Ayuda

Albino González Menéndez-Reigada

Biografía

González Menéndez-Reigada, Albino. Corias, Cangas de Narcea (Asturias), 18.I.1881 – Córdoba, 13.VIII.1958. Dominico (OP), obispo de Tenerife y Córdoba.

Fray Albino González y Menéndez-Reigada ingresó en 1896 en el convento de dominicos de su ciudad natal, y realizó su profesión religiosa en 1897. Terminados los estudios de Humanidades, Clásicas y Filosofía en este mismo convento, pasó a la Facultad de San Esteban de Salamanca, donde cursó Derecho Civil y Filosofía y Letras en la Universidad Literaria, fue becario en el colegio de San Bartolomé de Madrid, donde realizó el doctorado con Premio Extraordinario.

A los veinticinco años fue ordenado sacerdote en Valladolid. Pensionado por la Universidad de Salamanca estudió en la Universidad de Roma en 1911 y Filología de las Lenguas Neolatinas en la de Berlín en 1912. Más tarde amplió sus estudios en la Universidad de Friburgo y en otras de Suiza. En septiembre de 1912 regresó a España, y fue nombrado director de la revista La Ciencia Tomista y superior de la residencia de Santo Domingo el Real de Madrid. Al mismo tiempo era profesor de Ética, Filosofía y Derecho en la Academia Universitaria Católica. Desde 1917 en que dejó la dirección de la revista, la predicación le absorbió totalmente. Comenzó a ser reconocido rápidamente y fue nombrado lector y maestro en Sagrada Teología y predicador general de la Orden, predicador de Su Majestad el rey Alfonso XIII y predicador de honor de la Universidad de Salamanca. Otros títulos que obtuvo a lo largo de su vida fueron: socio académico de la Pontificia y Real Academia de Lérida, caballero esclavo de San Juan Evangelista y Santísima Resurrección de Cristo, socio de mérito de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, Gran Cruz de Oro de la Cruzada de Tierra Santa, capellán y caballero-secretario de la Real Maestranza de Sevilla y Ronda, Cruz del Mérito Civil, Gran Cruz de Beneficencia, Gran Cruz Meritísima de San Raimundo de Peñafort, asistente al Solio Pontificio.

Dejó publicadas más de treinta y cinco obras de las materias más variadas, destacando las doctrinales, biográficas y literarias. La que más relevancia tuvo fue el Catecismo Patriótico Español (1939), que fue de obligado aprendizaje en las escuelas durante la primera posguerra, hasta que tras el cambio de la doctrina pontificia fue retirado. Asiduo colaborador de diversas publicaciones nacionales y extranjeras como El Lábaro de Salamanca, Prensa Asociada, La Gaceta de Tenerife, La Prensa de Tenerife, La Voz del Valle de la Orotava en Santa Cruz de Tenerife, Acción Social de Santa Cruz de la Palma, Las Noticias de La Laguna, Ya de Madrid, Córdoba, El Español, Juventud, Alcalá, El Ciervo, Incunable, Pax y otras.

Vacante la sede episcopal de Tenerife, fue nombrado obispo el 18 de diciembre de 1924 y, consagrado en la catedral de Madrid el 19 de julio siguiente, tomó posesión el 12 de agosto. En los veintiún años que permaneció en Tenerife duplicó el número de parroquias, reparó y construyó cincuenta y una iglesias o ermitas, veintisiete casas rectorales, reconstruyó el seminario, reorganizó el plan de estudios, triplicó el número de alumnos y de ordenados y creó centros sociales y educativos, como las escuelas profesionales.

Entabló amistad personal con el general Franco, siendo el encargado por los metropolitanos españoles para informar al Vaticano sobre el catolicismo del nuevo Estado Español.

El 18 de febrero de 1946 fue nombrado obispo de Córdoba, tomó posesión el 5 de junio y permaneció en esta ciudad hasta su muerte. Fray Albino fue el obispo que restañó muchas de las heridas abiertas por la injusticia social, el hambre, la miseria, la falta de vivienda y la guerra. La imagen que prevalece es la de un pastor con un programa pastoral perfectamente pergeñado desde el primer día de su pontificado. Su amplia labor pastoral vio sus frutos en la construcción y arreglo de dieciséis nuevas iglesias o ermitas en Córdoba y cincuenta y cinco en los pueblos. Duplicó el número de parroquias con la creación de noventa y una nuevas, acomodó el seminario mayor de San Pelagio, fundó el seminario menor de Nuestra Señora de los Ángeles en Hornachuelos, con capacidad para cien alumnos. A su llegada a esta capital andaluza, quedó impresionado por la multitud de miserables chozas que, junto a las murallas del río, daban refugio a otras tantas familias. Para paliar esta situación de injusticia social emprendió la tarea de dotar a muchos miles de personas de una vivienda digna. Para ello, tras las inundaciones de 1947 fundó la asociación benéfica “Sagrada Familia”, que construyó los barrios de Cañero y Campo de la Verdad, con cinco mil viviendas de tipo económico que ocuparon un total de 26.557 habitantes. Levantó en ellos dos iglesias parroquiales, con sus correspondientes casas rectorales y de Acción Católica, dos cines, un campo de deportes, panificadoras, economatos, tiendas de comercio, bares y talleres de artesanía. Su labor social también se plasmó en la fundación de diversos patronatos como el de “San Alberto Magno” para fomentar la enseñanza primaria e iniciación profesional, con un total de doscientas tres escuelas que asistían a nueve mil alumnos, el de “Nuestra Señora de la Fuensanta” para dar acogida a niños desprovistos de apoyo y recursos económicos, dándoles formación y puesto de trabajo, con más de doscientos niños y jóvenes, y el “Patronato Social Obrero” que prestaba ayuda a obreros necesitados para independizarse (merece citarse la creación de la Tipografía Católica) y promovió varias obras sociales, como ayuda a los inválidos enseñándoles a fabricar objetos de esparto y palma, una escuela de primaria, otra de artesanía-radio, encuadernación y plata.

