Ayuda

Francisco Javier Ramos y Albertos

Biografía

Ramos y Albertos, Francisco Javier. Madrid, 1746 – 11.X.1817. Pintor.

Pintor nacido en Madrid, fue su primer maestro fray Bartolomé de San Antonio. Con diecisiete años se presentó al concurso general de premios convocado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en el año 1763 y obtuvo el segundo premio de la clase segunda (entonces manifiesta que tiene diecisiete años). Pensionado por Carlos IV para marchar a estudiar a Roma, asistió al taller de Antón Rafael Mengs (que está en Italia desde 1778); durante su estancia en Italia trabó amistad con el ministro plenipotenciario en Roma, José Nicolás de Azara, amistad que se trasluce en la correspondencia que mantuvieron entre 1788 y 1796. Desde allí remitió a la Academia madrileña varias copias y un cuadro original representando a San Pedro en el acto de curar al paralítico, elogiado por la prensa local romana en 1784; es obra ejecutada por encargo de la iglesia del Soto de Roma en Granada, pero al Rey le gustó tanto que se la quedó con ella y mandó que realizase otra para la capital andaluza. En Roma continúa en 1787, cuando, a propuesta de la Academia y por mediación de su protector el conde de Floridablanca y quizás también de su amigo Azara, es nombrado pintor de Cámara de Carlos III con la obligación aneja de “enseñar metódicamente el Arte de la Pintura a los jóvenes que le proponga la Academia”, es decir, se le encarga la dirección de la enseñanza del colorido.

Estuvo de vuelta en Madrid en 1788, cuando solicitó y obtuvo el título de académico de mérito. En la exposición pública que hace la Academia en 1794 presentó una Sagrada Familia; en este mismo año fue nombrado teniente director de pintura de la Academia (ocupó la vacante producida por fallecimiento de Antonio González Velázquez). Y en la exposición de 1796 presentó la Incredulidad de Santo Tomás, obra que envió a la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de México.

En el período de la Guerra de la Independencia quedó sumido en la miseria y tuvo que vender toda su obra. En esta época intervino en la confección de inventarios y tasación de las obras de arte de las colecciones reales, y de lo que va ingresando en la Academia como consecuencia de la recogida ordenada por el gobierno de José I. En 1812 ascendió a director de pintura (en sustitución del fallecido Gregorio Ferro), cargo en el que se le confirmó en 1814. Se entregó con especial dedicación a la docencia, como demuestran los informes y pareceres que se conservan en el Archivo de la Academia referentes a la consecución de un buen plan de estudios de las enseñanzas artísticas, y además dibujó gran cantidad de muestras para modelo de los alumnos (de principios, manos, pies, academias, anatomías, niños, ropajes, etc.).

Uno de sus hijos, Antonio Francisco Ramos, fue también alumno de la Academia (ganó el segundo premio de tercera clase de pintura de los Generales convocados en 1808), y su hija Mariana es la que comunicó a la Academia su fallecimiento. En 1840 la Academia conservaba el retrato de medio cuerpo que le hizo a Pestalozzi; retrató también a Carlos IV y a María Luisa de Parma; la Colección Santa Marta conservaba un Autorretrato, y el Museo de Bellas Artes de Granada otro. Cuadros de tema religioso son el Tránsito de san Agustín que hace para la iglesia del convento de la Encarnación de Madrid; La Virgen de la faja, El Ángel revelando a san José el misterio que ignoraba para Ciudad Rodrigo (Salamanca); una Concepción para la iglesia de San Rafael de Guadarrama (Madrid); para la Academia de San Carlos de México realiza La duda de santo Tomás; para una iglesia de Jumilla (Murcia) un San Juan Bautista predicando en el desierto; dos Sacras Familias para Eugenio Llaguno; para la Catedral de Toledo una Dolorosa y una Santa Ana, la Virgen y san Joaquín; y un San José con el Niño para Anselmo Sáez. También trata el tema mitológico, como la Fábula de Apolo y Dafne, Diana velando a Endimión, Venus y Adonis despidiéndose para la caza, obras que realiza para Sebastián Martínez, y para el embajador de Rusia una Hebe.

A su fallecimiento, la Academia de San Fernando comisiona a Vicente López Portaña para adquirir las obras del difunto maestro que puedan ser útiles a la enseñanza.

 

Obras de ~: San Pedro en el acto de curar al paralítico, 1784; Sagrada Familia, 1794; retrato de Carlos IV; retrato de María Luisa de Parma; retrato de Pestalozzi; dos Autorretratos; Tránsito de san Agustín; La Virgen de la faja; El Ángel revelando a san José el misterio que ignoraba; Concepción; La duda de santo Tomás; San Juan Bautista predicando en el desierto; Sagrada Familia; Dolorosa; Santa Ana, la Virgen y san Joaquín; San José con el Niño; Fábula de Apolo y Dafne; Diana velando a Endimión; Venus y Adonis despidiéndose para la caza; Hebe.

 

Bibl.: Distribución de los premios concedidos por el Rey Nuestro Señor á los discípulos de las tres nobles artes / hecha por la Real Academia de San Fernando en la Junta General de 3 de junio de 1763, Madrid, Imprenta de Gabriel Ramírez, 1763, pág. 47; “Estudios biográficos. Don Francisco Ramos”, en Museo de las Familias, vol. IV, n.º 6 (junio de 1846), págs. 128- 130; E. Serrano Fatigati, “Recuerdos relacionados con el método de Pestalozzi en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando”, en La Ilustración Española y Americana, año LV, n.º 18, 15 de mayo de 1911, págs. 273, 275-276 y 278; Marqués de Lozoya, “Cartas dirigidas por D. José Nicolás de Azara al pintor de cámara D. Francisco Javier Ramos”, en Academia, n.º 8 (1959), págs. 13-27; E. Pareja López (dir.), Historia del Arte en Andalucía, t. VIII, Sevilla, Gever, 1994, págs. 66-67; E. Navarrete Martínez, La Academia de Bellas Artes de San Fernando y la Pintura en la primera mitad del siglo xix, Madrid, Fundación Universitaria Española, 1999; E. Navarrete Martínez y M.ª P. García Sepúlveda, Relación de Miembros pertenecientes a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, http://portallengua.fsanmillan.org/portallengua/fcc/pdf/proyectolenguabasf/2.2.4.relacion%20 academicos.pdf.

 

Esperanza Navarrete Martínez