Ayuda

Antonio María Ariza y Montero-Coracho

Biografía

Ariza y Montero-Coracho, Antonio María. Osuna (Sevilla), 1820 – Sevilla, 1899. Arqueólogo y coleccionista.

Personaje poco conocido hasta el momento, pese a su intensa actividad como arqueólogo y coleccionista, y a su estrecha relación con los principales arqueólogos sevillanos de la segunda mitad del xix.

Licenciado en Derecho Civil y Canónico, desempeñó el cargo de jefe superior honorario de la Junta Administrativa de los hospitales sevillanos, por el que obtuvo la Cruz de Beneficencia de 2.ª clase.

Ejerció el cargo de secretario de la Diputación Arqueológica Sevillana (1853-1868), participando en diversas excavaciones en Itálica. Posteriormente, ingresó en la Sociedad Arqueológica Sevillana.

Miembro de la Comisión Provincial de Monumentos de Sevilla, fue designado por la institución como delegado en Osuna, y en 1885 fue designado secretario de la institución. Además, fue vocal de la Sociedad Arqueológica de Carmona. De hecho, había realizado diversas excavaciones arqueológicas en las inmediaciones de Carmona (1874), en compañía de Francisco Mateos-Gago y de los hermanos Manuel y Juan Fernández López; mientras que, en 1876, realizó, junto con Demetrio de los Ríos, una visita a la necrópolis rupestre de Osuna, describiendo los sepulcros allí existentes, algunos conteniendo todavía restos de pinturas, y fueron los primeros en dar noticias sobre la ubicación del teatro romano de la Colonia Iulia Genetiva Urso. Hacia 1891 realizó excavaciones arqueológicas con J. Bonsor y A. Engel en la necrópolis de Las Alcantarillas de Itálica (Santiponce, Sevilla).

En 1892 participó, junto con Francisco Caballero- Infante y Zuazo, en la catalogación de la colección arqueológica de Francisco Mateos-Gago.

Producto de esta actividad arqueológica, fue la colección de antigüedades que llegó a reunir, hoy día desaparecida, y en la que predominaban principalmente los materiales italicenses, como, por ejemplo, el bronce referente a los juegos gladiatorios.

Su colección fue deshaciéndose poco a poco, tanto por ventas a otros coleccionistas españoles (Rafael Cervera) y extranjeros (A. M. Huntington), como por donaciones al Museo del Ateneo y Sociedad de Excursiones de Sevilla, hoy día desaparecido, y a la Colección Arqueológica Municipal de Sevilla, fondos éstos que pasaron posteriormente al Museo Arqueológico de Sevilla.

En 1877, fue designado correspondiente de la Real Academia de la Historia por su localidad natal. Una década más tarde, ingresó en el Ateneo y Sociedad de Excursiones de Sevilla, donde llegó a desempeñar el cargo de conservador del Museo de la institución.

En ese mismo año, esta institución le comisionó para asesorar a la Sociedad Arqueológica de Excavaciones de Osuna, de la que desempeñó el cargo de socio honorario y representante del Ateneo. Igualmente, fue socio de mérito de la Real Sociedad Sevillana de Amigos del País.

 

Obras de ~: Bosquejo biográfico de Don Juan Téllez Girón, IV conde de Ureña, Osuna (Sevilla), Imprenta Eulogio Trujillo, 1890; Apuntes manuscritos de Osuna, Osuna, 1890; con A. Ariza y Montero-Coracho y Fco. Caballero-Infante y Zuazo, Catálogo descriptivo de los objetos arqueológicos de la colección del Sr. D. Francisco Mateos Gago y Fernández, clasificados por [...], Sevilla, Tipografía El Obrero de Nazaret, 1891; Fundación e Historia de la Universidad de Osuna, Sevilla, 1893.

 

Bibl.: A. Engel, Guía Zarzuela, 8 (1872), pág. 253; “Fouilles exécutées aux environs de Séville”, en Revue Archeologique, XVII (1891), págs. 87-92; M. Méndez Bejarano, Diccionario de escritores, maestros y oradores naturales de Sevilla y su actual provincia, t. I, Sevilla, Tipografía Gironés, 1922, pág. 39; M.ª Pablo-Romero de la Cámara, Historia del Ateneo de Sevilla (1887-1931), Sevilla, Colegio de Aparejadores de Sevilla, 1982; J. Beltrán Fortes, “Arqueología e instituciones en la Sevilla del S. xix. La Diputación Arqueológica (1853-1868)”, en G. Mora y M. Díaz-Andréu (eds.), La Cristalización del Pasado: Génesis y Desarrollo del Marco Institucional de la Arqueología en España, Málaga, Universidad, 1997, págs. 231- 239; G. Mora Rodríguez, “Rafael Cervera y el coleccionismo numismático en España en la segunda mitad del siglo xix”, en Nvmisma, 239 (1997), págs. 175-207; A. Caballos Rufino, J. Marín Fatuarte y J. M. Rodríguez Hidalgo, Itálica Arqueológica, Sevilla, Universidad, 1999; J. Maier Allende, Jorge Bonsor (1855-1930). Un Académico correspondiente de la Real Academia de la Historia y la Arqueología Española, Madrid, Real Academia de la Historia, 1999, págs. 303-310; J. Maier y J. Salas, Comisión de Antigüedades. Andalucía: Catálogo e Índices, Madrid, Real Academia de la Historia, 2000, págs. 337, 340, 363, 372-374, 376 y 380-382; J. Salas Álvarez, “La Sociedad Arqueológica de Excavaciones de Osuna”, en V. Olivera Jorge (ed.), Actas del III.º Congresso de Arqueología Peninsular: UTAD, setembro de 1999, vol. I, Vila Real (Portugal), 2000, págs. 291-300; J. Salas Álvarez, Imagen historiográfica de la antigua Vrso (Osuna, Sevilla), Sevilla, Diputación Provincial, 2002, págs. 74 y 80; J. Beltrán Fortes, “Arqueología sevillana de la segunda mitad del siglo xix: una práctica erudita y social”, en M.ª Belén Deamos y J. Beltrán Fortes (eds.), Arqueología Fin de Siglo. La Arqueología española de la segunda mitad del siglo xix. Sevilla, Universidad, 2002, págs. 16-20: J. Maier Allende, “Arqueología sevillana finisecular”, en M.ª Belén Deamos y J. Beltrán Fortes (eds.), Arqueología Fin de Siglo. La Arqueología española de la segunda mitad del siglo xix, Sevilla, Universidad, 2002, págs. 63 y 82; J. Beltrán Fortes y J. M. Rodríguez Hidalgo, Itálica. Espacios de culto en el Anfiteatro, Sevilla, 2004, págs. 52-54.

 

Jesús Salas Álvarez