Ayuda

María de las Mercedes de Borbón y Austria

Biografía

Borbón y Austria, María de las Mercedes de. Madrid, 11.IX.1880 – 17.X.1904. Princesa de Asturias.

Bautizada como María de las Mercedes Isabel Teresa Cristina Alfonsa Jacinta, hija primogénita de Alfonso XII y de su segunda esposa, la archiduquesa María Cristina de Austria, nació en el Palacio Real de Madrid el 11 de septiembre de 1880, siendo declarada princesa de Asturias desde el mismo día de su nacimiento, como heredera de la corona, proclamación ratificada por Real Decreto de 10 de marzo de 1881. Tras el trágico y súbito fallecimiento de su padre, en 1885, se educó en la piadosa y austera Corte de su madre, la Reina regente, convirtiéndose en una joven voluntariosa y caritativa, imbuida de una estricta moral y de un alto sentido del deber, aunque siempre fue de salud delicada y de escasa belleza. Apenas viajó fuera de España, al margen de algunas visitas a su abuela, la reina Isabel II, en París, y a las cortes de sus parientes de Austria y Baviera. Durante años, y dada la también frágil salud de su hermano el rey niño Alfonso XIII, en varias ocasiones estuvo muy cerca de heredar la corona y ello motivó que la cuestión de su matrimonio fuese motivo de preocupación y de cuidadosa elección. Hacia 1895 llegó a Madrid su primo Carlos de Borbón, príncipe de las Dos Sicilias, de quien pronto se enamoró. Sin embargo, su matrimonio con el príncipe napolitano aún tardó muchos años en llevarse a efecto por las múltiples complicaciones que trajo aparejadas. Si bien Carlos era miembro de la rama de los Borbones que había reinado en Nápoles y Sicilia, y ello evitaba un cambio de dinastía en caso de heredar Mercedes la corona, también era hijo del conde de Caserta, un antiguo general del Ejército carlista, y eso levantaba numerosos recelos en ciertos sectores políticos liberales, temerosos de que la corona pudiese llegar a parar a una figura excesivamente religiosa y marcada por un fuerte tradicionalismo conservador. A pesar de ello, Mercedes contó con el apoyo constante de su madre, la regente, que se decidió a llevar a cabo aquella boda contra viento y marea. Para ello, el príncipe napolitano hubo de renunciar a sus eventuales derechos al trono de Nápoles y Sicilia, por documento de 14 de diciembre de 1900, y el 7 de febrero de 1901 fue creado infante de España y le fue concedida la Orden del Toisón de Oro.

El matrimonio de la princesa de Asturias fue ampliamente debatido en el Congreso de forma apasionada y vibrante, y la ceremonia de boda quedó finalmente fijada para el 14 de febrero de 1901, en medio de grandes medidas de seguridad por temor a posibles tumultos. Llegado el día, las tropas salieron a la calle y se decretó el estado de guerra en Madrid, donde tuvieron lugar algunas manifestaciones violentas en las calles. Tras su matrimonio, los príncipes de Asturias se instalaron en un ala del Palacio Real, donde en noviembre de ese mismo año nació su primer hijo, Alfonso, que fue seguido de un segundo varón, Fernando, nacido en junio de 1903. Con el nacimiento de sus hijos, Alfonso XIII tuvo que emitir un Real Decreto, el 29 de enero de 1903, para conceder a los vástagos de los príncipes el rango y el tratamiento propios de los infantes de España. El matrimonio vivía feliz y sin sombras de conflicto, cuando un nuevo parto de la princesa, el 16 de octubre de 1904, llegó con graves complicaciones que acabaron con el fallecimiento de Mercedes al día siguiente, entre escenas de dolor de todos los miembros de la familia real. Tanta fue la preocupación por la salud de la princesa que la neófita, la infanta Isabel Alfonsa, se dio falsamente por muerta al nacer. El trágico fallecimiento de Mercedes desgarró a la familia real, y en especial a su viudo, y su cuerpo, que fue honrado en capilla ardiente por el pueblo de Madrid, fue conducido para su entierro en el monasterio de El Escorial. Su esposo, el infante Carlos, celebró sus segundas nupcias, en 1907, con la princesa Luisa de Orleans.

 

Bibl.: J. Ezquerra del Bayo y L. Pérez Bueno, Retratos de mujeres españolas del siglo xix, Madrid, Junta de Iconografía Nacional-Imprenta de Julio Cosano, 1924; Infanta Paz de Borbón, Through four Revolutions, London, John Murray, 1933; L. Cortés Echanove, Nacimiento y crianza de las personas reales en la corte de España 1566-1866, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1958; J. González de Vega, Yo, María de Borbón, Madrid, El País Aguilar, 1995; R. Mateos Sáinz de Medrano, Los desconocidos infantes de España. Casa de Borbón, Barcelona, Thassàlia, 1996; J. Balansó, Las perlas de la corona, Barcelona, Plaza y Janés, 1997; J. L. Castillo-Puche (comp.), Diario íntimo de Alfonso XIII, Madrid, Biblioteca Nueva, 1999; J. L. Sampedro Escolar, El conflictivo matrimonio de la princesa de Asturias, Conferencia pronunciada en el CSIC, Madrid, el 14 de febrero de 2002; P. van Kerrebrouck, La Maison de Bourbon, 1256-2004, t. I, Villeneuve d’Ascq, 2004; R. Mateos Sáinz de Medrano, Los infantes de Andalucía, Madrid, Velecio, 2005.

 

Ricardo Mateos Sáinz de Medrano