Ayuda

Manuel Lemaur de la Muraire

Biografía

Lemaur de Lamurere, Manuel. Madrid, 25.XII.1759 – Olivenza (Badajoz), 19.IV.1811. Militar, coronel del Ejército, coronel de Ingenieros, e ingeniero en jefe.

Ingresaba en el Cuerpo de Ingenieros como ayudante, después de haber estudiado las Matemáticas con su padre el ingeniero D. Carlos Lemaur, por un R. D. de 25 de julio de 1781, habiendo aprobado el examen preceptivo.

Tomó parte en la conquista de Menorca en 1782 con el duque de Crillon, pasando posteriormente a la dirección de Ingenieros de Castilla la Vieja. Trabajó con su padre y sus hermanos, todos ingenieros militares, en el canal del río Guadarrama, del que levantaba, en unión de todos ellos, un Mapa del primer trozo del canal de Guadarrama y de sus inmediaciones, que comprende desde el casco o estrecho de Peña, en el río de ese nombre, y el punto de las vertientes a él y el del Manzanares cerca de Las Rozas.

Fue destinado a Lérida en 1795, con motivo de la Guerra del Rosellón (o de la Convención), donde llevó a cabo reconocimientos y levantamiento de planos, como el relativo al “Terreno comprendido entre Besalú, Báscara, y parte del río Ter, costa de Rocha y Bañolas”. Al año siguiente se le designaba como director de las obras del citado canal del Guadarrama (había fallecido su padre, el anterior director y autor del proyecto), pasando más tarde de nuevo a Cataluña. En el principado, estuvo inicialmente reparando obras de fortificación en Cardona, y posteriormente levantando un plano de Barcelona, donde además trabajaba, a las órdenes del ingeniero D. Domingo Belestá en “las obras de este palacio”.

En 1801 pasaba sucesivamente destinado al reino de Galicia, a Castilla la Vieja, y de nuevo a Cataluña, en donde realizaría diversas obras en Cardona, Berga y Villafranca, siendo promovido a teniente coronel de Ingenieros en ese mismo año.

En 1804 se hacía cargo de la comandancia de Ingenieros de la plaza Barcelona, y un año más tarde, de la de Figueras. Con base en la citada plaza, materializaba el proyecto de una batería para la plaza de Rosas, “al frente de la villa de Castelló de Ampurias”, un plano de Viñolas con un proyecto de aumento de la población de sus inmediaciones,  un plano de la villa de Figueras, y planos relativos a la traída de aguas al castillo de Figueras, entre ellos un plano de la “dirección del conducto y la mina por donde pasan las aguas de la fuente de la villa de Llera a la plaza de Figueras”.

En 1808, al inicio de la Guerra de la Independencia se encontraba en Rosas, donde formando parte del Estado Mayor de la plaza, contribuyó en gran manera en su defensa (del 7 de noviembre de 1808 al 5 de diciembre de ese mismo año), así, en la noche del 30 de noviembre, los franceses habían abierto una brecha en el fuerte de la Trinidad, lanzándose al asalto, para descubrir que las tropas dirigidas por el ingeniero Lemaur habían logrado taponar la brecha con medios de circunstancias, por lo que tuvieron que retroceder hasta sus líneas.

En el Estado del Cuerpo de Ingenieros, correspondiente al año de 1809, D. Manuel Lemaur figuraba como prisionero de los franceses, situación en la que se encontraba después de la caída de la citada plaza de Rosas. En el Estado Militar de España de 1811 figura como coronel de Ingenieros, falleciendo en ese mismo año en la plaza de Olivenza.

           

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar de (Segovia), exps. personales.

E. Torner, “Servicios Militares del Cuerpo de Ingenieros durante la guerra de la Independencia”, en El Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Resumen Histórico de su Organización y Servicios durante la Guerra de la Independencia, Madrid, Memorial de Ingenieros, 1908; H. Capel et al., Los Ingenieros Militares en España. Siglo XVIII. Repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial, Barcelona, Publicaciones y Ediciones de la Universidad, 1983; J. A. Rodríguez-Villasante, “Protagonistas de la construcción española en el siglo XVIII. Los Ingenieros Militares y la Academia de Matemáticas de Barcelona”, en La Academia de Matemáticas de Barcelona. El legado de los Ingenieros Militares, Barcelona, Ministerio de Defensa, 2004.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño