Ayuda

Ramón Fajardo Izquierdo

Biografía

Fajardo Izquierdo, Ramón. Alicante, 18.VII.1826 – Madrid, 26.IX.1888. Teniente general, capitán general de Aragón, de Andalucía, de Valencia y de Puerto Rico, director general de la Guardia Civil.

Hijo del brigadier de Infantería Sixto Fajardo González y de María de los Dolores Izquierdo, su hermano Luis también fue teniente general.

El 30 de julio de 1836 fue nombrado cadete de menor edad, sin antigüedad. Entre 1838 y 1844 estuvo destinado al Regimiento de Infantería del Rey, donde ascendió a teniente; a continuación, sirvió en dos batallones, uno de ellos, el de la Reina Gobernadora.

En marzo de 1839, se reunió con su padre, que a la sazón era gobernador de Vinaroz, ciudad que estaba bloqueada por las tropas carlistas y donde recibió su bautismo de fuego. A éstas se enfrentó en repetidas ocasiones hasta que fue destinado a Madrid. En 1840 participó en la defensa de Onda y en otras acciones, y al año siguiente, con el Regimiento del Rey, persiguió la partida de Felip y en 1842 contribuyó a su captura.

Tras ser promovido a subteniente, se halló en el sitio puesto a Barcelona por el Regente, pasando después de guarnición a Madrid, de donde en 1843 partió para poner sitio a Sevilla.

En 1844 intervino en el sitio de Cartagena y posteriormente, como parte del Regimiento de la Unión, persiguió en Logroño a las partidas levantadas por Zurbano.

El 16 de agosto de 1846 fue nombrado alumno de la Escuela Especial de Estado Mayor del Ejército, y en 1849 reconocido como teniente de Estado Mayor.

Por Real Orden de 22 de agosto de 1850 fue nombrado capitán del Cuerpo de Estado Mayor de la isla de Cuba. Allí, en mayo de 1851 combatió al ex general español Narciso López, que el 19 de ese mes había desembarcado al mando de cerca de seiscientos hombres en Cárdenas, obligándole a retirarse. Por sus actuaciones en esta acción, se le concedió la Cruz de San Fernando de 1.ª Clase. El 22 de julio de 1999, la Dirección del Complejo de Museos Militares “Morro Cabaña”, de La Habana, inauguró una cripta en la fortaleza de San Carlos de la Cabaña en recuerdo de esta heroica actuación de las tropas españolas. La sala fue construida sobre el monolito que en 1885 se levantó en honor de los españoles caídos en el ataque a Cárdenas, en el que están recogidas sus cenizas.

En octubre de 1851 regresó por enfermedad a la Península donde en 1852 fue ascendido a capitán y destinado al Estado Mayor de Andalucía, prestando hasta 1859 servicio en diversos distritos y en la Escuela Especial del Cuerpo de Estado Mayor. El 20 de julio de 1854, fue ascendido a comandante de Caballería por “gracia general” y en 1856, a comandante por méritos de guerra debido a su intervención en los sucesos de Sevilla del mes de julio y subinspector de la escuela especial del cuerpo de Estado Mayor.

En 1859 fue destinado al ejército de África, con el que intervino con distinción en diversas acciones (Los Castillejos, Cabo Negro, Tetuán, Samsa y Wad Ras), por lo que fue recompensado con el grado de teniente coronel de Caballería por méritos de guerra y con una segunda Cruz de San Fernando de 1.ª Clase.

A propuesta del capitán general de Puerto Rico, por Real Orden de 25 de febrero de 1862, fue destinado a aquella isla como ayudante de campo del general Luis María Medina. Al año, pasó a Santo Domingo, donde estaban apareciendo los primeros intentos separatistas, y se distinguió en Mano Guayabo, paso del Jaina, Arroyo Bermejo y otros puntos, como Lomas de San Pedro al año siguiente, acción por la que ganó el empleo de coronel de Infantería el 12 de enero de 1864. A continuación, fue nombrado gobernador político- militar de Samaná.

Volvió a la Península en 1866 interviniendo en diversas acciones en el norte y en Cataluña. Por Real Orden de 18 de enero de 1869, pasó a Cuba. El 26 de enero de 1870 fue promocionado a general por méritos de guerra. Fue destinado a Puerto Príncipe y ejerció como comandante general (1871) y gobernador político del distrito de Matanzas, Santi Espíritu y el Departamento Central (1871), concediéndosele el empleo de brigadier (1870), y posteriormente de mariscal de campo (1872). En 1871 fue distinguido con la Gran Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo.

De regreso en la Península, en 1873, se casó con la viuda Ángela de Tancourt Agramonte y recibió la Gran Cruz de San Hermenegildo. En agosto de 1874 fue nombrado jefe de la 1.ª División del 3.er Cuerpo del Ejército del Norte. Estuvo en las batallas de Lácar y Lorca, consiguiendo detener la persecución de los carlistas y salvar armas, municiones y soldados. Por esta actuación, se le formó juicio contradictorio para la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando y por méritos de guerra fue promovido a teniente general, el 3 de febrero de 1875.

Posteriormente fue capitán general de Aragón, Andalucía y Valencia, director general de la Guardia Civil.

Fue senador por la provincia de Valencia durante la Legislatura 1884-1885. Por Real Decreto de 4 de agosto de 1884 fue nombrado gobernador y capitán general de la isla de Puerto Rico, y con igual cargo a la isla de Cuba desde el 4 de julio del mismo año, hasta el 19 de febrero de 1886 en que dimitió. Volvió a Madrid, donde pasó de cuartel y residió con la salud muy quebrantada hasta fallecer el 26 de septiembre de 1888.

Además, poseía las Encomiendas de Isabel la Católica y de Carlos III. Una calle de su ciudad natal lleva su nombre.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Expediente militar de Ramón Fajardo Izquierdo, Secc. 1.ª, leg. F-47.

A. Ros de Olano, Observaciones sobre el carácter militar y político de la guerra del Norte, Madrid, Imprenta de Miguel de Burgos, 1836; P. Chamorro Baquerizo, Estado Mayor General del Ejército español, t. XIV, Madrid, 1851-1854; C. Bonilla, La guerre civile en Espagne: 1833-1848-1872, Bayonne-Paris, P. Cazals-E. Dentu, ¿1875?; A. Blay La Casa, Las páginas de la guerra en el Centro, Cataluña y Norte, apuntes para la historia, Valencia, Imprenta de El Mercantil, 1876; A. Carrasco y Saynz del Campo, Icono-biografía del generalato español, Madrid, Imprenta del Cuerpo de Artillería, 1893, págs. 67 y 348; P. M. Archambault, Historia de la Restauración, París, La Librairie Technique et economique, 1938; R. Oyarzun, Historia del carlismo, Madrid, Ediciones Fe, 1939; T. Sarramia Roncero, Los gobernadores de Puerto Rico, San Juan de Puerto Rico, Publicaciones Puertorriqueñas, Inc., 1993, págs. 177-180; L. M. Díaz Soler, Puerto Rico desde sus orígenes hasta el cese de la dominación española, San Juan de Puerto Rico, Editorial de la Universidad de Puerto Rico, 1995, pág. 624; L. Navarro García, Las guerras de España en Cuba, Madrid, Ediciones Encuentro, 1998; J. L. Isabel Sánchez, Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando. Infantería, t. II, Madrid, Ministerio de Defensa, 2001.

 

María Magdalena Guerrero Cano