Ayuda

Ladislao (László) Orosz

Biografía

Orosz, Ladislao (László). Csizer, Szilag (Hungría), 18.XII.1697 – Trnava (Eslovaquia), 11.IX.1773. Jesuita (SI) expulso, misionero, superior y escritor.

Ladislao Orosz era sobrino de un notable general de las tropas del príncipe Rákóczy; cuando en 1707 las tropas de su tío tomaron Transilvania, Ladislao Orosz ingresó en el Colegio de los Jesuitas en Kassa. Nueve años después, ingresó en la Compañía de Jesús el 22 de febrero de 1716 en el noviciado de Kosice (Eslovaquia), de la provincia de Austria. Continuó sus estudios en el noviciado de Trencsén, y luego en Viena y Gratz. Volvió a la ciudad húngara de Tyrnau para enseñar Humanidades, y fue a Gyöngyös donde impartió Retórica Poética. En esta ciudad tomó conocimiento de la experiencia jesuítica en Paraguay y decidió sumarse a una expedición que se estaba formando en Austria. A la espera de poder embarcar, permaneció dos años en Sevilla, donde aprendió el castellano y concluyó sus estudios de Teología, y donde se ordenó de sacerdote en 1728 (antes de embarcar). Zarpó de El Puerto de Santa María el 24 diciembre de 1728, en la expedición dirigida por el padre Jerónimo Herrán (Patanes, Cantabria, 1672 – Córdoba, Argentina, 1743), que regresaba después de haber sido procurador de la provincia de Paraguay en Roma y en Madrid (1725-1729). Llegaron a Buenos Aires el 19 de abril de 1729.

Viajó inmediatamente a Córdoba del Tucumán, donde fue destinado a la Universidad o Colegio Máximo (1729-1732). A mediados de 1732, se le propuso que fuera al Colegio de Tarija, y de allí, a la misión de Chiriguanos. Pero los padres consultores negaron la propuesta del provincial al considerar que el padre Ladislao era fundamental para la Universidad; y, si bien esta decisión produjo en Orosz un gran desconsuelo, éste se llevó el unánime reconocimiento de sus compañeros. Quedaban postergados sus sueños de viajar a las misiones.

En Córdoba del Tucumán, donde hizo los últimos votos el 25 de marzo de 1733, fue profesor de Física y Filosofía así como rector y procurador del Colegio de Montserrat (1733-1738). Con este cargo, ingresó en el gobierno de la provincia y sus opiniones comenzaron a ser valoradas. Tal fue el caso de su propuesta de expansión hacia el sur, donde pensaba crear misiones desde el río Salado hasta el estrecho de Magallanes; pero la empresa no tuvo éxito, y las tres reducciones fundadas pronto desaparecieron.

Fue socio o secretario del provincial Antonio Machoni (Cagliari, Italia, 1672 – Córdoba, Argentina, 1753) durante el provincialato de éste (1739-1743) y rector del Colegio San Ignacio de Buenos Aires (1739-1743). Este cargo le permitió visitar las treinta reducciones (centros de población india dirigidos por los jesuitas, sometidos a la evangelización y a un régimen comunitario, muy reglamentado, basado en la obediencia, el trabajo y el igualitarismo socioeconómico). Al fin había logrado cumplir su sueño, si bien no como misionero, aunque la posibilidad de recorrer estas reducciones le permitió ayudar lo más que pudo a cada una de ellas.

En 1743, fue elegido rector del Colegio de San Ignacio a fin de reorganizarlo. Volvió a Córdoba y se le nombró maestro de novicios (1744-1745), pero, al año siguiente, los superiores lo enviaron a Europa como procurador en Roma y Madrid (1745-1748). Junto con su compañero Bruno Morales, embarcó en 1746. Al llegar al Viejo Mundo se entrevistó con el padre general y luego con Lodovico Muratori, el célebre historiador italiano que había escrito sobre las misiones españolas de Paraguay y que, al querer completar su libro (Il cristianesimo felice, la primera parte publicada en 1743 y la segunda, en 1749), consultó a Orosz. De allí viajó a Viena para solicitar misioneros y luego a Hungría, donde posiblemente visitó a sus familiares y maestros.

En el verano de 1749, regresó a Córdoba junto con Domingo Muriel (Tamales, Salamanca, 1718 – Faenza, Italia, 1795), Paucke, Martín Dobrizhofer (Friedberg, Austria, 1718 – Viena, 1791) y otros notables jesuitas que destacaron en sus labores misioneras. Nuevamente fue nombrado rector del Montserrat, donde formó a destacados hombres que serían importantes figuras del virreinato y del patriotismo, como los hermanos Funes, súbditos en especial del deán Gregorio (Córdoba, Argentina, 1749-Buenos Aires, 1829), quienes conocieron las ideas de Francisco Suárez, el jesuita granadino que pregonaba el origen democrático del poder. Frisando los sesenta, Ladislao Orosz se convirtió en un filósofo de notoria reputación y fue nombrado “resolutor de casos de conciencia” en 1754.

Escribió un informe detallado sobre el conflicto surgido a raíz del Tratado de Límites de 1750 entre España y Portugal. Es una carta fechada el 25 de marzo de 1756 en la ciudad de Córdoba (Argentina), dirigida al P. Provincial José Barreda, en la que de manera exhaustiva relata los acontecimientos ocurridos en las misiones jesuíticas del actual estado de Rio Grande do Sul (Brasil) como consecuencia directa de la aplicación del Tratado de Madrid, firmado por los monarcas Fernando VI de España y Juan V de Portugal.

