Ayuda

Joan Mañé i Flaquer

Biografía

Mañé i Flaquer, Joan. Torredembarra (Tarragona), 15.X.1823 – Barcelona, 8.VII.1901. Periodista y escritor.

Nacido en el seno de una familia liberal, propietaria de un almacén de grano, colaboró en la empresa familiar hasta que, siendo muy joven, sirvió como voluntario en la Milicia Nacional, desde donde combatió a los carlistas. Interesado en la literatura, sus preocupaciones intelectuales le llevaron a instalarse en Barcelona en 1841, donde se licenció en Filosofía y Letras, ejerció como profesor y director de l’Institut Barcelonès y, en 1850, ganó la cátedra de Latín en la Universidad de Barcelona.

Su amistad con el político y escritor Josep Coll i Cehí le llevó a introducirse en los círculos literarios afines a la Renaixença, lo que le permitió colaborar en la revista El Genio, que dirigía Víctor Balaguer, a quien sustituía cuando sus tareas políticas o literarias le obligaban a ausentarse de la Ciudad Condal. De ahí pasó a formar parte de la redacción de La Discusión y de El Ángel Exterminador de Pau Piferrer y, poco después (1847), comenzó su vinculación con el Diario de Barcelona como crítico teatral. Su implicación en este medio, el decano de la prensa española, fue intensificándose hasta el punto de que su propietario y director, Antonio Brusi, comenzó a distinguirlo de sus compañeros mediante el encargo de tareas de mayor responsabilidad. Éstas culminaron en 1854 cuando los acontecimientos políticos permitieron que la vehemencia y el espíritu exaltado de Mañé transformaran el antiguo diario de avisos en una tribuna política al servicio del orden, y de los principios conservadores que tanto él como Brusi defendían. Para definir este ideario político, coincidente con el de la Unión Liberal, consiguió la colaboración de personalidades como Duran y Bas, Reynals o Coll y Vehí que hicieron del Diario el órgano de opinión de la burguesía catalana bajo el lema de “conservar progresando”.

En 1863, ante el prestigio de Mañé, el jurista catalán Francesc Permanyer, recién nombrado ministro, le designó como director del diario La Época de Madrid. Pero dos años más tarde regresó a Barcelona para desempeñar la misma función en el Diario de Barcelona, cargo que ejerció hasta su muerte. Desde este puesto consiguió dar a la publicación una gran independencia de criterio respecto del poder central que, si bien le valió la persecución gubernamental, le congració con un importante sector de la opinión pública catalana y le convirtió en el principal exponente del pensamiento de la burguesía conservadora de su tiempo. Al mismo tiempo, su tarea periodística, su preocupación por transmitir una información objetiva y las excelentes firmas que aparecían en el periódico, hicieron del Diario de Barcelona el mejor órgano de prensa de su época. Así, su ideología —que su secretario, el poeta Joan Maragall, definió como de “liberal ante los conservadores y moderado frente a los progresistas”—, quedó supeditada a su condición de maestro de periodistas.

Casado con la poetisa castellonense Amalia Fenollosa (1825-1857), llevó a cabo además una importante tarea como escritor y pensador que se tradujo, entre otras obras, en La revolución de 1868 juzgada por sus autores (1876), La paz y los fueros (1876), El oasis: viaje al país de los fueros (1878), y, sobre todo, El regionalismo (1886), donde definió las líneas maestras de su pensamiento.

 

Obras de ~: Historia del bandolerismo y la camorra, Barcelona, Imprenta de Salvador Manero, 1864; El otoño y la primavera de la vida, Barcelona, Imprenta de Jaime Jepús Roviralta, 1867; Cartas provinciales dirigidas al Excmo. Sr. Don Antonio Cánovas del Castillo, Barcelona, Imprenta de Jaime Jepús Roviralta, 1875; La Revolución de 1868 juzgada por sus autores, Barcelona, Imprenta de Jaime Jepús Roviralta, 1876; La paz y los fueros, Imprenta de Jaime Jepús Roviralta, 1876; El oásis: viaje al país de los fueros, Imprenta de Jaime Jesús Roviralta, 1878; San Ignacio de Loyola: opinión sobre el jesuitismo, Barcelona, Imprenta C. Miró, 1879; El Regionalismo, Barcelona, Imprenta Barcelonesa, 1886; Viaje alrededor de la República: cartas a Cándido, Barcelona, Administración del Diario de Barcelona, 1911.

 

Bibl.: G. Graell, D. Juan Mañé i Flaquer: su biografía, Barcelona, Tipografía de Domingo Casanova, 1903; J. Maragall, Biografia de D. Juan Mañé i Flaquer, Barcelona, Ajuntament Constitucional, 1912; J. Tarín Iglesias, Mañé i Flaquer, Barcelona, Edicions de Nou Ar Thor, 1983; M. Llorens y J. Vicens Vives, Industrials i polítics, Barcelona, Edicions Vicens Vives, 1991, págs. 409-416; M. Casas Nadal, Juan Mañé i Flaquer: crónicas de un viaje a Italia: 1862, Lérida, Promociones Publicaciones Universitarias, 1997; M. Carrillo, “Juan Mañé y Flaquer y el Primer Congreso de Malinas”, en Cercles. Revista d’Historia Cultural (Barcelona), n.º 5 (enero de 2002), págs. 154-169; J. Bou i Rosa, Joan Mañé i Flaquer i el discurs conservador català: regeneració o conservació, Gerona, Editorial Afers, 2003; VV. AA., L’Estat-nació i el conflicte regional: Joan Mañé i Flaquer, un cas paradigmàtic, 1823-1901, Barcelona, Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 2004.

 

María del Pilar Queralt del Hierro