Ayuda

Andrés Borrego Moreno

Biografía

Borrego Moreno, Andrés. Málaga, 23.II.1802 – Madrid, 8.III.1891. Político, periodista y escritor.

Hijo de Miguel Borrego Morales y Micaela Moreno y Espinosa. La familia Borrego Moreno poseía fincas urbanas y tierras de labor. Muerto el padre de Andrés, su madre decidió enviarle a Madrid, a la edad de ocho años. Ingresó en el colegio de los Padres Escolapios de la calle Fuencarral. Su pariente, un afrancesado, tuvo que huir a Francia en 1814 y Andrés Borrego le acompañó.

Estudió entonces en los liceos de Toulouse y Pau. A su vuelta a España se instaló en Málaga. Allí tuvo noticias de la sublevación del general Riego del 1 de enero de 1820. Al paso de la columna sublevada de camino a la vega de Málaga, el 19 de febrero, Andrés Borrego les avisó de la proximidad de un nutrido cuerpo de ejército y de la imposibilidad de encontrar recursos en la ciudad. Riego y Borrego se encontraron otra vez en 1822, cuando el primero pasó por Andalucía.

Borrego le acompañó mientras estuvo en Málaga y Granada, le entrevistó y le instó a que impulsara una reforma de la Constitución de 1812 que la hiciera más práctica y cercana al pueblo.

Se casó con Ramona Bracho Guerrero el 16 de junio de 1823, y tuvo tres hijos, Fernando, Eloy y Aniceto; luego contrajo segundas nupcias con Dolores Domínguez Carrasco, matrimonio éste del que nada se sabe.

A la entrada de los Cien Mil Hijos de San Luis, Andrés Borrego se refugió en Cádiz, para defender con las armas en la mano el último reducto liberal. Tras la rendición de Cádiz huyó a Gibraltar, luego a Inglaterra sin su familia, en 1825, y finalmente a París en el verano de 1828. En esta ciudad compró algunas acciones del periódico Le Temps y comenzó a trabajar como redactor de política exterior; así como en los periódicos Le Courrier Français, Journal du Commerce y Constitutionnel. Participó en la revolución de julio de 1830, y colaboró en la toma de l’Hôtel de Ville parisino en la noche del día 29. En septiembre de ese año fundó El Precursor, que salía dos veces por semana, y que se repartió hasta el mes de diciembre.

Andrés Borrego regresó a España en 1834 y, al año siguiente, fundó El Español (1835-1837), que contaba en su redacción con Mariano José de Larra, Luis González Bravo, Juan Francisco Pacheco, Pérez Fernández e Ignacio Escobar. En sus páginas defendió el establecimiento de una monarquía constitucional como resultado del pacto entre los liberales y de éstos con las instituciones del Antiguo Régimen. En Francia había tomado contacto con el doctrinarismo de Guizot y el pensamiento de Benjamín Constant, lo que se tradujo en que Borrego siempre se definiera como monárquico constitucional. Defendió la Constitución de 1837 porque no vio en ella un texto de partido, sino el punto medio entre los principios moderados y los progresistas, sobre el que estabilizar un gobierno representativo. Borrego auspició la organización electoral nacional del Partido Moderado para rentabilizar los votos, consiguiendo con ello la victoria en septiembre de 1837 frente al Gobierno progresista.

Para ello publicó un Manual electoral para el uso de los electores de la opinión monárquica constitucional (1837). Fue elegido diputado por Málaga en aquellas elecciones, y en las de 1838 y 1840. Fundó El Correo Nacional (1838-1842), contando con las plumas de Antonio Ríos Rosas, Juan Donoso Cortés, Juan Bravo Murillo, Antonio Alcalá Galiano y Ramón de Campoamor, entre otros, para defender las ideas liberal-conservadoras. La oposición a la regencia de Espartero le llevó al exilio, del que no volvió hasta 1844. Resucitó entonces el periódico El Español (1845-1848), que se centró en la crítica al Partido Moderado que había reformado la Constitución de 1837 para elaborar la suya propia, la de 1845. Estuvo en el grupo de los moderados puritanos, liderados por Joaquín Francisco Pacheco, Nicomedes Pastor Díaz y Antonio Ríos Rosas. Salió elegido diputado por la circunscripción de Peñaranda de Bracamonte, Salamanca, en las elecciones de 1847, 1848, 1849 y 1850. Dirigió por aquel entonces La Revista Peninsular (1848), literaria, y el Semanario Político y Económico (1848). Opuesto al giro autoritario de una parte del Partido Moderado desde 1851, trabajó por unir a los liberales en un solo partido para asentar un régimen constitucional, una vez que los viejos partidos se habían visto incapaces de hacerlo. Ésta es la idea que iluminó su obra Estudios políticos. De la organización de los partidos en España (1855). Participó en la conspiración moderada puritana de 1854 y, en junio de ese año, se encontraba en Vicálvaro, donde se libró la única batalla de aquella revolución. Triunfante el movimiento, el general O’Donnell, ya como ministro de la Guerra, le recompensó con la Cruz de la Orden Militar de San Fernando. Apoyó a la Unión Liberal de O’Donnell y fue redactor de La Época desde 1858 a 1868.

