Ayuda

Vicente Boix y Ricarte

Imagen
Biografía

Boix Ricarte, Vicente. Játiva (Valencia), 27.IV.1813 – Valencia, 7.III.1880. Cronista y literato escolapio (SchP).

De humilde familia, estudió y se formó en el colegio de San Joaquín de las Escuelas Pías de Valencia. Fueron sus profesores escolapios Moliner, Jaime Llop, Matías Arguedas y Cipriano Bernadó. Fue condiscípulo de Aparisi y Guijarro, Pedro Sabater, Tomás Villarroya, Gabriel Luengo y Miguel Vicente Almazán, entre otros. Dotado de gran memoria, estudió el latín con facilidad, ayudando a algunos compañeros y recibiendo de los padres de éstos alguna prenda de vestir. Se ganó el cariño de sus profesores. En 1826, la clase de Retórica y Humanidades celebró una Academia Literaria, seguida de un “Combate” que ganó, mereciendo las caricias y un beso de Tomás Zumalacárregui, coronel entonces del 3.º de Ligeros y que Boix nunca olvidó. Al año siguiente, Fernando VII visitó las Escuelas Pías y en la clase de Bernadó recitó Boix un pasaje de Virgilio y compuso un dístico improvisando. El Rey y sus acompañantes le felicitaron y le dieron cuatro duros. Estos hechos le halagaron y decidió ser escolapio, vistiendo el hábito el año 1827. Hizo el noviciado en Gandía (Valencia), profesando de solemnes en 1829; estudió Filosofía y Teología en Valencia y enseñó latín en Gandía (Valencia), donde se fue acentuando su crisis personal y vocacional. Formó parte de un grupo de escolapios adscritos al romanticismo (Juan Arolas, Pascual Pérez y Rodríguez, Gaspar Bono Serrano, Jaime Vicente), algunos de los cuales conectaron con la Renaixença valenciana o desarrollaron una gran actividad política liberal.

Vivió intensamente la crisis política de los años 1834-1836, con honda preocupación por la matanza de los frailes en Madrid. Su escasa firmeza vocacional y la muerte de alguno de sus compañeros religiosos acentuaron su crisis personal, teñida de soledad y pesimismo, sólo mitigada por las tertulias literarias y su amistad con varios escritores. La ley de extinción de congregaciones religiosas, aunque no afectó propiamente a las Escuelas Pías, le animó a dar el paso decisivo de abandonar la vida religiosa. En 1837, el Ayuntamiento de Onteniente creó dos cátedras de Latín; le ofrecieron su dirección y el jefe político de Valencia le gestionó la exclaustración. Dejó las Escuelas Pías el 29 de mayo de 1837. A pesar de sus muchos requerimientos, no pudo arrastrar a Arolas. Viajó por Europa y conoció a Chateaubriand y Victor Hugo.

Su orientación política liberal progresista, sobre todo en la etapa de la Regencia de Espartero (1840- 1843), le llevó a participar activamente en la prensa. Conspirador político en Madrid, se aproximó al republicanismo. Obtuvo algunos cargos públicos de carácter administrativo: fue secretario de la Junta de Salvación, rector del Colegio de Nobles de San Pablo (1843) y oficial del Gobierno político de Granada (1844), entre otros cargos. Tras la caída de Espartero, su ideología política se moderó y se centró en la docencia y en el trabajo intelectual (poesía, novela, periodismo, teatro). Fue profesor de Latín, Retórica y Poética en la Universidad de Valencia en la que obtuvo la cátedra de Historia (1847), director del Instituto de enseñanza media de esta ciudad y profesor de Geografía e Historia.

