Ayuda

Gabino Crispín Gaínza Fernández de Medrano

Biografía

Gaínza Fernández de Medrano, Gabino Crispín. Pamplona (Navarra), 20.X.1753 – Ciudad de México (México), 1829. Caballero de la Orden de San Juan, gobernador interino de Guatemala.

Hijo de José Javier de Gaínza y Monzón, señor del palacio de Gaínza, y de Eulalia Fernández de Medrano. Sus abuelos paternos fueron Francisco Ignacio de Gaínza y María Ana de Monzón, y sus abuelos maternos Enrique Fernández de Medrano y Francisca Jiménez de Tejada.

Inició su carrera militar como cadete en el Regimiento de Infantería de Soria (1769) y tuvo los ascensos ordinarios a subteniente de bandera, teniente y capitán (1779), destinándosele al servicio de la plaza de Orán y en el año siguiente se halló en el bloqueo de Gibraltar (1780), tras lo cual embarcó en la flota del general Victorio de Navia y pasó así a la Florida donde se halló en una serie de acciones militares contra los ingleses en Guarico y Pensacola, dirigiéndose luego a Mobile y continuando sus servicios en diversos combates en el archipiélago de las Bahamas.

Pasó, posteriormente, a la isla de Cuba (1782) y después de cinco años se le ordenó ir a la Corte (1787) para reincorporarse al Regimiento de Infantería de Soria en grado de capitán. Años más tarde fue enviado como comandante militar a Cuzco, concediéndosele el grado de teniente coronel (1790), para que auxiliase al presidente electo Carlos del Corral, sobre todo en las actuaciones que debía realizar para sofocar el alzamiento de Tupac Amaru. Pocos años después fue agregado al Regimiento de Infantería Real de Lima (8 de noviembre de 1793), época en la cual, a instancias suyas, se había acordado proponerlo para algún gobierno o intendencia en América (1 de marzo de 1792). Fue comisionado como comandante militar de la provincia de Chancay (1794) durante la guerra con Francia y una vez declarada la guerra a Inglaterra se le ordenó que pasara como comandante general de las provincias del norte de Perú, en las que desarrolló una incesante actividad de fortificación de las costas y de defensa ante navíos corsarios, ocupándose en mejorar las guarniciones de los ríos Santa Marta y Tumbes y en fortificar el puerto de Paita, además de haber pacificado a los naturales alzados de Lambayeque (1804).

Conocido en Lima por el virrey Abascal el curso que tomaba el juntismo en el Reino de Chile, envió a él al brigadier Antonio Pareja para restaurar el orden monárquico (1813) y a la muerte de éste fue sustituido accidentalmente por Juan Francisco Sánchez, y en su lugar el virrey envió al brigadier Gaínza como jefe militar de los ejércitos reales al mando de una pequeña expedición (enero de 1814) que, en unión de las tropas reales que existían en el reino procedentes en gran parte de Chiloé, dirigió con éxito una serie de acciones militares, desde su desembarco en Arauco (31 de enero de 1814) y la posterior toma de la ciudad de Talca (3 de marzo de 1814) y la victoria en Cancha Rayada (29 de marzo de 1814), sin embargo, luego de varios combates de fortuna diversa, se acordó entre los generales Gaínza y O’Higgins el “Tratado de Lircay” (3 de mayo de 1814), que implicaba el cese de las hostilidades y ofrecía a Chile remitir diputados “usando de los derechos imprescriptibles que le competen como parte integrante de la Monarquía española, para sancionar en las Cortes la Constitucion que éstas han formado”, además de reconocer “como ha reconocido por su monarca al Sr. D. Fernando VII i la autoridad de la Rejencia, por quien se aprobó la Junta de Chile”. El “Tratado de Lircay” fue desconocido por el virrey Abascal, quien envió al Reino de Chile al brigadier Mariano Osorio para sustituir a Gaínza en el mando del Ejército real y Gaínza debió pasar a Lima donde fue sometido a un largo proceso en el que, finalmente, fue absuelto (1816), tras lo cual nuevamente fue destinado a las provincias del norte de Perú y poco tiempo después pasó a Guatemala en calidad de subinspector de sus tropas.