No participó en la revolución de 1868, pero sí se sintió identificado con la Unión Liberal. El Gobierno le encomendó el 23 de mayo de 1869 la tarea de estudiar los sistemas penitenciarios europeos, y visitó Francia, Suiza y Alemania. El fruto fue su obra Estudios penitenciarios (1872), en la que añadió los sistemas de Bélgica, Inglaterra e Irlanda. En su estancia en París, en plena guerra francoprusiana, fue testigo del cerco de la ciudad, narrado en Diario del sitio de París (1874). Proclamada la República en 1873, Borrego intentó organizar a la opinión y los intereses conservadores en la “Asociación nacional defensora de los derechos políticos y de los intereses morales y materiales de los españoles”. Cuando en febrero de 1874, el general Serrano, presidente del poder ejecutivo de la República, decidió ir al norte para luchar contra el carlismo, Andrés Borrego le acompañó. Publicó después, como resultado, Historia de la vida militar y política de don Francisco Serrano y Domínguez (1892). A finales de ese mismo año inició una correspondencia con Antonio Cánovas, con el objeto de pactar la forma de la Restauración. Al advenimiento de Alfonso XII dejó la vida política, aunque escribió obras interesantes, como La Restauración. Estudio Político (1875) y Datos para la historia de la Revolución, de la Interinidad y del advenimiento de la Restauración (1877). El Rey le visitó en varias ocasiones, entre 1881 y 1882, para conocer al periodista y pensador conservador. Colaboró junto a Juan Valera y Antonio Pirala en la continuación de la Historia general de España de Modesto Lafuente. El Congreso le encargó la obra Historia de las Cortes de España desde los primeros tiempos de la monarquía hasta el advenimiento del Rey Don Alfonso XII, de la que sólo se publicaron dos tomos (1885). Ese año participó en unas conferencias organizadas por el Ateneo de Madrid acerca de la España del siglo xix, en las que pronunció un discurso sobre Narváez y otro sobre Riego. Publicó un extracto de sus memorias con el título Episodios de Historia Contemporánea (1889), y un análisis de la vida política en La Torre de Babel en estado de construcción por obra común de los partidos políticos españoles (1890).

 

Obras de ~: Manual electoral para el uso de los electores de la opinión monárquico-constitucional, Madrid, Imprenta de la Compañía Telegráfica, 1837; Principios de Economía Política con aplicación a la Reforma de Aranceles de Aduanas, a la situación de la industria fabril de Cataluña y al mayor incremento de la riqueza nacional, Madrid, Operarios del Arte de la Imprenta, 1844; De la situación y de los intereses de España, en el movimiento reformador de Europa: 1848, Madrid, Imprenta de Francisco Andrés y Cía., 1848; Representación hecha a S. M. C.

