Ayuda

Juan Nepomuceno Orbe y Mariaca

Biografía

Orbe y Mariaca, Juan Nepomuceno. Marqués de Valdespina (IV). Ermua (Vizcaya), 3.V.1817 – 12.IV.1891. Militar y político carlista.

Hijo de José María de Orbe y Elio, ministro de la Guerra del pretendiente carlista Carlos (V), este militar participó en todas las campañas carlistas del siglo xix. Comenzó la campaña de 1833-1839 como alférez de Caballería. Fue inicialmente ayudante de campo de su padre. Participó en las acciones de Azpeitia, Puente la Reina, Los Arcos, Montejurra, Arlaban y en el segundo y tercer sitio de Bilbao, donde fue herido. Al concluir la guerra del norte, ya como comandante, no se acogió al Convenio de Vergara y se exilió en Francia.

En 1848 participó en la conspiración que costó la vida al general Joaquín de Alzaa y fue ascendido a teniente general. En 1856 Su Santidad Pío IX le concedió la Gran Cruz de San Gregorio Magno. En 1859, se expidió a su favor real carta de sucesión al título de marqués de Valdespina. En 1860, acompañó al conde de Montemolín y al infante Fernando en el fracasado pronunciamiento del capitán general de Baleares, Jaime Ortega y Olleta, siendo ascendido a coronel en 1868, posteriormente a brigadier y nombrado comisario regio para Vizcaya y Guipúzcoa.

En la legislatura 1871-1872 fue elegido senador por la provincia de Vizcaya siendo aprobada su elección por dictamen de la comisión permanente de actas el 18 de marzo de 1871. Participó igualmente en los prolegómenos de la tercera guerra asistiendo a acciones como las de Manariz, Oñate y Guernica, teniendo que pasar a Francia tras el Tratado de Amorabieta, desde donde preparó —como vocal de la junta establecida por Carlos (VII)— el nuevo levantamiento.

En 1873 entró de nuevo en España como mariscal de campo y jefe del Estado Mayor del Ejército del Norte. Estuvo presente en las acciones de Marquina, Guernica, Sollube, Oñate, Azcárate y Peñacerrada, pero donde obtuvo mayor popularidad dentro del Ejército Carlista fue en la acción de Eraul, donde él mismo, al frente de la Caballería, cargó sobre las tropas enemigas, siendo herido en el pecho por una bayoneta.

Fue uno de los encargados de recibir a don Carlos en la frontera. Tuvo que enfrentarse al célebre guerrillero carlista conocido como “el cura de Santa Cruz”. Siguió participando en la mayor parte de las grandes acciones de la campaña carlista del Norte y así participó en los combates que tuvieron lugar en torno a Pamplona como el de las Campanas y en los de la zona de Estella: Allo, Dicastillo, Viana y Montejurra. Obtuvo allí la Cruz de Montejurra y la de la Orden de San Fernando. En 1874 fue encargado de realizar el sitio de Bilbao. Participó en la batalla de Lácar, el 3 de febrero de 1875, al frente de la Caballería carlista, siendo ascendido a teniente general.

Acabada la guerra acompañó a don Carlos a Francia y cuando éste viajó a América quedó al frente del carlismo como su delegado. Regresó a España en 1880 fijando su residencia en su palacio de Ermua y desde allí participó en la vida política del carlismo. En 1887 fue nombrado por don Carlos su delegado en las provincias vascongadas, Navarra y Castilla la Vieja.

En los últimos años de su vida y especialmente en 1890 participó activamente junto al marqués de Cerralbo en la reorganización del carlismo y le acompañó en unas campañas de propaganda por toda España. Fue asiduo colaborador de una de las mejores publicaciones carlistas de la época, El Estandarte Real.

Casado con la hija del conde de Villafranca de Gaytán, Casilda Gaytán de Ayala (Vergara, 22 de julio de 1824-Ermua, 10 de septiembre de 1881); pese a las pérdidas que la guerra causó en su fortuna, pudo, gracias a la dote aportada por su mujer y a la ayuda de su suegro, hacer importantes reformas en el palacio de los Orbe en Ermua.

 

Obras de ~: “Memorias del Marqués de Valde-Espina sobre el levantamiento carlista de Vizcaya y convenio de Amorevieta”, en Biblioteca Popular Carlista, t. XXVI, Barcelona, La Hormiga de Oro, 1897, págs. 102-110.

 

Bibl.: A. Pirala, Historia contemporánea. Anales desde 1843 hasta la conclusión de la actual guerra civil, Madrid, Manuel Tello, 1875-1879, 6 vols.; F. de P. Oller, Álbum de personajes carlistas con sus biografías, t. I, Barcelona, La Propaganda Catalana, 1887-1891, pág. 136; R. Brea, Príncipe heroico y soldados, Barcelona, La Bandera Regional, 1912, pág. 104; T. Reina, Defensa del brigadier Sr. D. Enrique Bargés y Pombo que ante el Consejo de guerra de oficiales generales instruida con motivo de los sucesos de Lácar y Lorca ocurridos el 3 de febrero de 1875, leyó el 3 de octubre del propio año el coronel de Artillería [], Madrid, J. J. Heras, 1975.

 

Francisco Asín Remírez de Esparza

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares