Ayuda

Carlos Pascual de Lara

Biografía

Pascual de Lara, Carlos. Madrid, 10.II.1922 – 3.III.1958. Muralista, decorador y dibujante.

La creación artística de Carlos Pascual de Lara se debatió entre un concepto clásico de corte italianizante y la asimilación de las aportaciones vanguardistas. Se mantuvo fiel a una figuración que progresivamente fue eliminando lo anecdótico mediante un proceso de síntesis. Hay en su obra una constante preocupación por el espacio plástico y por la temática, destacando el paisaje rural y urbano, las diferentes actividades del hombre, la música y el aspecto religioso. En general, cobra protagonismo la figura humana, tratada con visión escultórica, aspecto que consigue gracias al dominio del dibujo, en cuyo trazo se observa gran fuerza expresiva y un rigor geométrico que se impone sobre lo pictórico.

En 1937, durante la Guerra Civil, asistió a la Escuela de Cerámica y en 1938 se matriculó en la Escuela Superior de Bellas Artes, situada en lo que hoy es la Biblioteca Nacional, donde impartía clase Daniel Vázquez Díaz. Fue uno de los integrantes, junto a Benjamín Palencia, de la escuela de Vallecas en los años 1939 a 1942. De esta experiencia quedó una nueva visión del paisaje y el deseo de conectar arte y vida. En 1941 ingresó en la Escuela de San Fernando.

En 1942 viajó a Italia con una beca para participar en el concurso Jóvenes Pintores Europeos, en el que consiguió el Tercer Premio. Allí entró en contacto con los frescos de Giotto y Piero della Francesca y con los artistas contemporáneos, particularmente con Massimo Campligli, que dejó impronta en su obra. En 1943 obtuvo el Primer Premio en el Concurso Nacional de Figurines convocado por el Teatro Español. En 1945 expuso, por primera vez, en la librería Buchholz con Antonio Lago Rivera, Antonio Valdivieso y Pablo Palazuelo.

En 1947 obtuvo una beca y se trasladó a París.

A su regreso fue designado para la dirección de la revista El Correo Literario.

En 1951 ganó el Premio de Litografía en la Primera Bienal Hispanoamericana de Arte, así como el concurso para decorar el ábside de la basílica de Aránzazu (Guipúzcoa), integrándose en el proyecto con el arquitecto Sáenz de Oíza y el escultor Oteiza. En 1953 realizó los murales del ábside de la iglesia de Alarilla (Guadalajara). En estos momentos pensó desligarse de la belleza clásica, para centrarse en la finalidad y en una expresión que conectase con el lenguaje de su tiempo, en el que se percibe la influencia de Moore.

Ese mismo año logró la Tercera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes; fue seleccionado para el XI Salón de los Once y logró el Gran Premio de Dibujo en la Segunda Bienal Hispanoamericana de Arte, celebrada en La Habana.

En 1955 ganó el concurso convocado por la Dirección General de Bellas Artes para la decoración del Teatro Real de Madrid, cobrando fuerza el tema de la música. En 1956 realizó unas vidrieras para la Universidad Laboral de Gijón y para la capilla del Colegio Mayor Aquinas (Madrid); obtuvo el Primer Premio en el Concurso de Pintura convocado por el Instituto de Cultura Hispánica. En noviembre de 1957 se refugió en la Residencia de Pintores de Segovia, para dedicarse al proyecto del Teatro Real y allí realiza la serie de “La poda” (1958), en la que soluciona la preocupación espacial, mediante un proceso integrador de fondo y figura, gracias al simbolismo del color que trasciende el plano material para llegar a la obra total.

Murió de un derrame cerebral en la Clínica de la Concepción de Madrid. El año 2002, Margarita Pérez y Carlos Pascual, viuda e hijo del artista, donaron 57 obras al Instituto Valenciano de Arte Moderno.

 

Obras de ~: Desnudos, 1942-1945; Figurines de La vida es sueño para el Teatro Español, 1943; La verbena, 1944; Retrato del pintor Antonio Lago Rivera, 1946; Figurines para Antígona, y María Tudor, 1946; Nocturno con dos figuras, 1948; Concierto, 1948; Las floristas, 1949; La Crucifixión, 1949; La Virgen de los Colonos 1949; El circo, 1949; Murales para la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario y de la Basílica de Atocha, ambas en Madrid, 1950; Paso a nivel de la Moncloa, 1950; Boceto de Aránzazu, 1951; Pescadores, 1952; Murales del ábside de la Iglesia, Alarilla (Guadalajara) 1953; Decoración del Hotel Castellana Hilton, Madrid, 1953; Mural de la sede del Instituto Nacional de Industria, 1953; La fragua, 1953; Paisaje con arado, 1953; Segador con fondo rojo, 1954; La tierra, 1954; Boceto general para el ábside de la basílica de Aránzazu, 1954; Boceto general, techo del Teatro Real de Madrid, 1956; Via Crucis, 1956-1957; El taller de Carros, 1957; La poda, 1958.

 

Bibl.: M. Sánchez Camargo, Diez Pintores Madrileños, Pintura Española Contemporánea, Madrid, Instituto de Cultura Hispánica, 1966; C. Pascual Pérez, El pintor Carlos Pascual de Lara y su tiempo. Análisis plástico y catalogación, tesis doctoral, Salamanca, Facultad de Bellas Artes de la Universidad, mayo de 1987; VV. AA., La Escuela de Vallecas y la nueva visión del paisaje, catálogo de exposición, Madrid, Ayuntamiento, 1990; Carlos Pascual de Lara. Donación, catálogo de exposición, Valencia, Ivam, 2002; M. Acebes, “Vallecas en la posguerra” y “La Escuela de Madrid”, en Álvaro Delgado. Gesto y color, San Sebastián, Nerea, 2004, págs. 41-76.

 

Montserrat Acebes de la Torre