Ayuda

José Torras y Bagés

Biografía

Torras y Bagés, José. Les Cabanyes (Barcelona), 12.IX.1846 – Vic (Barcelona), 7.II.1916. Obispo de Vic, teólogo, filósofo, jurista.

Nació en el pueblo de Les Cabanyes, muy cerca de Vilafranca del Penedès (Barcelona), donde tenía su casa solariega, en la que pasó su infancia. En 1857 se trasladó a Barcelona para cursar los estudios secundarios en el instituto de aquella ciudad. En 1863 pasó a la universidad, donde se matriculó en la Facultad de Filosofía y Letras. Allí tuvo como profesores, entre otros, al filólogo Manuel Milá y Fontanals y al filósofo Javier Llorens y Barba, con quienes mantuvo estrecha amistad. Graduado bachiller, prosiguió los estudios de Derecho, alcanzando en 1865 el título de doctor in utroque. Sintiéndose llamado al sacerdocio, estudió Teología en los seminarios de Barcelona y Vic, siendo ordenado sacerdote en Gerona el 23 de diciembre de 1871. Durante la Primera República hubo de exiliarse a Francia, emprendiendo en 1874 su primer viaje a Roma. A partir de 1875 ejerció el ministerio sacerdotal en Barcelona como capellán del Colegio de la Enseñanza, confesor de monjas y del Seminario, a la vez que desarrollaba una amplia labor de escritor.

Desde 1882, como consejero del obispo de Barcelona, José María de Urquinaona y Vidot, intervino en los conflictos que separaban a los católicos españoles, profundamente divididos en su acción social y política. Luchó por la unión de todos los católicos al margen de los intereses políticos, lo que le valió ser tachado de liberal transaccionista por Sardá y los católicos más intransigentes, aunque contó con el apoyo del arzobispo de Tarragona.

Torras fue siempre un defensor acérrimo de la lengua y cultura catalanas, por lo que no extraña que fuera un decidido impulsor del movimiento cultural conocido como Renaixença, hasta ser considerado el padre espiritual de Cataluña, en expresión de Prat de la Riba. Su libro La tradició catalana: estudi del valor ètic i racional del regionalisme català, publicado en 1892, es clave para entender su catalanismo, entendido desde su punto de vista tradicional y cristiano, hasta el punto de considerar indisolublemente unidas la tradición cristiana y la civilización catalana, no sólo en el pasado, sino sobre todo de cara al futuro, condensada en su famosa frase: “Cataluña será cristiana o no será”. El 8 de mayo de 1898 leyó Torras su discurso de ingreso en la Reial Acadèmia de Bones Lletres de Barcelona, siendo también presidente de los Jocs Florals y muy vinculado a cualquier iniciativa en pro del renacimiento literario catalán. Fue también consejero del periódico La Veu de Montserrat, donde colaboraban personalidades de la talla de Jaime Collell o Jacinto Verdaguer, defensores de una Iglesia plenamente identificada con el catalanismo.

El 1 de marzo de 1899 murió el obispo de Barcelona, Jaime Catalá y Albosa, siendo sucedido en el mes de junio por el hasta entonces obispo de Vic, José Morgades y Gili, natural de Vilafranca del Penedès, pueblo en el que había pasado su infancia Torras. El obispo Morgades, a sabiendas de su presentación para la sede barcelonesa, propuso al ministro de Justicia que Torras fuese designado nuevo obispo de Vic, venciendo entre ambos la tenaz resistencia que el elegido opuso. El 19 de junio de 1899 fueron los dos preconizados, el uno para Barcelona y el otro para Vic. Torras fue consagrado el 10 de diciembre de 1899 por el obispo Morgades en la basílica de Montserrat. Como obispo de Vic se entregó con ahínco a su ministerio pastoral, visitando por tres veces toda la diócesis y publicando cincuenta y cinco cartas pastorales y más de noventa instrucciones sobre los más diversos temas. Profundamente enamorado de su diócesis y de su tierra catalana, no quiso aceptar en 1909 el arzobispado de Burgos y en 1913, el de Valencia. Desde 1904 era senador del Reino.

Una de las grandes obras de Torras fue la restauración de su catedral, encargando en 1908 su decoración al pintor José María Sert, aunque los frescos no se llevarían a cabo hasta después de la muerte del obispo y hubieron de ser realizados de nuevo tras su destrucción al comienzo de la Guerra Civil en 1936. Pero el ministerio episcopal de Torras no se ciñó al ámbito de su diócesis o de Cataluña, sino que alcanzó proyección nacional. En 1902 participó en el congreso católico nacional de Santiago de Compostela, siendo el encargado de redactar la carta colectiva que los obispos presentes dirigieron a sus fieles. Participó también en la semana social de Sevilla en 1908. Celoso defensor de la libertad de la Iglesia, combatió con su pluma las iniciativas anticlericales de los gobiernos liberales, como el proyecto de ley de asociaciones de 1906. En 1910, durante el Gobierno de Canalejas, con motivo de la ruptura de relaciones diplomáticas entre el Gobierno español y la Santa Sede, publicó una pastoral titulada Dios y el César, en defensa de la libertad de la Iglesia, que le mereció un breve laudatorio del papa Pío X. De la misma forma, en 1915 recibió otro breve laudatorio del papa Benedicto XV por la pastoral publicada el año antes titulada El internacionalismo papal, en la que apoyaba el llamamiento a la paz hecho por el pontífice en los primeros meses de la gran guerra.

Gravemente enfermo, el obispo Torras aún tuvo tiempo de firmar en su lecho de muerte su última pastoral, titulada significativamente La ciència del patir. En 1931 los obispados de Vic y Barcelona introdujeron sus procesos diocesanos de canonización, concluidos en su primera fase en 1934. El proceso de Vic se reabrió en 1954 y el de Barcelona en 1958. Los escritos de Torras recibieron la aprobación romana en 1963, pero el decreto sobre la heroicidad de sus virtudes hubo de esperar hasta 1992.

 

Obras de ~: Obres completes, Barcelona, Foment de Pietat, 1912-1927, 10 vols.; Dulcis amicitia: correspondencia del doctor Torras y Bages a Mossen Jaume Collell, qui publica eix epistolari ab prefaci y notes aclaratories, Vic, Gazeta de Vic, 1926; Obres completes, Barcelona, Balmes, 1935, 18 vols.; Obres completes, Barcelona, Abadía de Montserrat, 1984-1994, 10 vols.; J. Medina (ed.), Epistolari de Josep Torras i Bages, 5 vols., Barcelona, Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1994-1998; M. Ylla- Catalá i Genís, Epistolari Josep Torras i Bages – Josep M.ª Sert, Vich, Causa de Beatificació del Venerable doctor Josep Torras i Bages, 2000.

 

Bibl.: I. Casanovas, Dr. Josep Torras i Bages, Barcelona, Editorial Ibérica, 1916; J. Lladó, Biografia del Olm. y Rvm. Dr.

D. Joseph Torras y Bages, bisbe de Vich, Vic, Lluciá Anglada, 1916; M. Batllori, “Torras y Bages, José”, en Q. Aldea Vázquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vol. IV, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas-Instituto Enrique Flórez, 1975, pág. 2.577; R. Ezquerra, “Torras y Bages, José”, en G. Bleiberg (dir.), Diccionario de Historia de España, vol. III, 1981, págs. 789-790; A. Caldas i Bosch, Torras i Bages, pastor de Catalunya, Barcelona, Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1987; J. Gabernet, Josep Torras i Bages, bisbe de Catalunya, Barcelona, Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1987; O. Colomer i Carles, El pensament de Josep Torras i Bages, Barcelona, Claret, 1991; Miscel.lània Torras i Bages, Barcelona, Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1991; O. Colomer Carles, El pensament filosòfic de Josep Torras i Bages, Barcelona, Publicacions Universitat, 1992; A. Caldas Bosch, “Publicaciones recientes y actualidad del obispo Torras i Bages (1846-1916)”, Anuario de Historia de la Iglesia, 2 (1993), págs. 281-283; F. Solà i Moreta, Biografia de Josep Torras i Bages, Barcelona, Abadía de Montserrat, 1993; V. Miserachs i Grau, El Doctor Torras i Bages, a mig camí de la glòria, Vic, Causa de Beatificació del Venerable Torras i Bages, 1997; E. Arroyo, Josep Torras i Bages, Barcelona, Infiesta, 2004.

 

Miguel C. V ivancos Gómez, OSB