Hallándose en Guatemala, los quebrantos de salud que aquejaban al teniente general Carlos de Urrutia, capitán general y jefe político de aquel reino, le obligaron a delegar interinamente el mando en Gabino Gaínza, quien tomó posesión el 9 de marzo de 1821 y al cabo de casi seis meses convocó a una sesión del Cabildo en la que se decidió la independencia del reino de Guatemala de la Monarquía, firmándose el acta de tal declaración de independencia (15 de septiembre de 1821) y manteniéndose Gaínza a cargo del “Gobierno Superior Político y Militar”. Una vez proclamado el Imperio en México, Agustín de Iturbide se dirigió a Gaínza (1 de octubre de 1821) instándole a que el reino de Guatemala enviara representantes a las Cortes Constituyentes que estaban próximas a reunirse en México para convenir una alianza y unión, y pocos días después insistía en su propósito de formar un todo con Guatemala. Gaínza respondió (3 de diciembre de 1821) que era preciso oír la opinión de los pueblos del reino de Guatemala y ofrecía una pronta respuesta, y ya en los primeros días de enero de 1822 una clara mayoría de ayuntamientos se inclinaba por la unión bajo ciertas condiciones, sin contar, algunas ciudades que de hecho ya habían declarado su unión. Así en el palacio nacional de la ciudad de Guatemala se firmó el acta de unión del reino de Guatemala al Imperio Mexicano (5 de enero de 1822) y en el mes siguiente Gaínza ordenó que se hiciera efectivo el juramento de unión al Imperio (25 de febrero de 1822). Tras estos hechos Iturbide nombró a Gaínza como lugarteniente general del reino de Guatemala y se mantuvo al mando de Guatemala hasta que fue sustituido por Vicente Filísola (23 de junio de 1822), tras lo cual pasó a la ciudad de México, llamado por Iturbide con la promesa de confiarle un gobierno, quien también le hizo caballero Gran Cruz de la Imperial Orden de Nuestra Señora de Guadalupe y le dio el grado de teniente general nombrándole ayudante del Emperador. Después de la caída del Imperio, Gaínza permaneció en México hasta su muerte, retirado de la vida pública.

Había contraído matrimonio en la iglesia matriz de Guayaquil (25 de octubre de 1799) con Gregoria Rocafuerte y Bejarano, unión de la que nacieron seis hijos.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General de Indias (Sevilla), Estado, 49, n. 154 y 155; Estado, 73, n. 103; Archivo General de Simancas, Secretaría de Guerra, leg. 7096, exps. 48, 57 y 61; Secretaría de Guerra, leg. 7099, exp. 75; Secretaría de Guerra, leg. 7117, exp. 24; Secretaría de Guerra, leg. 7121, exp. 6; Secretaría de Guerra, leg. 7122, exp. 25; Secretaría de Guerra, leg. 7125, exp. 1; Secretaría de Guerra, leg. 7134, exp. 13; Archivo Histórico Nacional, Órdenes-San Juan de Jerusalén, exp. 25237.

C. Gay, Historia de la independencia chilena, Paris, 1846, págs. 73-78; Colecc ión de Historiadores i de Documentos relativos a la Independencia de Chile, XV, Proceso de Gaínza, ts. I y II, Santiago de Chile, Imprenta Cervantes, 1909; G. Kenyon, “Gabino Gaínza and Central America’s Independence from Spain”, en The Americas, 13-3 (1957), págs. 241-254; M. Rubio Sánchez, Gabino Gaínza, Guatemala, Ministerio de Educación, 1985; D. Barros Arana, Historia general de Chile, t. IX, Santiago de Chile, Editorial Universitaria, 2002.

 

Javier Barrientos Grandon