El pueblo de Córdoba reconoció su labor en su multitudinario entierro. Hoy su figura se recuerda en gran parte de la población cordobesa beneficiaria de sus obras sociales, en un colegio público y una avenida que llevan su nombre y varios monumentos erigidos al Obispo Blanco (por su hábito de dominico) en los barrios que él construyó.

 

Obras de ~: Santo Tomás de Aquino, Salamanca, 1918; Manojito de Mirra, Vergara, 1919; Los pasos de la pasión, La Laguna de Tenerife, 1919; La justicia, Madrid, Bruno del Amo, 1922; La Ciencia del Amor, Madrid, 1922; Excursión al Teide, Santa Cruz de Tenerife, 1927; ¿Dónde está tu Dios?, Madrid, 1928; La isla de la Palma de Mar a Cumbre, Santa Cruz de Tenerife, 1929; Princesa y Santa, Salamanca, 1929; Vida de San Alberto Magno, Doctor en la Iglesia, Almagro (Ciudad Real), 1932; Triduo al SS. Cristo del Amor Misericordioso, Salamanca, 1932; Novena al SS. Cristo de Tacoronte, La Laguna, 1932; Catecismo Patriótico Español, Salamanca, 1932 (3.ª ed.) (Barcelona, Península, 2003); El Padre Cueto, Obispo de Canarias, Santa Cruz de Tenerife, 1939 (2.ª ed. Madrid, Gráficas del Campo, 1963); Evangelio para los Domingos y días festivos, Madrid, 1940; La Ley del Trabajo y del Descanso, La Laguna de Tenerife, 1940; Los caminos de la Dicha, Santa Cruz de Tenerife, 1940; Nociones fundamentales de mística, Santa Cruz de Tenerife, 1940; Mujeres de España, Santa Cruz de Tenerife, 1941; Doctrina y Devoción al amor misericordioso, Madrid, 1941; Devoción al Espíritu Santo, Santa Cruz de Tenerife, 1941; Mina de oro para enfermos y atribulados, Santa Cruz de Tenerife, Imprenta Católica, 1941; Prenda de Salvación, Santa Cruz de Tenerife, 1943; El mensaje de Fátima, Santa Cruz de Tenerife, 1944; Taganana, Santa Cruz de Tenerife, 1946; Vía Crucis, Santa Cruz de Tenerife, 1946; Directrices Cristianas de ordenación social, Madrid, 1949; Justa retribución al trabajo, Santander, 1949; El problema andaluz (dos conferencias pronunciadas en la Escuela Social de Madrid, los días 24 y 25 de enero de 1949), Madrid, Escuela Social, 1949; Vida de Santa Margarita de Hungría, Córdoba, 1951; La Nobleza como clase social, Segovia, 1956; M.ª R. Miranda, La Epopeya Bíblica, prólogo de fray Albino, Madrid, Aguilar, 1957; A. Royo Marín, Teología de la Perfección Cristiana, prólogo de fray Albino, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1958; La Patrona de Canarias y las fiestas de la Victoria, Santa Cruz de Tenerife, 1993.

 

Bibl.: Boletín Oficial Eclesiástico del Obispado de Córdoba (Córdoba, Imprenta Provincial), año CI, n.º 7 (1958), págs. 117-128; M. García Martínez, “Algunas de las obras publicadas por el dominico asturiano Fr. Albino González Menéndez-Reigada, durante su episcopado en la Diócesis de Nivaria”, en Boletín del Instituto de Estudios Asturianos, año 14, n.º 41 (1960), págs. 425-439; M. Moreno Valero, “Hechos relevantes del Episcopado de Fray Albino González Menéndez Reigada en la Diócesis de Córdoba”, en Arte, Arqueología e Historia, 11 (2004), págs. 168-178; R. A. Guerra Palmero, Ideología y beligerancia: la cruzada de Fray Albino, Santa Cruz de Tenerife, Idea, 2005; VV. AA., Iglesias de Canarias y Tenerife, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 2007.

 

Juan Luis Arjona Zurera

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares

Se ha detectado una opción ilegal. Por favor contacte al administrador del sitio