Ayuda

Vicente Alcalá-Galiano y Alcalá-Galiano

Biografía

Alcalá-Galiano y Alcalá-Galiano, Vicente. Doña Mencía (Córdoba), 23.II.1757 – Cádiz, 3.XI.1810. Economista, científico, alto funcionario de Hacienda y profesor de matemáticas del Real Colegio de Artillería de Segovia.

Su padre, perteneciente a la hidalguía provincial andaluza controladora de oficios municipales, hizo carrera en las milicias provinciales y enfocó hacia el destino militar a tres de sus hijos, dos de los cuales —Dionisio y Vicente— ingresaron en academias militares y alcanzaron celebridad.

Vicente hizo sus primeros estudios en Cabra (Córdoba), en el Real Colegio de Estudios Mayores de la Purísima Concepción. Después, ingresó como cadete, a finales de 1770, en el Real Colegio de Artillería de Segovia. Desde 1774 como ayudante y desde 1781 como titular, enseñó Matemáticas en dicho colegio. Como militar, alcanzó los grados de teniente de Artillería en 1780 y de capitán de Infantería en 1784. Figura en 1779 como uno de los primeros socios de la Real Sociedad Económica Segoviana de Amigos del País, alcanzando en ella, desde el principio, una posición muy influyente. Como secretario de la misma, entre 1781 y 1789, intervino en prácticamente todas las iniciativas de la Sociedad (muchas de las cuales surgieron a propuesta suya), marcando en gran medida su línea ideológica por medio de numerosos dictámenes y memorias que ocupan una parte sustanciosa de los cuatro tomos de Actas y Memorias que publicó la Económica segoviana en 1785, 1786, 1787 y 1793. La variada labor ilustrada desplegada por dicha corporación le llevó a su secretario a interesarse por los autores económicos de su tiempo (Campomanes, Arriquíbar, Necker, Dupont de Nemours, Adam Smith, etc.), así como a traducir algunos textos científicos muy representativos de las preocupaciones ilustradas (sobre meteorología agrícola, electroterapia, enfermedades del trigo...). Fue muy destacada su aportación a la defensa de la reforma de las rentas provinciales y al establecimiento del nuevo impuesto de frutos civiles que impulsó el ministro Lerena, con apoyo de Floridablanca, en 1785. Alcalá-Galiano se convirtió en su principal propagandista, utilizando para ello las ideas de los más novedosos autores económicos del momento, y de un modo exclusivo, desde marzo de 1788, las de Adam Smith (si bien corrigiendo su excesivo fisiocratismo en lo referente al comercio exterior). Todo el tercer tomo de Actas y Memorias de la Sociedad (1787), se dedicó a apoyar dicha reforma fiscal, incluyendo un extenso estudio de nuestro autor quien, inmediatamente, fue incorporado al equipo de colaboradores más directos de Lerena, en noviembre de 1787. como comisario de guerra fue premiado el 13 de enero de 1789 con los honores de Caballero de la Orden de Carlos III, y nombrado, el 29 de mayo de 1789, oficial de la Secretaría de Hacienda. Ello le obligó a dejar su cargo de secretario de la Sociedad Económica segoviana, aunque no a desligarse de ella, pues —ahora desde Madrid— continuó colaborando, llegando a dirigirla entre 1794 y 1799. Fue un funcionario muy poderoso e influyente con Lerena, y mucho más con su sucesor Gardoqui, hasta el punto de que, cuando Cabarrús fue procesado, acusó a Alcalá-Galiano de ser el principal instigador de su desgracia. Como derivación de sus responsabilidades en la Secretaría de Hacienda asumió el 28 de agosto de 1794 el gobierno del Real Sitio de San Fernando. El 23 de diciembre de 1795, pasó a ocupar una de las direcciones generales de Rentas y, como consecuencia, a formar parte del Consejo de Hacienda. Su antigüedad en dicho Consejo le llevó, en 1804, a presidir el Tribunal de la Contaduría Mayor.

Con la supresión, el 25 de septiembre de 1799, de las direcciones generales de Rentas, quedó reducido a su puesto en el Consejo de Hacienda, en un discreto segundo plano político. En 1801 casó con una pariente de Floridablanca, María de las Mercedes Bermúdez Moñino, con quien tuvo cinco hijos varones.

Sólo los acontecimientos de 1808 le harán recuperar protagonismo, no sólo en lo referente a la Hacienda, sino incluso con una dimensión política general. El nombramiento de su amigo Miguel José de Azanza como ministro de Hacienda a raíz del Motín de Aranjuez y la caída del tesorero Noriega, llevaron a Alcalá- Galiano a aceptar el nombramiento el 18 de mayo de 1808 de tesorero general (tras la reforma de 1799, el puesto más elevado de la Real Hacienda después del ministro). Con reticencias, aceptó acompañar a Azanza a Bayona, donde el ministro debía presentar a Napoleón un informe detallado de la situación económica de la monarquía española. Una vez allí, fue designado por Murat, el 7 de junio de 1808, para completar la asamblea que había de refrendar la Constitución propuesta por Napoleón. A su vuelta de Bayona, ejerció de Tesorero General desde julio de 1808 hasta febrero de 1809 (en 1809, primero en el Madrid ocupado por el rey José, y luego en Sevilla y Cádiz con el gobierno de la Junta Central). En 1810 lo fue en cesación hasta su muerte.

El 19 de febrero de 1809, huyó de la capital junto con su hermano Antonio María (alcalde de Corte) y buena parte de los funcionarios de la Tesorería General y algunos miembros del Consejo de Castilla, siendo acogidos por la Junta Central en Sevilla, a la vez que proscritos por José Bonaparte mediante decreto de 9 de marzo de 1809. En Sevilla, Alcalá-Galiano aportó a la Junta Central algunas curiosas propuestas (una Instrucción sobre el corso terrestre, que puso en vigor la Junta el 17 de abril de 1809 para controlar las guerrillas; o la elaboración de un Boletín o Gaceta militar de los ejércitos, para utilizar la propaganda contra los franceses, igual que hacía Napoleón), aunque su tarea principal fue recomponer la Tesorería. Como tesorero general en ejercicio al servicio de la Junta Central, aparte de la lucha por la difícil financiación del día a día de la guerra, tuvo que encarar, por un lado, el conflicto con las juntas provinciales, cuyas finanzas pretendía controlar la Central, y, por otro, la abolición de las rentas provinciales, sustituyéndolas por una contribución directa (decisión que acabarían tomando finalmente las Cortes en 1813). Para Alcalá-Galiano, esta reforma era inaceptable, y para su refutación elaboró un extenso Informe en el que hacía una interesante recapitulación de sus ideas hacendísticas, económicas y políticas (estas últimas, ya muy alejadas de sus juveniles entusiasmos por Mably y Rousseau). Este Informe fue impreso meses después de haber sido escrito, puesto que el Consejo de Regencia le denegó repetidas veces su permiso para publicarlo, dejando bien patente hasta qué punto Galiano se había convertido en un personaje políticamente inconveniente, a pesar de su sólida experiencia hacendística. Tras su muerte, el 3 de noviembre de 1810 en Cádiz, víctima de la epidemia de fiebre amarilla, su hermano Antonio María publicó algunos de sus últimos escritos y defendió las posiciones del hermano en la discusión parlamentaria que tuvo lugar, entre julio y septiembre de 1813, en torno a la abolición del sistema antiguo de rentas.

 

Obras de ~: Construcción y uso de los instrumentos meteorológicos, s. l., 1783; “Sobre la Industria en general, y sobre los medios de promoverla en esta Provincia” (1781), “Obligaciones de los Socios Protectores de los Oficios, con algunas advertencias para la revisión de las ordenanzas gremiales” (1781), “Método para la enseñanza de las Primeras Letras y Gramática Latina” (1782), “Sobre la Economía Política” (1783), “Extracto de las Actas de la Sociedad, desde su fundación hasta 31.X.1784” (1784) y “Poesía” (1784), en Actas y Memorias de la Real Sociedad Económica de los Amigos del País de la Provincia de Segovia (AMRSEAPPS) (Segovia, Imprenta de Antonio Espinosa), I (1785); “Sobre los nuevos impuestos” (1783), “Elogio del Sr. D. Melchor Fuertes y Lorenzana” (1784), “Extracto de las Actas de la Sociedad de Segovia” y “Sobre las enfermedades del Trigo”, en AMRSEAPPS, vol. II (1786); Preservativo seguro de la enfermedad del trigo llamada comúnmente Niebla o Tizón [...], Segovia, Antonio Espinosa, 1786; J. Toaldo, La Meteorología aplicada a la Agricultura [...], trad. de ~, Segovia, Espinosa, 1786; M. de la Varenne, Memoria sobre los distintos modos de administrar la electricidad [...], trad. de ~, Segovia, Espinosa, 1786; P. S. Dupont de Nemours, Ideas sobre la naturaleza, forma y extensión de los socorros que conviene dar a los enfermos Pobres en una Ciudad populosa, trad. de ~, Segovia, Antonio Espinosa, 1787; con V. Morón de Arce, “Perjuicios del antiguo sistema de rentas provinciales; y utilidades y ventajas de él que se establece por los nuevos reglamentos” y “Sobre la necesidad y justicia de los tributos, fondos de donde deben sacarse, y medios de recaudarlos” (1788), en AMRSEAPPS, III y IV (1787 y 1793), respect.; con D. M. Gallard, Colección Alfabética de los Aranceles de Francia, Madrid, Lorenzo de San Martín y Antonio Espinosa, 1789, 3 vols.; Instrucción que S. M. se ha dignado aprobar para el corso terrestre contra los exércitos franceses, Sevilla, 1809; Informe del Tesorero general en exercicio D. Vicente Alcalá Galiano sobre la representación que la Junta superior de Valencia hizo en 15 de setiembre de este año a la Suprema gubernativa del Reyno, reclamando la R. O. de 20 de agosto anterior, en que se encargaba el cumplimiento de las Reales instrucciones en la distribución de los caudales del Erario, Sevilla, Imprenta Real, 1809; con A. Alcalá Galiano (ed.), Informe de D. Vicente Alcalá Galiano sobre el Decreto de 11 de agosto de 1809 en que se mandaron suprimir las rentas provinciales, Valencia, Benito Monfort, 1810; Representaciones y cartas de don Vicente Alcalá-Galiano, sobre que se le permita la impresión del Informe que hizo a S. M., con fecha 15 de Septiembre de 1809, a consecuencia del Decreto de 11 de Agosto del mismo año, y Reales Resoluciones que de sus resultas se dieron, Madrid, Repullés, 1812; Sobre la economía política y los impuestos, ed. de J. M. Valles Garrido, Segovia, Academia de Artillería de Segovia, 1992 [contiene: “Sobre la industria en general [...]”, “Sobre la Economía Política”, “Sobre los nuevos impuestos”, y “Sobre la necesidad y justicia de los tributos, fondos de donde deben sacarse, y medios de recaudarlos”, arts. cits.].

 

Bibl.: A. Elorza, La ideología liberal en la Ilustración española, Madrid, Tecnos, 1970; F. López Castellano, Liberalismo económico y reforma fiscal. La contribución directa de 1813, Granada, Universidad y Fundación Caja Granada, 1995; J. Hernández Andreu, “Reformismo tributario ilustrado: Floridablanca, Vicente Alcalá Galiano y los frutos civiles”, en E. Fuentes Quintana (ed.), Economía y economistas españoles, vol. III, Barcelona, Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, 1999; J. M. Valles Garrido, Vicente Alcalá-Galiano (1757- 1810): Pensamiento económico y reformismo fiscal en la España de la Ilustración, tesis doctoral, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), 2001 (inéd.); J. L. García Hourcade, La meteorología en la España ilustrada y la obra de Vicente Alcalá Galiano, Segovia, Asociación Cultural Biblioteca de Ciencia y Artillería, 2002 [contiene: “Memoria sobre la construcción y uso de los Instrumentos Meteorológicos” y “La Meteorología aplicada a la Agricultura”]; J. M. Valles Garrido, Un científico amigo del país en la España de la Ilustración: Vicente Alcalá-Galiano (1757-1810), Madrid, Fundación Jorge Juan, 2004.

 

José Manuel Valles Garrido

Relación con otros personajes del DBE

Personajes similares