Ayuda

Francisco Rincón de Arellano y Rubín de Celís

Biografía

Rincón de Arellano y Rubín de Celis, Francisco. San Fernando (Cádiz), 24.XI.1838 – Salamanca, f. s. XIX. Militar, coronel de Infantería.

Ingresó en el Colegio de Infantería en 1855, saliendo del mismo como subteniente de tal Arma, después de realizar los estudios reglamentarios, en 1858. Su primer destino fue el Regimiento de Infantería de Guadalajara, en el que permaneció hasta febrero de 1859 en que pasaba como agregado a la entonces única unidad de tropa de Ingenieros, el Regimiento de Zapadores-Minadores, siendo destinado a las obras de fortificación en Ferrol. Pasaba posteriormente a formar parte, con su regimiento, del Ejército Expedicionario en la Guerra de África (1859-1860). En el desarrollo de la misma, y siempre con su Compañía de Ingenieros, tomaba parte en las acciones más importantes, como en las batallas del 4 de febrero y del 24 de marzo, por las que fue recompensado con la Cruz de San Fernando de 1ª clase por la primera, y con el grado de capitán de Infantería por la segunda.

Terminada la guerra, quedaba de guarnición en Tetuán, trabajando con su Compañía en obras de fortificación. De allí pasaba al campamento de Fuerte Martín, y de allí, después de una breve estancia de guarnición en Madrid, volvía (1863) nuevamente a Ceuta, donde se ocupó en trabajos propios del Cuerpo de Ingenieros. Aún seguiría en el citado Cuerpo, pasando del Primer Regimiento del Arma al Segundo, recién creado (1860), donde permaneció hasta enero de 1865, en que se integraba de nuevo en su Arma, al ser destinado al Regimiento de Infantería del Príncipe n.º 3, de guarnición en Valladolid. De esa unidad, pasaría entre otras, y sucesivamente a los Regimientos de Infantería de Málaga, de Cantabria, Batallón de Infantería de Salamanca y Regimiento de tal Arma de Murcia. Finalmente, en 1891 pasaba a la situación de retirado, fijando su residencia en la ciudad de Salamanca.

Participó en la Tercera Guerra Carlista integrado con su Batallón en el Ejército del Norte, a partir de 1874. En marzo de ese año se encontraba en San Sebastián, de guarnición en los fuertes exteriores, desde los que efectuó varias salidas contra las fuerzas carlistas que habían puesto sitio a la plaza, y a las que causó numerosas bajas, siendo premiado por sus méritos con el grado de teniente coronel del Ejército. En agosto de ese año, habiendo sido promovido a comandante efectivo de Infantería, abandonaba San Sebastián para pasar de reemplazo a Salamanca, de donde volvía a San Sebastián, en septiembre de 1874. En enero del siguiente año estaba en Pasajes, donde realizaba numerosas acciones de combate, y de donde era enviado a Guetaria, en la que ocupaba a viva fuerza las alturas inmediatas. Después de llevar a cabo la protección de diversos convoyes, siempre bajo fuego enemigo, recibió el encargo de fortificar Usurbil (San Sebastián), lo que haría (recordando su agregación durante seis años al Regimiento de Ingenieros) a satisfacción de sus jefes, y en el mismo sentido, en mayo de ese año de 1875, dirigía las fortificaciones de campaña del monte Igueldo y del Cerro de las Cruces. En junio, embarcaba en el muelle de San Sebastián y desembarcaba en Portugalete, mereciendo por sus actuaciones la concesión del Grado de Coronel de Infantería.

Además de la Cruz de San Fernando, estaba en posesión, entre otras condecoraciones, de dos cruces rojas del Mérito Militar, y era comendador de la Real Orden de Isabel la Católica.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Exps. personales.

J. Carrillo de Albornoz y Galbeño, “Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando pertenecientes al Arma de Ingenieros”, en Memorial del Arma de Ingenieros (Madrid, Ministerio de Defensa,) n.º 63-66 (2001 y 2002).

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares

Se ha detectado una opción ilegal. Por favor contacte al administrador del sitio