los propios hijos de Witiza para conseguir una alianza con los musulmanes, cuya presencia en Ceuta presagiaba una pronta invasión del Reino. En la batalla de Guadalete (711), el Rey le confirió el mando de un ala de su Ejército, pero en el transcurso del combate, Oppas (al igual que otros nobles) se pasó al bando de Tarik.

Las Crónicas de Alfonso III le sitúan posteriormente en la batalla de Covadonga (722), tratando de convencer a Pelayo de que depusiese su levantamiento y, tras el combate, en su huida hacia Liébana, donde finalmente cae prisionero de los cristianos.

 

Bibl.: L. A. García Moreno, Prosopografía del reino visigodo de Toledo, Salamanca, Universidad, 1974, págs. 134 y 166; M. Amores García, “Don Opas de José Joaquín de Mora: las posibilidades de un modelo y de un tema legendario”, en Bulletin Hispanique, 101, 1 (1999), págs. 125-146; C. Roca Martínez, El crepúsculo del reino visigodo de Toledo, Toledo, Diputación Provincial, 2001, págs. 101-103, 113 y 116; J. Orlandis, Historia del reino visigodo español. Los acontecimientos, las instituciones, la sociedad, los protagonistas, Madrid, Rialp, 2003, pág. 131.

 

Raúl González Salinero