Ayuda

Carlos Barral Agesta

Biografía

Barral Agesta, Carlos. Barcelona, 2.VI.1928 – 12.XII.1989. Escritor y editor.

Cursa el bachillerato en Barcelona en el colegio de los jesuitas (1939-1944) y la carrera de Derecho en la Universidad de Barcelona (1945-1950). En el seminario que sobre economía dicta Fabián Estapé (1946) conoce a Jaime Gil de Biedma, del que se hace íntimo amigo, en 1949. Este mismo año publica sus primeros versos en la revista universitaria Estilo. Se trata del soneto “Al timón” y de “Arco Iris”, un fragmento del poema “Las aguas reiteradas”, y también la que sería su primera entrevista en la sección “Los poetas en los claustros”. Más adelante, entre 1951 y 1953, colaborará asiduamente en la revista Laye en cuyas prensas, además, verá la luz su primera plaquette, Las aguas reiteradas (1952) que a su vez da pie a la primera plaquette de Jaime Gil de Biedma, Versos a Carlos Barral por su poema las aguas reiteradas, aparecida el mismo año.

Al terminar la licenciatura tuvo que abandonar sus deseos de entrar en la carrera diplomática, ya que la temprana muerte de su padre, ocurrida en 1936, le llevó a tenerse que ocupar de la empresa familiar, Seix Barral, y a convertirse en editor. A ese compromiso asumido con desgana se refiere en “Apellido industrial,” poema incluido en su libro Diecinueve figuras de mi historia civil (1960), y también en el primer volumen de sus memorias Años de penitencia (1975).

Sin embargo, la labor de Barral como editor habría de llegar a ser de una enorme importancia, ya que, en buena medida, determinó el criterio y los intereses literarios de muchos de sus coetáneos. En unión de su socio, Víctor Seix, y de sus colaboradores, Jordi Petit y Jaime Salinas, crea la colección Biblioteca Breve (1956), gracias a la que se difunden en castellano textos tanto ensayísticos como novelísticos de los principales autores europeos y americanos: de T. S. Eliot a Pavese, pasando por Miller o Below. Convoca el Prix International de Littérature y el Prix Formentor (1960-1967), junto a los más prestigiosos editores de Alemania, los países nórdicos, Francia, Italia y Estados Unidos, para propagar, mediante traducciones, la obra de los escritores galardonados. De la trascendencia del Premio Internacional da cuenta el hecho de que cuando Borges lo obtuvo (1961), pasó de ser un autor casi secreto a la consagración académica, primero, y después, al reconocimiento del público.

También el premio Biblioteca Breve (1958-1971), ligado a la colección del mismo nombre, será fundamental para introducir en España a los autores hispanoamericanos, como Vargas Llosa, Cabrera Infante o Carlos Fuentes, y para el cambio de los gustos del público lector. Al romper con Seix Barral (1969), funda editorial propia, Barral Editores (1970-1979).

En la transición democrática, Barral fue elegido por el Partido Socialista —durante tres legislaturas seguidas (1982-1988)—, senador por Tarragona, a cuya demarcación pertenece el pueblo de Calafell, en el que tenía una casa, hoy convertida en Museo por deseo de su esposa, Yvonne Hortet, y de sus hijos.

No obstante, Barral quiso ser por encima de todo poeta y como tal, a la vuelta del homenaje a Machado en Collioure (febrero de 1959), trató de promocionarse en una maniobra de taller, llevada a cabo en 1959, junto a sus compañeros, José Agustín Goytisolo y Jaime Gil de Biedma. Para conseguirlo se presentaron conjuntamente en el Ateneo de Madrid (octubre de 1959), insistieron en la publicación de la Antología. Veinte años de poesía española (1960), al cuidado de su avalador, el crítico José María Castellet, interesado por entonces en la poesía social, y fundaron la colección Colliure (1960), para poder autopublicarse y publicar textos directamente relacionados con el realismo crítico.

