Ayuda

Laureano Figuerola Ballester

Imagen
Biografía

Figuerola Ballester, Laureano. Calaf (Barcelona), 4.VII.1816 – Madrid, 28.II.1903. Abogado, economista, diputado, senador y ministro.

Fueron sus padres Pedro Figuerola, abogado liberal, de quien heredó el amor a la libertad y al estudio, y María Ana Ballester. A los siete años se trasladó con su familia a Barcelona, donde continuó sus estudios primarios, ya que su padre se había establecido como abogado en dicha ciudad en 1823, poco antes de que esta plaza cayera en manos de los franceses acaudillados por Angulema. Con la restauración del absolutismo, los hombres del Partido Liberal fueron víctimas de persecuciones y muerte, y esta violencia fue más grave en Barcelona que en las demás poblaciones.

Durante la dominación del conde de Barcelona, los liberales que no fueron encerrados debían ocultarse y aún siendo un niño se inició Laureano en el secreto en que vivía la familia guardando gran reserva y prudencia para no comprometer a su padre. Ya había empezado la carrera de Jurisprudencia cuando en 1835, habiendo sido su padre nombrado vocal de la Junta revolucionaria de Barcelona, hizo un paréntesis en sus estudios y se alistó en el batallón de voluntarios La Blusa, en el cual hizo servicio de movilizado como casi toda la juventud barcelonesa.

Siguió sus estudios en la Universidad de Barcelona y recibió en ella el grado de bachiller en Leyes, a claustro pleno, el 31 de agosto de 1838. Comenzó sus estudios de Economía en la cátedra de Economía Política con Eduardo Jaumandreu y Jaime Quintana. En la misma Universidad estudió, en el curso 1838-1839, el sexto año de Leyes que aprobó en la de Madrid, donde realizó también el séptimo año, y obtuvo el grado de licenciado el 4 de agosto de 1840 por unanimidad de votos. En 1841 regresó a Barcelona, donde comenzó a ejercer como abogado. Enseguida adquirió gran fama de especialista en materias de Derecho Administrativo y por ello, sin duda, fue nombrado en 1842 síndico del Ayuntamiento de Barcelona, cargo que desempeñó muy satisfactoriamente para todos.

En ese mismo año de 1842 fue nombrado sustituto de la cátedra de Derecho Constitucional y Economía Política. Paralelamente contribuyó a organizar dos colegios de niñas, de donde surgieron las maestras de la época. En el mes de noviembre se declaró un movimiento insurreccional en Barcelona contra el regente del reino y poco después la ciudad fue bloqueada. Los liberales de la ciudad nombraron una junta para ir a capitular con Espartero, de la que Figuerola formó parte, pero no se obtuvieron los resultados esperados y Barcelona fue bombardeada.

Ya con veintiséis años de edad empezó a adquirir notoriedad en las filas del Partido Progresista. No obstante, para los moderados, era más destacada la figura de su padre, y así en 1844, mientras en Madrid eran detenidos Cortina, Madoz y otros progresistas, lo fue Pedro Figuerola en Barcelona, aunque gracias a sus esfuerzos, Laureano consiguió librarle del juicio de una comisión militar.

El 17 de octubre de 1845 se le confirmó el grado de bachillerato en Filosofía por la Universidad de Barcelona.

Continuó ejerciendo la abogacía y en 1846 fue nombrado director de la Escuela Normal de la ciudad. En 1847 ganó por oposición la cátedra de Derecho Público y Administrativo en la Universidad Literaria de Barcelona y otra de Derecho Político en Madrid que entonces no le fue adjudicada.

Al incorporarse a la cátedra utilizó la obra del famoso librecambista Bastiat en sus clases, participando claramente en la Escuela Economista, que entendía que economista era equivalente a economista liberal. El hecho de ser catedrático le daba, según el artículo 142 del Reglamento de Estudios vigente, una serie de derechos en cuanto a convalidaciones para otros estudios y, así, se le admitió en la Universidad Central al examen de las asignaturas de primero y segundo año de Estadística, de Geografía Astronómica, Física y Política, de Historia General y de Lengua Italiana, lo que hizo el día 21 de junio de 1852, obteniendo en todas ellas sobresaliente. Probados estos estudios y las asignaturas de Economía Política, Derecho Público, Teoría de la Administración y Derecho Administrativo, que se le habían abonado por Real Orden de 2 de octubre de 1849, por haberlas cursado en la carrera de Jurisprudencia, fue admitido en la Universidad Central al grado de licenciado en la sección de Administración, grado que recibió por unanimidad de votos el 27 de junio de 1852, cuando pronunció un brillante discurso sobre Causas que contribuyeron a dar a Roma el dominio del mundo antiguo. Pocos días después, el 2 de julio de ese año, recibía, también por unanimidad de votos, el grado de regente de primera clase en la Facultad de Filosofía, sección de Administración, habiendo presentado a tal fin, el 30 de junio, su trabajo titulado Principales causas que decidieron la preponderancia de la Grecia sobre el Asia. El 31 de octubre de 1853 fue nombrado catedrático de Derecho Político y Legislación Mercantil en la Universidad Central.

Afiliado al Partido Progresista, obtuvo el acta de diputado en las elecciones del 4 de octubre de 1854.

Durante este período constituyente, la citada formación contó con la mayoría parlamentaria y Figuerola participó en más de cuarenta comisiones, destacando en la de Presupuestos. Continuó, sin embargo, su carrera académica y así, en aplicación de la Real Orden de 24 de abril de 1855, solicitó el cambio de su título de regente de primera clase de la Universidad por el de doctor en Administración, siendo ya la imagen de la escuela más avanzada en Política y en Administración Civil. Figuró siempre entre los progresistas más radicales y se fue alejando de los que iban formando el centro parlamentario que dio paso a la Unión Liberal.

En estas Cortes defendió la libertad de cultos.

Los sucesos de 1856 le alejaron de la vida política y en ese año asistió con Gabriel Rodríguez y Manuel Colmeiro, comisionado por el Gobierno español, al Congreso de Economistas celebrado en Bruselas. Al año siguiente, 1856, fundó junto a Pastor, Colmeiro, Echegaray y otros, la Sociedad Libre de Economía Política, de la que fue presidente. El 1 de enero de 1858 se graduó de doctor en Derecho Administrativo por la Universidad Central. En las elecciones del 31 de octubre de 1858 volvió a ser elegido diputado y juró el cargo el 13 de diciembre. Se convirtió entonces en adalid de la minoría progresista que, componiéndose en principio de once parlamentarios, llegó a contar con veintiséis y luchó duramente contra la minoría moderada de González Bravo, Orovio, Castro y algunos más. Con la llegada al poder del Partido Moderado y la ilegalización del Partido Demócrata, los progresistas decidieron no participar en la contienda electoral, lo que aceptó Figuerola, aun siendo partidario de la lucha activa. Tres nuevos ministros fueron nombrados en 1854: Arrazola, a quien sucedió Mon y a continuación el duque de Valencia. El 22 de septiembre este último disolvió el Congreso de los Diputados y convocó nuevas elecciones para el 22 de diciembre.

El Partido Progresista convocó a los comités de provincia a una reunión en Madrid para el nombramiento de un nuevo comité central, en el que se aprobó, además, continuar en el retraimiento. Figuerola continuaba sus actividades profesionales y, así, el 25 de abril de 1859 fundó la Asociación para la Reforma de Aranceles, y aprovechando el alejamiento político se acercó de nuevo a la vida académica, obtuvo el 29 de noviembre de 1864 la categoría de término y continuó en el desempeño de la cátedra.

Con la llegada al poder de O’Donnell en 1865 y la convocatoria de nuevas Cortes, tal como había anunciado en la reunión de Madrid, Figuerola se presentó a la contienda y, a pesar de ser un decidido defensor de la libertad religiosa, obtuvo el acta de diputado por los distritos de Morón de la Frontera, Sevilla y Zaragoza en las elecciones del 1 de diciembre de 1865.

Juró el 4 de enero de 1866 y optó en sesión de 29 de enero de 1866 por el distrito de Morón. En estas Cortes desplegó, junto a Candau, una intensa actividad determinando el carácter de la oposición progresista, especialmente en tres importantes discusiones: el mensaje de contestación al discurso de la Corona, la fijación de fuerzas del Ejército y la de las autorizaciones.

Mientras tanto, desde la escisión de los progresistas que fundaron el Partido Demócrata, habían comenzado a surgir manifestaciones abolicionistas y junto a otros librecambistas y partidarios del trabajo asalariado, como Pastor, Moret, Saromá, etc., Figuerola apoyó a Vizcarrondo en la fundación en Madrid, el 2 de abril de 1865, de la Sociedad Abolicionista Española.

Los sucesos de junio de 1866 radicalizaron las ideas y fueron causa del imparable movimiento revolucionario, del que formó parte Laureano Figuerola, firmando el 28 de diciembre de ese año la exposición de los diputados que ocasionó la expulsión de los presidentes de ambas cámaras y su confinamiento en Ciudad Real, como muchos otros políticos. A su regreso se negó a firmar el acta de adhesión a Isabel II y participó decididamente en el Comité revolucionario con Prim. El 29 de septiembre de 1868 cayó del trono Isabel II, y el 30 se constituyó la Junta revolucionaria interina, que ese mismo día pasó a convertirse en Junta Superior Revolucionaria, con Figuerola como miembro de la de Madrid. Precisamente por iniciativa y nombramiento de ésta, el general Serrano reunió el Gobierno provisional y el 8 de octubre, apoyado por el éxito de todas sus empresas financieras, y confiado en sus teorías económicas, Figuerola entró a formar parte de ese Gobierno como ministro de Hacienda.

Entre sus famosas medidas destaca el empréstito de dos mil millones, que presentó en un momento poco oportuno. Los gobiernos moderados habían dejado las arcas nacionales exhaustas y un déficit de más de tres mil millones. Paralizado el comercio y muy empobrecido el país, la medida causó el retraimiento de los capitales inversores y tenedores de efectos públicos, produciéndose una crisis general que hizo que la opinión pública y la prensa rechazaran y condenaran la iniciativa. Como ministro de Hacienda creó la peseta como unidad básica del sistema monetario español por Decreto de 19 de octubre de 1868, suponiendo su nombramiento la entrada en el poder de la nueva escuela economista. Fue sin duda el impulsor de las grandes reformas económicas que sentaron las bases de la economía de mercado en España, desde la creación de la peseta, cuyo Decreto de 19 de octubre de 1868 hizo firmar al Gobierno provisional, hasta la introducción de un arancel librecambista, que finalmente, en el plazo previsto (base quinta del arancel), no pudo consolidarse como tal, pero logró que se mantuviera una política comercial exterior librecambista a través de los tratados de comercio, política que se mantuvo hasta 1891. Cesó el Gobierno el 22 de febrero, pero un mes antes Figuerola había sido elegido diputado por Ávila y Castuera (Badajoz), en las elecciones de 15 de enero de 1869. En sesión de 13 de marzo de 1869 se anuló el acta de Castuera y se acordó proceder a elección parcial, y así se comunicó al Gobierno con la misma fecha; Figuerola fue sustituido por Juan Andrés Bueno Prado. De nuevo con Serrano, fue ministro de Hacienda del 25 de febrero al 18 de junio de 1869. Comenzó entonces el período de la regencia de Serrano y fue Prim, presidente del Consejo de Ministros, quien volvió a nombrar a Figuerola para la misma cartera, del 18 de junio al 13 de julio, del 1 de noviembre al 9 de enero de 1870 y de ese día hasta el 2 de diciembre, cuando le sustituyó Moret. A lo largo de estos años ordenó, además, las reformas y decoración de la Casa Real de Aduana. En este último Gabinete fue, además, ministro de Gracia y Justicia interino durante la ausencia del titular, del 25 de junio al 10 de septiembre.

Ya con el nuevo rey, Amadeo de Saboya, el 22 de marzo de 1871 Figuerola fue elegido senador por Madrid, siendo admitido el 10 de abril y elegido además ese mismo día vicepresidente cuarto del Senado. En las elecciones del 24 de agosto de 1872 obtuvo el acta de diputado por el distrito de Puente Caldeas (Pontevedra), pero no tomó posesión y se declaró vacante el escaño en sesión de 5 de octubre; fue sustituido por Valentín García Escudero. Regresó de nuevo al Senado, siempre por Madrid, en las siguientes elecciones del 6 de septiembre de 1872, siendo admitido el día 26. El 17 de septiembre ocupó la presidencia interina de la Alta Cámara y en la sesión del 26 de septiembre fue nombrado presidente definitivo.

