Ayuda

Juan Galván (o Galbán)

Biografía

Galván (o Galbán), Juan. Luesia (Zaragoza), 19.XI.1596 – Zaragoza, 1658. Pintor.

El pintor Juan Pérez Galbán, hijo de Francisco Pérez Galbán y de Mariana Jiménez, fue bautizado en la iglesia de San Esteban de Luesia el 19 de noviembre de 1596. El 13 de enero de 1615 ya aparece como pintor en Zaragoza, ante el notario Francisco Moles, para otorgar capitulaciones matrimoniales. Su boda con Ana Marzal facilitó su desplazamiento a Roma, pues allí residían los padres de su mujer. La estancia en Italia sería naturalmente aprovechada por el artista, como demostraría en sus obras posteriores, que le valdrían ser nombrado pintor de la Diputación del Reino en 1624 a pesar de su “genio tétrico y melancólico”, en palabras de sus contemporáneos. Gracias a ese cargo en 1635 sería el encargado de supervisar, junto con Jusepe Martínez, las copias de la serie de reyes de Aragón de Filippo Ariosto, que iban a ser enviadas a Madrid. Según Palomino procedía “de casa solariega en el reino de Aragón, de muy antiguo solar, y de conocida nobleza”, tal vez por ello “se paseaba en su coche por Zaragoza con mucha ostentación, y grandeza”, afirmaciones que aún no han sido refrendadas por la documentación disponible. Su obra más destacada es la decoración mural de la iglesia del convento de concepcionistas de Épila, fundado por los condes de Aranda para servir como panteón familiar. La pintura se realizó entre 1628 y 1629, año éste en el que fue consagrado el templo. Las bóvedas ostentan decoración de roleos en grisalla destacados en blanco sobre un fondo dorado, que se convierte en azul en el intradós de los arcos. En el crucero se alza una cúpula en la que aparece una compleja “quadratura” o arquitectura en trampantojo en la que incluye columnas salomónicas (ocho años antes de que se realizaran en escultura las primeras en Aragón) y ángeles músicos, siguiendo una tendencia de amplia tradición en Bolonia y que tendrá un gran eco en Aragón. En las pechinas están figurados Jeremías, Isaías y Ezequiel junto con el rey David. Palomino le atribuye la decoración de la cúpula de la capilla de las santas Justa y Rufina en la seo zaragozana (c. 1650), con ángeles músicos de tonos muy contrastados. Ceán Bermúdez le asigna también los lienzos laterales de dicha capilla, con la Huida a Egipto y la Adoración de los Magos, sirviéndose para esta última composición de la conocida pintura de Rubens que perteneció a Rodrigo Calderón y se halla hoy en el Prado. Ponz y Ceán indican que el lienzo del altar mayor de la iglesia de los carmelitas calzados de Zaragoza, con una representación de la Sagrada Familia, era también obra suya. Su dominio de la pintura mural y de los grandes formatos, aprendido sin duda en Italia y que tendrá importantes consecuencias en la pintura aragonesa posterior, debieron hacer que su arte pareciera difícil de imitar, seguramente por ello Ceán afirmó que “era sugeto muy solitario y trabajador, por lo que no gustaba de que le viesen pintar, así tuvo muy pocos discípulos; y era inclinado á pintar quadros grandes, para los que se valia del natural”.

 

Obras de ~: Pinturas murales en la iglesia de las concepcionistas, Épila (Zaragoza), 1628-1629; San Voto, 1631; Cúpula de la capilla de las Santas Justa y Rufina, La Seo, Zaragoza, c. 1650 (atrib.); Epiafanía, c. 1650 (atrib.); Huida a Egipto, c. 1650 (atrib.).

Fuentes y bibl.: Archivo parroquial de Luesia, Libro de los Bautizados; Libro de los confirmados; Archivo Histórico de Protocolos (Zaragoza), Francisco Moles, 1615 y 1617; Martín de Sisamón, 1634-1635.

A. A. Palomino y Velasco, El Parnaso español pintoresco laureado, Madrid, 1724 (Madrid, Aguilar, 1988, pág. 194); A. Ponz, Viage de España, Madrid, Viuda de Ibarra, 1772-1794 (Madrid, Aguilar 1988, t. IV, pág. 204); J. A. Ceán Bermúdez, Diccionario histórico de los más ilustres profesores de las bellas artes en España, t. II, Madrid, Imprenta de la Viuda de Ibarra, 1800, págs. 157-158; R. del Arco, “La pintura en Aragón en el siglo XVII”, en Seminario de Arte Aragonés, VI (1954), págs. 51- 57; G. M. Borrás Gualis, “Apuntes sobre la vida y obra del pintor aragonés Juan Galbán (1596-1658)”, en Seminario de Arte Aragonés, XIX, XX y XXI (1974), págs. 47-58; J. L. Morales y Marín, La pintura aragonesa en el siglo XVII, Zaragoza, Guara Editorial, 1980, págs. 62-64; C. Morte García, “Pintura y política en la España de los Austrias: Los retratos de los reyes de Sobrarbe, condes antiguos y reyes de Aragón para la Diputación de Zaragoza (1586), y las copias de 1634 para el Buen Retiro de Madrid (I)”, en Boletín del Museo del Prado, XI (1990), págs. 28 y 33; A. E. Pérez Sánchez, Pintura barroca en España, Madrid, Cátedra, 1992, págs. 27 y 279.

 

Miguel Hermoso Cuesta