La obra poética barraliana puede dividirse en varias etapas, la primera va de Las aguas reiteradas (1952) a Metropolitano (1957), poemario al que acompaña un Diario de trabajo (1955-1965), donde cuenta las vicisitudes de composición de ese poema unitario, de difícil comprensión, repleto de cultismos y étimos, y de algunos otros textos que incluirá en Diecinueve figuras de mi historia civil (1961), libro que inicia la segunda etapa en la que pasa del hermetismo anterior a un tipo de poesía más asequible, a la moda de la literatura social. A la tercera etapa corresponden las entregas que van de Usuras (1965) a Lecciones de cosas (1986), pasando por Informe personal sobre el alba y acerca de algunas auroras particulares (1970) y en ella muestra de una manera más depurada su interés por labrarse una lengua poética personal, basada, en gran parte, en el uso de una adjetivación metagógica y/o metonímica. Barral escribió también una novela, Penúltimos castigos (1983), y continuó sus memorias con Los años sin excusa (1978) y Cuando las horas veloces (1988). En lengua catalana publicó dos libros de viajes, Pel car de fora, Catalunya des del mar (1982) y Catalunya a vol d’ ocell (1985). Póstumamente aparecieron su Poesía completa (1998), sus Diarios 1959- 1987 (1993) y la reunión de sus entrevistas Almanaque (2000) y de sus artículos, Observaciones a la mina de plomo (2002).

 

Obras de ~: Las aguas reiteradas, Barcelona, [Delegación Provincial de Educación], 1952 (separata de la Revista Laye, n.º 3); Metropolitano, Torrelavega, Cantalaprieda, 1957 (col. Cantalapiedra, 10); Diecinueve figuras de mi historia civil, [Barcelona], [Seix Barral], [1961] (col. Colliure); Usuras, cuatro poemas sobre la erosión y la usura del tiempo, Madrid, Poesía para todos, 1965; Figuración y fuga, Barcelona, Seix Barral, 1966; Informe personal sobre el alba y acerca de algunas auroras particulares, Barcelona, Lumen, 1970; Usuras y figuraciones: Poesía, 1952-1972, Las Palmas de Gran Canaria, Inventarios Provisionales, 1973; Años de penitencia, Madrid, Alianza, 1975; Los años sin excusa, Barral Editores, 1978; Pel car de fora, Catalunya des del mar, Barcelona, Edicions 62, 1982; Penúltimos Castigos, Barcelona, Seix Barral, 1983; Diez Poemas para el nieto Malcolm, Barcelona, Bibliofilia Gráfica, 1984; Catalunya a vol d’ocell, Barcelona, Edicions 62, 1985; Lecciones de cosas, Barcelona, Península-Edicions 62, 1986; Cuando las horas veloces, Barcelona, Tusquets, 1988; Diario de Metropolitano, Granada, Diputación Provincial de Granada, 1988 (col. Maillot amarillo); Diarios, 1959-1987, Madrid, Anaya & Mario Muchnik, 1993; Poesía Completa, Barcelona, Lumen, 1998; Almanaque, Valladolid, Cuatro, 2000; Observaciones a la mina de plomo, Barcelona, Lumen, 2002.

 

Bibl.: C. Riera, La Escuela de Barcelona: Barral, Gil de Biedma, Goytisolo, el núcleo poético de la generación de los cincuenta, Barcelona, Anagrama, 1988; La obra poética de Carlos Barral, Barcelona, Península, 1990; T. Sánchez Santiago y J. M. Diego, Dos poetas de la generación de los cincuenta: Carlos Barral y José Ángel Valente, Granada, Ubago, 1990; J. Jové, Carlos Barral en su poesía (1952-1979), Lérida, Pagès, 1991; J. V. Saval, Carlos Barral entre el esteticismo y la reivindicación, Madrid, Fundamentos, 2002.

 

Carme Riera