En 1848 fue nombrado cronista oficial de Valencia. Poeta de filiación romántica principalmente en castellano, aunque también en algunas poesías valencianas con el seudónimo de Lo Trobador del Túria. Fue autor de novelas históricas, preferentemente sobre el pasado valenciano (admirador de Walter Scott), pero con un buen fondo histórico y adecuación a la época y ambientes, aunque abusa de las digresiones. En El amor en el claustro utilizó la forma epistolar (cartas sin respuesta de un monje que acabará también exclaustrado). Como historiador, pretendió dar a conocer el pasado desde una orientación romántica y liberal, pero poniendo de relieve un cierto regionalismo e incluso reivindicando los fueros propios del antiguo reino de Valencia y su lengua, siempre dentro de un sentido español. Colaboró en el Diario Mercantil de Valencia y en La Tribuna; fue corresponsal de La Corona de Aragón de Víctor Balaguer, de El Eco del Comercio de Madrid; de El Cisne (con José María Bonilla), El Fénix y El Fiscal, entre otras publicaciones.

 

Obras de ~: El amor en el claustro o Eduardo y Adelaida: cartas eróticas [...], Valencia, Jacinto Talamantes, 1838; Horas de silencio, Valencia, Imprenta de López y Cía., 1843; Memoria histórica de la apertura de las capillas de S. Vicente Ferrer y de los Reyes, en el estinguido convento de Santo Domingo de Valencia, Valencia, Imprenta de J. de Orga, 1844; Historia de la ciudad y reino de Valencia, Valencia, Imprenta de Benito Monfort, 1845-1847, 3 vols.; Obras poéticas de Don ~, cronista de Valencia: poesías históricas y caballerescas, Valencia, Imprenta de J. Ferrer de Orga, 1850; Obras poéticas de Don ~, cronista de Valencia: poesías líricas y dramáticas, Valencia, Imprenta del Correccional, 1851; El Encubierto de Valencia: leyenda histórica del siglo xvi, Valencia, Imprenta de José Rius, 1852; Apuntes históricos sobre los Fueros del Antiguo Reino de Valencia, Valencia, Mariano Cabrerizo, 1855; El ángel de la familia: Comedia en un acto, Valencia, Imprenta de José Mateu Garin, 1863; Omm-al-Kiram o La expulsión de los moriscos: leyenda histórica, Valencia, Imprenta y estereotipia “El Mercantil Valenciano”, 1864, 2 vols.; Memoria histórica de la inundación de la ribera de Valencia en los días 4 y 5 de Noviembre de 1864, Valencia, Imprenta La Opinión José Domenech, 1865; Memorias de Sagunto, Valencia, Imprenta de José Rius, 1865; La Campana de la Unión, 1866; La Corona de Espinas (Guillermo Sorolla; Horas de silencio; Los recuerdos), Valencia Domenech, 1880.

 

Bibl.: F. Dechent, “Vida de Don Vicente Boix”, en Obras literarias selectas de Don Vicente Boix, Valencia, Teodoro Llorente y Cía., 1880; C. Llombart, Los fills de la Morta-Viva. Apunts bio-bibliogràfics per a la Història del Renaiximent lliterari llemosí en Valencia, Valencia, Emili Pascual, ed., 1883 (ed. facs. Valencia, Edicions León Roca, 1973); C. Rabaza, Historia de las Escuelas Pías en España, Valencia, Tipografía Moderna, 1917-1918, 4 vols.; L. Querol Roso, “Vicente Boix, el historiador romántico de Valencia”, en Anales de Cultura Valenciana, XIX (1951) págs. 66-80 y 121-140; XX (1952), págs. 39-80 y 410-424; XXI (1953), págs. 82-112 y 134-146; E. Ortega de la Torre, Vicent Boix, Aproximació biogràfica al romanticisme valencià, València, Edicions Alfons el Magnànim, Institució Valenciana d’Estudis i Insvestigacions, 1987; J. R. Segarra Estarrelles, “Vicente Boix i la negociació de l’espai cultural a València durant la dècada de 1840”, en Cercles. Revista d’Historia Cultural (Barcelona), 10 (enero de 2007), págs. 257-270.

 

Enric Ferrer i Solivares