Unido a Ruiz Zorrilla en las filas del Partido Radical, firmó con él el manifiesto que dio origen al Partido Republicano Progresista, votando, por supuesto, a favor de la República. El 18 de marzo de 1876 se redactó el proyecto para la creación de un establecimiento de enseñanza libre y fue el primer presidenterector elegido el 29 de octubre de 1876 y leyó el discurso de apertura de las cátedras. Permaneció en el cargo hasta 1879, cuando cedió el puesto a su gran amigo Segismundo Moret, pasando él a ocupar la vicepresidencia, que mantuvo hasta su fallecimiento.

Con el triunfo de la Restauración, Figuerola volvió a alejarse de la política y sólo reapareció en 1885 como concejal del Ayuntamiento de Madrid. A finales de 1886 era director gerente de la Compañía Madrileña de Alumbrado por Gas y en enero de 1887 figuraba como presidente del consejo de administración. Fue además primer presidente de la Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España, propietaria de la línea de Linares a Almería, desde su constitución el 26 de junio de 1899 hasta 1905. Académico de mérito de la Real Sociedad Matritense de Jurisprudencia y Legislación, presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas de 1898 a 1903, y presidente del Ateneo Literario de Madrid, destacó siempre por sus intervenciones. Casado con Teresa Barrau y Esplugas, vivía en Madrid en la calle de Alcalá, número 72, donde falleció el 28 de febrero de 1903. A su muerte, sus herederos donaron al Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid su biblioteca de más de mil volúmenes. Como homenaje a su memoria, la Universidad Carlos III de Madrid ha creado un instituto que lleva su nombre.

 

Obras de ~: Manual completo de Enseñanza simultánea mutua y mixta, ó instrucción para la fundación y direccion de las escuelas primarias elementales y superiores, 2.ª ed. corr. y aum., Madrid, A. Mateis Muñoz, 1842; Guía legislativa é inspectiva de instrucción primaria, Barcelona, J. Bosch, 1844; Estadística de Barcelona en 1849, Barcelona, Imprenta y Librería Politécnica de Tomas Gorchs, 1849; Informe sobre la Exposición [sic] Universal de la Industria, verificada en Londres, presentado a la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País y leído en sesión pública de 23 de noviembre, Barcelona, Imprenta de Tomás Gorchs, 1851; con J. Illas y Vidal, Elementos de gramática castellana, ed. notablemente corr. y aum. de V. Castaños, Barcelona, Imprenta Hispana, 1851; “El socialismo en Suiza y Francia” (nota leída por el Excmo. ~ en la sesión de 26 de junio de 1894) y “La talla de los mozos para el servicio militar sorteados y medidos en las quintas de 1858 á 1867” (trabajo leído por ~ en la sesión ordinaria de 5 de noviembre de 1889), en Memorias de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Madrid, Imprenta Nacional, 1861-1925; Discurso pronunciado en la Solemne inauguración del año académico de 1865 a 1866 en la Universidad Central, Madrid, José M. Ducezun, 1865; “Contestación”, en VV. AA., Discursos leídos en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas en la recepción pública del Excmo. Sr. D. Fermín Caballero [...] el día 15 de marzo de 1868. Tema: El hombre es perfectible, pero no infinitamente perfectible, Madrid, Imprenta del Colegio de Sordomudos y de Ciegos, 1868; Memoria presentada á las Cortes Constituyentes por el Ministro de Hacienda [...] 22 de Febrero de 1869, Madrid, Imprenta de la Biblioteca Universal Económica, 1869; Discursos pronunciados por ~ Ministro de Hacienda en las Cortes Constituyentes con motivo de la desaparición de las alhajas de la Corona, Madrid, Imprenta de M. Tello, 1870; Memoria relativa al estado general de la Hacienda presentada á las Cortes Constituyentes, Madrid, Imprenta y Estereotipia de M. Rivadeneyra, 1870; La reforma arancelaria de 1869, Madrid, Imprenta y Fundición de M. Tello, 1879; Discurso leído en la sesión inaugural de la Institución Libre de Enseñanza de 1876, Madrid, Imprenta de A. J. Alaria, 1876; con E. Montero Ríos, F. González Vallarino, F. Álvarez Osorio y G. Rodríguez, Consulta sobre el derecho que asiste a los concesionarios de tranvias de Madrid respecto al uso que de sus carriles hacen los ómnibus-tranvías del sistema Rippert (dictamen), Madrid, Imprenta de Fortanet, 1883; Filosofía del trabajo. Memoria leída ante la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Madrid, Tipografía Gutenberg, 1884; con E. Sanz y Escartín, Indicaciones acerca del estado económico y social de Cataluña y principalmente del catalanismo / discursos pronunciados en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Madrid, Imprenta del Asilo de Huérfanos del S. C. de Jesús, 1902.

