Ayuda

Francisco Garrido Barrera

Biografía

Garrido Barrera, Francisco. Espera (Cádiz), 1893 – 21.VIII.1936. Dirigente obrero, concejal y alcalde de Espera (Cádiz) y promotor del primer ensayo de reforma agraria de la Segunda República en Andalucía a través de la Sociedad Espera Obrera.

Francisco Garrido Barrera era hijo de Cristóbal Garrido Vega, secretario de tendencia republicana del Ayuntamiento de Espera en Cádiz. Estudió en el colegio Santo Tomás de Aquino de Sevilla y en 1912 hizo en Madrid las oposiciones para ingresar en el Cuerpo de Correos, pero no superó las pruebas.

Casó en 1918 con María Luz Troncoso Armenta, de una familia originaria de Espera y afincada en Arcos, de cuyo matrimonio nacieron siete hijos. Ese mismo año de 1918 abrió una panadería en su pueblo, que sirvió durante un tiempo de medio de sustento para su familia. Este pequeño negocio se vino abajo cuando, en 1926, se inauguró en Arcos una nueva fábrica de harinas, con la que no pudo competir. Más adelante, consiguió hacerse representante comercial en la comarca de la sierra de Cádiz de la casa de vinos y vinagres Pérez de Ayala. Por aquellos años se hizo explícita su vocación literaria. Publicó artículos en el Diario de Arcos y, en 1927, escribió una novela corta, de contenido social, titulada Miserias andaluzas, que vio la luz en octubre de 1930, pocos meses después de la legalización de la asociación campesina Espera Obrera.

Garrido, como obrero independiente, organizó una candidatura republicana con la que concurrió y ganó las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, resultando elegido alcalde de Espera. Después, concurrió como independiente por la circunscripción de Cádiz a las elecciones generales a Cortes Constituyentes que convocó el Gobierno provisional presidido por Alcalá-Zamora el 28 de junio de 1931.

En estos comicios, Francisco Garrido, pese a no resultar elegido como diputado, fue el candidato más votado en Espera, donde obtuvo ochocientos cuatro votos, por delante del líder radical electo, Rodríguez Piñero (691).

En septiembre de 1931 fue comisionado por el municipio para gestionar en Madrid “la solución al problema del cultivo de las tierras” que iban a quedar “sin labrar en este término” en el siguiente año agrícola, y, con objeto de quedar liberado para ocuparse de los proyectos de Espera Obrera, promotora de los proyectos de reforma agraria; Garrido dejó la alcaldía el 15 de octubre del mismo año y permaneció de primer teniente de alcalde hasta el 8 de abril de 1933.

Blandiendo el decreto de intensificación de cultivos del Gobierno, de octubre de 1932, Garrido trazó un plan para asentarse en las tierras de la casa ducal de Medina de Rioseco, para lo cual presentó en el Ministerio de Agricultura su proyecto de intensificación que anticipaba el programa de reforma agraria. El Ayuntamiento local, además, se comprometía a garantizar o avalar el crédito correspondiente para poner en marcha la idea mediante la fianza de todos sus ingresos. Explicó su propuesta al director general del Instituto de Reforma Agraria (IRA), Adolfo Vázquez Humasqué, presentada como un “proyecto redentor de la miseria” que padecían los campesinos de este pueblo de la sierra de Cádiz. Estas gestiones fructificaron, y el ministro de Agricultura, Marcelino Domingo, firmó, el 28 de octubre de 1932, una orden en virtud de la cual se aplicaba a Espera el decreto de intensificación de cultivos, que hasta entonces afectaba exclusivamente a la provincia de Badajoz. Quedaban afectadas las fincas “Carija”, “El Infierno”, “El Chupón”, “La Zorrilla”, “Los Barros” y “El Amarguillo”, de 3.150 hectáreas, por pertenecer a una Grande de España. El IRA otorgó en noviembre de ese año los contratos de intensificación de cultivos de estas seis fincas de la duquesa de Medina de Rioseco y su familia, de las que el Estado se incautó con carácter temporal —en principio, por un período de un año— a cambio del pago de una renta. En los documentos contractuales figuraban como arrendatarios tanto el Ayuntamiento como la sociedad Espera Obrera. Seguidamente, estas fincas fueron sometidas a los programas de reforma agraria propiamente dicha.

Fue la primera experiencia de reforma agraria de la Segunda República en toda Andalucía y la segunda de España, después de una acometida en la provincia de Toledo.

Entre el 8 de abril y el 25 de mayo de 1933 ocupó de nuevo la alcaldía de Espera, de la que dimitió por discrepar de la actuación del IRA, aunque siguió de concejal hasta el 13 de agosto del año siguiente, fecha en que presentó su renuncia definitiva por un nuevo desacuerdo con el IRA sobre la aplicación de la reforma agraria en el municipio. Entretanto, concurrió a las elecciones generales del 19 de noviembre de 1933, como obrero campesino dentro de la candidatura del Frente Único Revolucionario. Aunque no resultó elegido, en su municipio fue quien obtuvo mayor respaldo, con el 99,5 por ciento de los votos emitidos, por encima de todos los candidatos electos por la circunscripción gaditana.

Apartado de la actividad política por enfermedad durante parte del bienio conservador, regresó al primer plano con la organización del Partido Comunista y con su contribución a la preparación de la candidatura del Frente Popular —en la que no se integró—, triunfante el 16 de febrero de 1936. En mayo de 1936 organizó el comité local del Socorro Rojo Internacional, por lo que, tras iniciarse la Guerra Civil, fue fusilado por fuerzas sublevadas en las tapias del cementerio de San Sebastián de Espera el 21 de agosto de 1936.

 

Obras de ~: Miserias andaluzas, Sevilla, Imprenta de D. Vaca, 1930 (reed. de Francisco Garrido Troncoso y pról. de Francisco Garrido Luceño, Montevideo, Imprenta Cordón, 1964; reed. de Francisco Garrido Luceño, Espera, Ayuntamiento, 1997).

 

Fuentes y bibl.: Archivo Municipal de Espera, Actas Capitulares, 1931-1936; Archivo General de la Guerra Civil, Consejo Ejecutivo del Instituto de Reforma Agraria, Actas, 1933; Archivo del Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario, Instituto de Reforma Agraria, Cádiz, leg. 11/1-23.

Boletín del Instituto de Reforma Agraria, Madrid, 1932-1936; E. Malefakis, Reforma agraria y revolución campesina en la España del siglo xx, Barcelona, Ariel, 1982 (5.ª ed.), pág. 364 y n. 104; F. Sígler Silvera, La reforma agraria en Espera. Francisco Garrido, pionero de los asentamientos campesinos de la II República en Andalucía, Madrid, Tréveris, 2000; Del señorío a la democracia. Jalones de la historia contemporánea de Espera, Cádiz, Diputación Provincial, 2007.

 

Fernando Sígler Silvera

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares