Ayuda

Martín de Larios y Herreros

Biografía

Larios y Herreros, Martín. Marqués de Larios (I). Laguna de Cameros (La Rioja), 11.XI.1798 – París (Francia), 18.XII.1873. Industrial.

En 1814 falleció Gregoria Herreros, madre de Martín, con lo que su padre, Pablo Larios, enviudaba por segunda vez. Éste decidió trasladarse a Andalucía junto a cuatro de sus hijos, estableciéndose en Málaga.

Allí, Martín —sin duda alguna el más emprendedor de los hermanos— inauguró su carrera comercial en un establecimiento de tejidos. En los primeros años se dedicó con su hermanastro Pablo al comercio con el extranjero, estableciendo sociedades en Gibraltar: Larios Hnos., y en Cádiz: Martín Larios, Lasante y Cía., mientras su padre, su hermanastro Manuel Domingo y su hermano Juan, desarrollaban actividades paralelas en Málaga.

Fallecido Manuel Domingo, la sociedad Manuel Domingo Larios y Hermano entró en liquidación.

Así, en 1831 Martín Larios se trasladó definitivamente a Málaga, donde formó una nueva entidad bajo la denominación de Larios Hermanos y Cía. junto a su hermano Juan y a otro socio llamado José López Lerdo. En 1835 fue nombrado vocal de la Junta Directiva del Gobierno Provisional de Málaga y también presidente de la Junta de Comercio.

Inició y fundó en 1847 la Industria Malagueña, empresa paradigmática del sector textil andaluz, una fábrica de hilados y tejidos cuyos productos competían con los mejores del extranjero. Prestó ayuda en los Altos Hornos a Manuel Agustín de Heredia —en 1833 se habían encendido los primeros en Marbella a instancias de éste—; dio gran impulso a la fabricación del azúcar fundando, con todos los adelantos modernos, cuatro ingenios que llevaron el bienestar a los pueblos de Vélez-Málaga, Nerja, Torrox y Motril; a él se deben las fábricas de aceites y jabones en la vieja zona perchelera, calle de la Constancia y aledañas de la parroquia malagueña del Carmen, y la realización de explotaciones mineras; y junto con su hermano Pablo, emprendió la construcción de canales de riego, tomando el agua del río Genil y del Guadiaro, transformando los terrenos regados en los más fértiles y hermosos de Andalucía.

En 1860 intervino en el consejo de administración del Ferrocarril Málaga-Córdoba como socio fundador.

También intervino en la Sociedad de Vapores, y en la Compañía de Seguros y Banco de Málaga.

Isabel II le concedió la merced de título de marqués de Larios en 1865. Hombre caritativo, junto a la fábrica de hilados levantó un estupendo asilo que entregó a las Hermanitas de los Pobres. En su interior se halla el panteón de los Larios donde se encuentran los restos mortales del fundador y de algunos de sus familiares. Fue designado senador vitalicio (períodos 1861-1862, 1862-1863, 1864-1865, 1866-1867 y 1867-1868). En 1871 y en 1872 (1.ª) fue senador por la provincia de Málaga.

Fue empresario inteligente con habilidad para diversificar los frentes de su actividad mercantil; un excelente comerciante, de laboriosidad y constancia, y mucho talento para los negocios, que hizo importantes realizaciones industriales, mercantiles y promocionales, teniendo una influencia notabilísima en la España de la primera mitad del siglo xix. Junto a Manuel Agustín de Heredia y los Loring, formó una de las sagas de poder económico y político, apoyando y financiando la restauración borbónica a través de Cánovas.

 

Fuentes y bibl.: Archivo Histórico del Senado, Expediente personal del Senador Vitalicio D. Martín Larios Herreros y Senador por la provincia de Málaga, HIS-0241-01.

VV. AA., Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, t. XXIX, Madrid, Espasa Calpe, 1916, pág. 847; B. Allona Cañas, Ensayo de Monografía Histórica de Laguna de Cameros, Logroño, Imprenta y Librería Moderna, 1925, págs. 113-114 y 157; A. Calvo, ¡Éste es mi pueblo!... Laguna de Cameros (Logroño-España), Logroño, 1951, pág. 117; J. A. Jiménez Quintero, “Industria Malagueña, S. A.”, en Jabega (Málaga), n.º 15 (septiembre de 1976), págs. 58-65; J. Morilla Critz, Gran capital y estancamiento económico en Andalucía. Banca y ferrocarriles en Málaga en el siglo xix, Córdoba, Universidad, Instituto de Historia de Andalucía, 1978; F. J. Rodríguez Marín, “Las clases industriales y su papel en la transformación de la Málaga decimonónica: la Casa Larios”, en Jabega (Málaga), n.º 62 (diciembre de 1988), págs. 52-60; A. Parejo Barranco, Málaga y los Larios, Málaga, Arguval, 1990; F. J. Rodríguez Marín, “Los Larios y la transformación de Málaga en el siglo xix”, en VV. AA., Patronos, promotores, mecenas y clientes, VII Ceha, Murcia, Actas Mesa I, Murcia, Universidad, 1992, págs. 661-674; J. Regueira Ramos, “Los Larios en el campo de Gibraltar”, en Almoraima, n.º 17 (1997), págs. 265-280; J. A. Jiménez Quintero, “La Casa Larios de Málaga”, en Péndulo, n.º 14 (1997), págs. 100-109; A. Parejo Barranco, La Producción Industrial de Andalucía (1830-1935), Sevilla, Instituto de Desarrollo Regional, 1997; R. Calvo y C. Redondo, Hijos Ilustres del Camero Viejo, Logroño, Asociación para la Recuperación Cultural y del Entorno de Soto en Cameros (ARCES), 2005, págs. 63-64; http://www. larios.com (página web oficial del marqués de Larios); http://www.lopezcuenca.com/malagana2/mala gana/ Palacio/Palacio2.htm.

 

Roberto Calvo Torre

Relación con otros personajes del DBE

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares