Ayuda

Jerónimo de Cabanilles Vilarrasa y Gallach

Biografía

Cabanilles Vilarrasa y Gallach, Jerónimo de. ?, 1470 – Valencia, VII.1550. Embajador en Francia, gentilhombre de la Casa de Carlos V, baile de Liria, vicegerente de general gobernador en el reino de Valencia.

Hijo de Luis de Cabanilles y de Isabel Gallach, en su juventud fue capitán de la guardia personal de Fernando el Católico y participó, según confesión propia, en la guerra de Granada. Entre 1509 y 1511 fue embajador de Fernando II de Aragón en Francia en un momento en que la Sorbona bullía de estudiantes españoles. Luis Vives lo inmortalizó más tarde en sus Diálogos, dando un paseo imaginario por su ciudad de Valencia junto con Borja y Centelles. Como embajador intervino para frenar la agudización de las pugnas entre Luis XII y Julio II, así como para sostener la cordialidad de las relaciones entre el soberano francés y Fernando II de Aragón.

Junto con el embajador Jaime de Albión preparó el convenio relativo al Gobierno de Castilla que se firmó en Blois el 12 de diciembre de 1509; ambos supieron actuar con habilidad, evitando ir tan lejos en algunas de las concesiones como hubieran podido y estaban autorizados para hacerlo. Su experiencia de embajador aún le fue útil a Carlos I, pues además de oficiar como mediador ante los embajadores de los agermanados, el rey lo envió a Valencia junto con Pietro M. Anghiera para gestionar la aceptación de su persona por medio de un representante. En 1525 fue albacea del marqués de Brandeburgo, segundo esposo de la reina Germana de Foix.

A la muerte de su hermano Luis de Cabanilles, señor de Benisanó, vicegerente de la gobernación y lugarteniente general del reino de Valencia, heredó el mencionado señorío e, igualmente, sucedió a su hermano en la posesión del oficio de gobernador, en el que ya tenía experiencia previa por haberlo ejercido como coadjutor. Se ocupó muy especialmente de los problemas relacionados con la justicia, desde la represión del movimiento agermanado hasta el mantenimiento del orden público del país durante los virreinatos de Germana de Foix y del duque de Calabria.

Capitán de la guardia del emperador, gozó de la consideración de la casa real y murió en 1550. Según consta documentalmente, Jerónimo de Cabanilles juró el cargo de regente de la lugartenencia durante el virreinato en solitario de Fernando de Aragón, en agosto de 1537, diciembre de 1537 y abril de 1543, paralelamente a los juramentos de Fernando de Aragón como virrey del reino de Valencia.

Esta regencia de la lugartenencia distó mucho de ser nominal: se ocupó de prendimientos, citaciones, conflictos de jurisdicción, pagos, moriscos, galeras, aspectos defensivos y jurídicos, organización de treguas entre nobles conflictivos y cualesquier tipo de asuntos concernientes al virrey en sus frecuentes ausencias.

Cabe reseñar la implicación especialmente intensa en los conflictos surgidos entre las jurisdicciones real y eclesiástica. Igualmente, Cabanilles cumplió misiones muy significativas de delegación del poder regio, como las actas de creación de un noble o el nombramiento del empleo de capitán.

Así como Jerónimo de Cabanilles ejerció como coadjutor de la gobernación para su hermano Luis, él mismo tendrá su propio colaborador: desde 1529 será su sobrino Juan Lorenzo de Vilarrasa quien ejerza generalmente como gobernador, salvo en los momentos en que el viejo vicegerente de la gobernación decida reasumir las funciones gubernativas o su sobrino esté ausente o impedido. A partir del mencionado año, Cabanilles se abstendrá de ejercer sus funciones puramente gubernativas para dedicarse por completo a la “gobernación vicerregia”; es decir, a sus funciones como regente de la lugartenencia. Pero esta condición bicéfala de la gobernación valenciana será causa generadora de frecuentes inestabilidades, aflorando las contradicciones inherentes, personales e institucionales, a lo largo de las más de dos décadas en que se mantuvo esta situación. A mayor abundamiento, el juez de residencia Pedro de la Gasca suspendió en sus empleos, mediante provisión hecha por él mismo en Valencia el 21 de junio de 1544, a todos los altos oficiales de la gobernación incluido el titular de la gobernación, aunque posteriormente fueron reincorporados.

