Ayuda

Carmen de Icaza y de León

Biografía

Icaza y de León de Montojo, Carmen de. Baronesa de Claret (IX). Valeria León. Madrid, 17.V.1899 – 16.III.1979. Novelista, periodista y político.

Hija del diplomático mexicano, académico y poeta afincado en España, Francisco de Asís de Icaza, y de Beatriz de León, descendiente de una aristocrática familia granadina. Pasó su infancia en Madrid, donde su padre cumplía misión diplomática; en esos primeros años, tuvo ocasión de conocer a algunas de las más importantes figuras de la literatura española de su tiempo: Juan Ramón Jiménez, Rubén Darío, Amado Nervo y un entonces joven filósofo José Ortega y Gasset, asistentes habituales a las charlas y tertulias que el padre de la escritora convocaba de poco en poco en su domicilio.

Más tarde Francisco A. de Icaza fue nombrado ministro plenipotenciario en Berlín, y en la Corte del Kaiser.

Carmen vivió sus años juveniles recibiendo una esmerada educación humanística. No sólo llegó a dominar cuatro idiomas modernos, sino que también se inició en las obras clásicas de los autores griegos y latinos.

Viajó acompañando a sus padres por distintos países de Europa y América, frecuentando los ambientes cosmopolitas que más tarde describirá en sus novelas.

Cuando Icaza se instaló de nuevo en Madrid, esta vez de jefe de misión, sobrevino la Revolución Mexicana.

Poco después, el diplomático abandonó su carrera por motivos políticos y falleció en 1925, dejando viuda y cuatro hijos. Su muerte se convirtió en un hecho doblemente dramático para la escritora, por lo que supuso de pérdida del padre y que, como la mayor de los hermanos, le enfrentó por primera vez a la necesidad de trabajar para sobrevivir. Se presentó ante el director de El Sol, el prestigioso diario fundado por el antiguo amigo de su padre, Ortega y Gasset, y le propuso colaborar en el periódico. A los tres meses, pasó a formar parte de la plantilla y se hizo cargo de la página femenina.

En 1930 se casó con Pedro Montojo Sureda, perteneciente a una antigua familia de marinos, y al año siguiente nació Paloma, su única hija.

Más tarde, Carmen abandonó su puesto en El Sol, pero siguió colaborando en distintos medios, dedicándose principalmente a temas sociales referentes a los problemas de la mujer, defendiendo a la infancia y maternidad desvalidas. Así, desde 1935 se incorporó a la redacción del Ya, desde cuyas páginas inició una campaña a favor de las madres solteras y los niños desamparados, con reportajes que publicó bajo el título de “¿Qué hacemos a favor de la infancia abandonada?”.

En esta última fecha, comenzó su exitosa carrera como novelista con La boda del duque Kurt, un relato escrito mucho antes, a los dieciséis años, y que alcanzó, sin embargo, cierto éxito, corroborado un año más tarde tras publicarse su emblemática Cristina Guzmán.

También en 1935 publicó en Blanco y Negro en forma de folletín su emblemática novela Cristina Guzmán, profesora de idiomas, que adquirió tal éxito que hizo que su autora tomase en serio su vocación de novelista.

Durante la Guerra Civil Española, Carmen de Icaza volcó su experiencia y sus conocimientos en tareas humanitarias.

Se afilió a la Falange Española y participó en octubre de 1936, en Valladolid, en la Fundación del Auxilio de Invierno —luego Auxilio Social—, organización femenina de carácter filantrópico en cuyos hogares no había “ni rojos ni azules, solamente niños de España”. Y creó el lema que se hizo famoso de “ni un hogar sin lumbre ni un español sin pan”. Llegó a ser secretaria nacional de esta organización durante dieciocho años. En calidad de tal, realizó algunos viajes oficiales a Alemania e Italia.

Sin abandonar su tarea periodística fueron surgiendo sus novelas: ¡Quién sabe! (1940), Soñar la vida (1941), Vestida de tul (1942), El tiempo vuelve (1945), La fuente enterrada (1947), Yo, la reina (1950), Las horas contadas (1953) y La casa de enfrente (1960). Todas se convirtieron en grandes éxitos de críticas y ventas, no sólo en España, sino también en Hispanoamérica y en aquellos países en los que fueron editadas, como Alemania, Francia, Italia, Portugal, Holanda, Checoslovaquia y Japón. En diciembre de 1945 el Gremio de Libreros la proclamó “novelista más leído del año”.

Varias de sus obras fueron llevadas al cine, al teatro, a la radio y a la televisión, mientras que otras fueron temas de tesis doctorales o servirán de texto de español en universidades extranjeras.

En 1947 fundó su propio sello editorial: Gráficas Clemares. Tras abandonar la Secretaría de Auxilio Social, su vida política fue inexistente y toda su actividad se centró, en cambio, en su labor literaria. En 1960 se retiró también de ésta. La muerte de su marido en 1978 le afectó tanto que le hizo abandonarse físicamente hasta sobrevenir la suya propia meses más tarde.

Por su labor humanitaria al frente de Auxilio Social y como vocal de la Asamblea Suprema de la Cruz Roja Española recibió la Gran Cruz de Beneficencia.

El 13 de julio de 1951 rehabilitó la baronía de Claret, concedida a su antepasado Francisco de Areny y Torralla, señor de Claret y otros lugares de Cataluña.

 

Obras de ~: Valeria León (seud.), La boda del duque Kurt, Barcelona, Juventud, 1935; Cristina Guzmán, profesora de idiomas, Barcelona, Juventud, 1936 (vers. teatral, 1939; ed., introd. y notas de P. Montojo, Madrid, Castalia, 1991); ¡Quién sabe!, Madrid, Afrodisio Aguado, 1940; Soñar la vida, Madrid, Afrodisio Aguado, 1941; Frente a frente, 1941 (teatro); Vestida de tul, Madrid, Afrodisio Aguado, 1942 (vers. teatral, 1944); El tiempo vuelve, Madrid, Afrodisio Aguado, 1945; La fuente enterrada, Madrid, Gráficas Clemares, 1947; Yo, la reina, Madrid, Gráficas Clemares, 1950; Las horas contadas, Madrid, Gráficas Clemares, 1953; Obras selectas, Barcelona, AHR, 1957 (2.ª ed., con introd. de F. C. Sáinz de Robles, Barcelona, AHR, 1973); La casa de enfrente, Madrid, Gráficas Clamares, 1960.

 

Bibl.: F. C. Sáinz de Robles, Ensayo de un diccionario de la literatura. II (Escritores españoles e hispanoamericanos), Madrid, Aguilar, 1949; J. Sendra Oliver, “Carmen de Icaza”, en VV. AA., Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana. Apéndice 1945-1948, Madrid, Espasa Calpe, 1953; E. de Nora, La novela española contemporánea, Madrid, 1962- 1963; P. Montojo, “Introducción”, en C. de Icaza, Cristina Guzmán, profesora de idiomas, op. cit.; C. Segura Graíño, Diccionario de mujeres célebres, Madrid, Espasa Calpe, 1998; M. Argaya Roca, Historia de los falangistas en el franquismo. 19 Abril 1937-1 Abril 1977, Madrid, Plataforma 2003, 2003 (Biblioteca Centenario, 10); E. Avilés Arroyo, “Recordando a Carmen de Icaza”, en Torre de los Lujanes (Madrid), 52, Real Sociedad Matritense de Amigos del País (marzo de 2004).

 

Miguel Argaya Roca y Paloma Montojo y de Icaza, Condesa de Areny