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Senado, exps. personales, HIS-0166-07; Archivo Histórico Nacional, Sección Universidades, leg. 4017-01; Ministerio de Justicia, Registros Civiles, Secc. 3, ts. 112 y 113, fol. 194v.; Archivo del Congreso de los Diputados, Serie documentación electoral, 36 n.º 14; 42 n.º 8; 55 n.º 12; 56 n.º 8; 60 n.º 5; 60 n.º 6, y 72 n.º 15.

VV. AA., Biografías de los Diputados a Cortes de la Asamblea Constituyente de 1869, [...], redactadas por una Sociedad de Literatos, Madrid, Imprenta de Tomás Alonso, 1869; Los diputados pintados por sus hechos: colección de estudios biográficos sobre los elegidos por sufragio universal en las Constituyentes de 1869, recopilados por distinguidos literatos. Madrid, Labajos, 1869-1870; Ministros, Los ministros en España desde 1800 a 1869. Historia contemporánea por Uno que siendo español no cobra del Presupuesto, Madrid, J. Castro y Cía., 1869-1870; A. L. de Anciola, Rothschild y Figuerola. Artículos publicados en “El Debate” sobre el contrato de azogues hecho por el Ministro de Hacienda D. Laureano Figuerola con la casa de los Sres. Rotschild, Madrid, Imprenta de El Debate, 1872; A. M. Segovia, Figuras y figurones. Biografías de los hombres que más figuran actualmente [...], ed. corr. y aum., Madrid, Enrique Jaramillo, 1881; G. Azcárate, Necrología del Excmo. Sr. D. Laureano Figuerola, Madrid, Jaime Batis Martín, 1910; VV. AA., Ensayo de bio-bibliografía de hacendistas y economistas españoles, Sevilla, Facultad de Derecho de la Universidad, 1910; A. Osorio, Diccionario político español: histórico y biográfico (Desde Carlos IV a 1936), Buenos Aires, Editorial Mundo Atlántico, 1945; G. Bleiberg (dir.), Diccionario de Historia de España, Madrid, Alianza Editorial, 1979; J. F. Lasso Gaite, El Ministerio de Justicia. Su imagen histórica (1714-1981), Madrid, Imprenta Sáez, 1984; A. Rull Sabater, Diccionario sucinto de Ministros de Hacienda (Siglos xix y xx), Madrid, Instituto de Estudios Fiscales, 1991; J. M. Cuenca Toribio y S. Miranda García, El poder y sus hombres: ¿por quiénes hemos sido gobernados los españoles? (1705-1998), Madrid, Actas, 1998; F. Ruiz Cortés y F. Sánchez Cobos, Diccionario biográfico de personajes históricos del siglo xix español, Madrid, Rubiños-1860, 1998; S. González y R. Feria, Laureano Figuerola, la peseta y el Senado, catálogo de exposición, Madrid, Senado, 2001; M. A. Valle de Juan, Los Presidentes del Estamento de Próceres y del Senado 1834-1923, Madrid, La Fundación del Sur, 2002; L. Perdices de Blas y J. Reeder, Diccionario de Pensamiento Económico en España (1500-2000), Madrid, Fundación ICOEditorial Síntesis, 2003; VV. AA., Galería de retratos, Madrid, Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid, 2004; J. L. Sampedro Escolar y F. Alos Merry Val, Ministros de Hacienda y de Economía. De 1700 a 2005. Tres siglos de Historia, Madrid, Ministerio de Economía y Hacienda, 2005.

 

María de los Ángeles Valle de Juan