Durante el período en que estuvo cesado le reemplazó Melchor de Perellós.

Jerónimo de Cabanilles casó con Leonor de Borja Lanzol de Romaní y Moncada, sobrina nieta del papa Alejandro VI, fundó el monasterio de Jerusalén en Valencia y edificó el castillo de Alginet. Junto con su sobrino Juan Lorenzo, su familia alcanza el cénit en la administración del reino de Valencia.

 

Fuentes y bibl.: Real Academia de la Historia, Colección Salazar y Castro, A 9. fol. 24, A 12, fol. 240, A 13, fols. 36 y 94; Archivo de la Corona de Aragón, Cancillería, 3984, fols. 10v.-11; Archivo General de Simancas, Estado, Aragón, 267, fol. 140, 287, fols. 94, 194, 196, 218 y 224, 293, fols. 57 y 120, 297, fols. 66, 118, 148 y 151; Estado, Francia, K-1482, fol. 8; K-1629; K-1706, fol. 212; Patronato Real, 21, fol. 18; Archivo Municipal de Valencia, Cartes Reals, h3-3, fols. 84-88; Archivo del Reino de Valencia, Cartas Reales, Felipe Príncipe n.os 17, 18; Gobernación, litium, 2539, fols. 224-225; Real, 252, fols. 116v.-117; Real Audiencia, Parte Tercera, Apéndice, lib. 567, sin foliar; Biblioteca Nacional de España, ms. 20210, fol. 1.

J. Lodovivis Valentini, “Leges ludi”, en Lingvae latinae exercitatio, Basileae, Robertvm Winter, 1539; G. Escolano, Primera parte de la Década primera de la historia de la insigne y coronada ciudad y reyno de Valencia, Valencia, Pere Patrici Mey, 1610-1611 (ed. facs., Valencia, Universidad, Departamento de Historia Moderna, 1972, libro V, cap. X, 963); Segunda parte de la Década primera de la historia de la insigne y coronada ciudad y reyno de Valencia, Valencia, Pere Patrici Mey, 1610-1611 (ed. facs., Valencia, Universidad, Departamento de Historia Moderna, 1972, libro IX, cap. V, 1021, 1022); L. Fullana Mira, Los virreyes de Valencia, Valencia, 1916, pág. 404; J. Sanchis Sivera, Libre de Antiquitats. Manuscrito existente en el Archivo de la Catedral de Valencia. Transcripción y estudio preliminar por [...], Valencia, Editorial Diario de Valencia, 1925, págs. 52, 87, 143 y 146; S. Carreres Zacarés, Libre de memories de diversos sucesos e feyts memorables de coses senyalades de la ciutat e regne de Valencia (1308-1644), t. II, Valencia, Acción Bibliográfica Valenciana, 1935, págs. 726, 789, 800, 803, 804, 806, 811, 826 y 830; J. M. Doussinague, La política internacional de Fernando el Católico, Madrid, Espasa Calpe, 1944, págs. 249, 250, 252, 253, 256, 275, 279, 280, 313, 314, 379, 385-387, 396, 397, 402, 426- 428, 466, 468-472, 500-502, 544, 545, 553, 577-583, 618, 619, 637-641 y 661-663; A. de Santa Cruz, Crónica de los Reyes Católicos, t. II, ed. y est. de J. de Mata Carriazo, Sevilla, Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla, 1951, págs. 143-148 y 340; J. Manglano y Cucalo de Montull, Barón de Terrateig, “Aportación valenciana a la política exterior del Rey Católico”, en VV. AA., V Congreso de Historia de la Corona de Aragón. Fernando el Católico: pensamiento político, política internacional y religiosa, vol. II, Zaragoza, Institución Fernando el Católico, Diputación Provincial, 1956, págs. 169-171; F. Almela i Vives, El duc de Calàbria i la seua cort, Valencia, Sicània, 1958, págs. 66 y 67; J. Soria, Dietari de Jeroni Soria. Con un prólogo de Francisco de P. Momblanch Gonzálbez, València, Acción Bibliográfica Valenciana, 1960, págs. 35, 57, 98, 99, 101, 153 y 236-237; J. Manglano y Cucalo de Montrull, Barón de Terrateig, Política en Italia del Rey Católico, 1507-1516. Correspondencia inédita con el embajador Vich, vol. I, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1963, págs. 69, 70, 108, 132, 133, 144, 145, 169, 173, 174, 178, 179, 192, 212, 224, 234, 240, 245, 282 y 288, y vol. II, págs. 124, 149, 174-176 y 197; D. Pérez, El Llibre Blanch de la Governació, Valencia, Acción Bibliográfica Valenciana, 1971, págs. 309 y 334; R. García Cárcel, Cortes del reinado de Carlos I, València, Universidad, Departamento de Historia Moderna, 1972 (col. Monografías y Fuentes, vol. V), págs. 14, 17, 28, 214 y 228; R. Martí de Viciana, Crónica de la ínclita y coronada ciudad de Valencia. Estudio preliminar e índices por Sebastián García Martínez, Valencia, Departamento de Historia Moderna, 1972-1983, t. II, pág. 130, t. III, págs. 34, 239, 265 y 323, y t. IV, pág. 21; J. Reglà, “Les estructures polítiques i els esdeveniments”, en Història del País Valencia III. De les Germanies a la Nova Planta, Barcelona, Edicions 62, 1975, pág. 64; R. García Cárcel, Las Germanías de Valencia, Barcelona, Península, 1981, pág. 94; E. Durán, Les Germanies als Països Catalans, Barcelona, Curial, 1982, págs. 140, 153, 154, 160, 169 y 407; L. Martí Ferrando, Historia de la muy ilustre ciudad de Liria, Liria, Sociedad Cultural Liria, 1986, págs. 173, 175 y 181; T. Hampe Martínez, “Don Pedro de la Gasca, visitador general en el Reino de Valencia (1542-1545)”, en Estudis, Revista de Historia Moderna, 13 (1987), págs. 89-91; Don Pedro de la Gasca. Su obra política en España y América, Lima, Pontificia Universidad Católica de Perú, 1989, págs. 63-66; L. Martí Ferrando Benisanó y su historia, Benisanó, Ayuntamiento, 1990, págs. 72, 126, 128-135, 139, 143, 144 y 145; P. Pérez García, El justicia criminal de Valencia (1479-1707). Una magistratura urbana valenciana ante la consolidación del Absolutismo, Valencia, Generalitat Valenciana, Conselleria de Cultura, Educació i Ciencia, 1991, pág. 196; “Cabanilles, linaje de”, en VV. AA., Diccionario Histórico de la Comunidad Valenciana, vol. I, Valencia, Prensa Valenciana, 1992, pág. 172; VV. AA., Gran Enciclopèdia Catalana, vol. V, Barcelona, Enciclopèdia Catalana, 1996, pág. 450; S. Fernández Conti (dir.), Los servidores de las casas reales, en J. Martínez Millán (coord.), La corte de Carlos V, vol. III, Madrid, Sociedad Estatal para la Conmemoración de los Centenarios de Felipe II y Carlos V, 2000, pág. 101; J. Martí Ferrando, El poder sobre el territorio (Valencia, 1536-1550), Valencia, Biblioteca Valenciana, 2000, págs. 15, 43, 50, 79, 83-87, 117, 120-145, 157, 233, 237 y 306; “La corte virreinal en el reinado del emperador”, en Estudis. Revista de Historia Moderna, 26 (2000), págs. 99, 106 y 110; Instituciones y sociedad valencianas en el imperio de Carlos V, Valencia, Biblioteca Valenciana, 2002, págs. 9, 21, 22, 38, 49, 54, 63, 66, 111, 112, 160, 162, 165, 198, 205, 210, 211, 214 y 238; R. García Cárcel (coord.), Historia de España de los siglos XVI y XVII. La España de los Austrias, Madrid, Cátedra, 2003, pág. 66; J. Martí Ferrando, “La corte virreinal valenciana del duque de Calabria”, en Reales Sitios. Revista del Patrimonio Nacional, 158 (2003), págs. 20, 21 y 25; S. García Martínez, “Jerónimo de Cabanilles y Gallac”, en VV. AA., Gran Enciclopedia de la Comunidad Valenciana, t. III, Valencia, Prensa Valenciana, 2005, pág. 277.

 

Josep Martí Ferrando

Relación con otros personajes del DBE