la reina Isabel II sobre la observancia de la constitución política del Estado y en defensa del gobierno representativo, Madrid, Imprenta de Julián Peña, 1852; La revolución de Julio de 1854 apreciada en sus causas y en sus consecuencias, Madrid, Imprenta de Manuel Minuesa, 1855; A los electores de la provincia de Málaga, Málaga, 1855; Estudios políticos. De la organización de los partidos en España, Madrid, Imprenta de Pedro Montera, 1855; España y la Revolución ó Estudio sobre el carácter de las reformas que han cambiado el estado de la sociedad española origen, síntomas y pronóstico de la Revolución de 1854, Madrid, Manuel Minuesa, 1856; Lo que ha sido, lo que es y lo que puede ser el partido conservador, Madrid, M. Rivadeneyra, 1857; Historia de la Hacienda de España, Madrid, T. Fortanet, 1871; Misión y deberes de las clases conservadoras bajo la monarquía democrática, Madrid, Imprenta de T. Fortanet, 1872; Carta de Andrés Borrego al director de “El diario de Zaragoza”, Zaragoza, Juan C. Canero, 1873; Estudios penitenciarios, Madrid, J. Antonio García, 1873; Diario del sitio de París: historia de la guerra en general y en particular de los sucesos acaecidos en dicha capital desde la caída del Imperio hasta la capitulación de la misma, Madrid, J. A. García, 1874; El Libro de las Elecciones: reseña histórica de las verificadas durante los tres períodos del régimen constitucional (1810 á 1814-1820 á 1823-1834 á 1873), Madrid, Imprenta Española, 1874; La Restauración. Estudio Político, Madrid, Imprenta Española, 1875; Estudios parlamentarios: efectuados de orden de las Cortes con aplicación a la reforma del Reglamento de Gobierno interior del Congreso de Diputados, Madrid, Imprenta de la Sociedad Tipográfica, 1875; Cómo ha funcionado en España el régimen constitucional y cuáles habrán de ser las condiciones de su estabilidad, Madrid, José Cayetano Conde, 1876; Principios constituyentes aplicables á la reforma de los abusos hijos del atraso de nuestra educación política y exposición de la legislación apropiada á preparar una organización conforme á los intereses y al carácter de la Nación, Madrid, Tipografía de Gregorio Estrada, 1876; La cuestión de Oriente: elementos beligerantes que provoca, Madrid, Imprenta de Manuel Ginés Hernández, 1876; De la tolerancia religiosa y de la aplicación del artículo 11 de la Constitución, Madrid, Jose Cayetano Conde, 1876; Datos para la historia de la Revolución, de la Interinidad y del advenimiento de la Restauración, Madrid, Imprenta de la Sociedad Tipográfica, 1877; Causas del atraso de la educación política de los españoles, Madrid, Sres. J. C. Conde y Cía, 1878; La España contribuyente y trabajadora ante la España oficial, Madrid, Tipografía de la Sindicatura de la Quiebra Astort Hermanos, 1881; El cuerpo electoral: vicios de que adolece, su educación [...], Madrid, Francisco Nogal, 1881; La cuestión social considerada en sus relaciones con la Historia y las condiciones hijas del carácter del pueblo español, Madrid, Tipografía El Porvenir Literario, 1881; La democracia indígena y la democracia de relumbrón, Madrid, García y Caravera, 1881; La Constitución de 1869 y la de 1876: la legalidad común condiciones para la formación de una opinión pública que pueda ser considerada como expresión genuina de la voluntad nacional, Madrid, El Correo, 1882; Ensayo sobre los partidos políticos en España: fragmentos de libro inédito, Madrid, E. Vista, 1884; Antecedentes históricos y vicisitudes por que han pasado las doctrinas del partido conservador, Madrid, El Correo, 1884; Del concepto de la soberanía de la nación dentro del régimen de la Monarquía Constitucional, Madrid, El Correo, 1884; Historia de las Cortes de España desde los primeros tiempos de la monarquía hasta el advenimiento del Rey Don Alfonso XII, Madrid, Imprenta de Alfonso Rodero, 1885; Causas de la razón de ser del republicanismo en España: estudio político, Madrid, El Correo, 1885; Alemania en el océano: una utopía en política, seguida de una cata del autor al principe de Bismarck, Madrid, El Correo, 1885; Episodios de Historia Contemporánea, Madrid, Imprenta de Alfonso Rodero, 1889; La Torre de Babel en estado de construcción por obra común de los partidos políticos españoles, Madrid, Impresiones Barrio y García, 1890; Historia a que han dado lugar en España las discusiones sobre la situación de las clases jornaleras, Madrid, Luis Aguado, 1890; Historia de la vida militar y política de don Francisco Serrano y Domínguez, Madrid, Juan Iglesia Sánchez, editor, 1892; El 48: autocrítica del liberalismo, estudio, notas y comentarios de texto por D. Gómez Molleda, Madrid, Iter, 1970.

 

Bibl.: A. Oliva Marra-López, “Andrés Borrego, político malagueño del siglo xix”, en Revista de Estudios Políticos, 95 (1957), págs. 109-147; Andrés Borrego y la política española del siglo xix, Madrid, Instituto de Estudios Políticos, 1959; C. de Castro, Romanticismo, periodismo y política. Andrés Borrego, Madrid, Tecnos, 1975; L. Perdices de Blas y I. Reeder, Diccionario de Pensamiento Económico en España (1500-2000), Madrid, Fundación ICO-Síntesis, 2003.

 

Jorge Vilches García