Desde 1757 fue canciller de la Universidad de Córdoba y logró la instalación de una imprenta en la misma. Allí le llegó la orden de expulsión el 12 de julio de 1767. Fue embarcado en la fragata Venus y quedaron truncados sus cuarenta años de trabajo en la provincia de Paraguay. Y a en Europa, soportó ocho meses de cárcel en Cádiz; una vez liberado, se trasladó a Viena, donde se entrevistó con la emperatriz María Teresa a fin de solicitarle que intercediera por los jesuitas compatriotas. A mediados de 1768, Orosz regresó a Hungría para dar clases en el Colegio de Nagyszombat, del que, al poco tiempo, fue nombrado rector. Allí llegaron cartas de los alumnos del Monserrat, que contaban, entre otras cosas, que la imprenta funcionaba clandestinamente. Al desembarcar en Cádiz, los jesuitas no españoles fueron despachados a sus provincias de origen. Destinado al Colegio de Tyrnau (Trnava), del cual fue rector, Ladislao Orosz falleció poco después de la supresión de la Compañía (agosto de 1773). Escribió (en 1759) treinta y nueve biografías de jesuitas de la provincia de Paraguay, que continúan Décadas de varones ilustres, que había comenzado a escribir Nicolás del Techo en el siglo XVII. Las Décadas de Techo reúnen entre ocho y diez biografías por década de misioneros distinguidos durante el siglo XVII. Orosz retomó este trabajo y lo amplió con cuatro nuevas décadas de biografías, comenzando con la del mismo Nicolás del Techo, que a su vez fue recuperada por Furlong y editada en el siglo XX.

Por su fuerte, subyugadora y emprendedora personalidad, Ladislao Orosz gozó de mucha popularidad y fue considerado por sus contemporáneos como el segundo fundador de la provincia jesuítica de Paraguay.

 

Bibl.: J. Stöcklein, Der Neue Welt-Bott, n.º 285 y 511, Augsburgo, Graz, 1726-1736; C. Sommervogel, Bibliothèque de la Compagnie de Jesus, vol. V, Bruxelles-Paris, O. Schepens-A. Picard, 1890, col. 1946; H. Huonder, Deutsche Jesuitenmissionäre des 17. und 18. Jahrhs, Friburgo/B, 1899, págs. 65 y 92- 93; P. Tacchi Venturi, “Corrispondenza inedita di Ludovico Antonio Muratori con i Contucci, Lagomarsini e Orosz della Compagnia di Gesù”, en Scritti vari di Filologia a Emesto Monaci, Roma, Forzani, 1901, págs. 263-306; P. Pastells, Historia de la Compañía de Jesús en la Provincia del Paraguay según los documentos originales, vol. VII, Madrid, Librería General de Victoriano Suárez, 1912-1949, págs. 637-639, 646 y 659-663; G. Furlong, “Ladislao Orosz, ex-profesor y ex-rector de la Universidad de Córdoba”, en Estudios, 55 (1926), págs. 325- 347; V. D. Sierra, Los jesuitas germanos en las conquista espiritual de Hispano-América, siglos XVII-XVIII, Buenos Aires, Orbis, 1944, págs. 198-199, 203, 295-296 y 314-316; G. Furlong, Ladislao Orosz y su Nicolás del Techo (1759), Buenos Aires, Ediciones Teoría, 1966; H. Storni, Catálogo de los jesuitas de la Provincia del Paraguay (Cuenca del Plata), 1585-1769, Roma, Institutum Historicum Societatis Iesu (IHSI), 1980, pág. 207; L. Szabo, El húngaro Ladislao Orosz en tierras argentinas, 1729-1767, Buenos Aires, Fundación para la Educación, la Ciencia y la Cultura, 1984; L. Lukacs, Catalogus generalis seu nomenclator biographicus personarum provinciae Austriae S. J. (1551-1773), vol. II, Roma, IHSI, 1987-1988, pág. 1119; C. J. Mcnaspy, “Orosz, Ladislao”, en Ch. E. O’Neill y J. M.ª Domínguez (dirs.), Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús. Biográfico-Temático, Roma-Madrid, IHSI, Universidad Pontificia Comillas, 2001, pág. 2436; A. Mª. Martínez de Sánchez, “Ley y doctrina en el Tractatus de Bulla Cruciate de Ladislao Orosz”, en J. de la Puente Brunke y J. A. Guevara Gil (coord.), Derecho, instituciones y procesos históricos: XIV Congreso del Instituto Internacional de Historia del Derecho Indiano, vol. 1, Lima, Fondo Editorial - Pontificia Universidad Catolica del Perú, 2008, págs. 159-180; J. Guadalupe Cargnel, “Biografías de jesuitas realizadas por jesuitas. La edición de Guillermo Furlong sobre Ladislao Orosz y su Nicolás del Techo”, en Antíteses, 6, 12 (2013), págs. 196-216; A. E. Ceballos, P. B. Cesano, Mª. Janet Martins, “Un inédito informe del P. Ladislao Orosz”, en IHS: Antiguos Jesuitas en Iberoamérica, 4, 1 (2016), págs. 148-169.

 

Antonio Astorgano Abajo

Relación con otros personajes del DBE

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares