Ayuda

José Luis Ozores Puchol

Biografía

Ozores Puchol, José Luis. Peliche. Madrid, 18.VI.1923 – 10.V.1968. Actor.

José Luis Ozores, Peliche, nació en el seno de una de las más importantes dinastías españolas de actores. Aunque inició los estudios de Aparejador, esta vinculación familiar hizo que su debut en el teatro se produjera cuando apenas tenía diecisiete años, en la compañía de sus padres, Mariano Ozores Francés y Luisa Puchol Butier, continuando, posteriormente, su carrera en el teatro en Madrid, en la compañía del Teatro María Guerrero, donde interpretó la comedia Ni tonto, ni rico, sino todo lo contrario de Tono y Miguel Mihura, en la que consiguió un importante éxito demostrando grandes aptitudes como cómico del absurdo.

Debutó en el cine en 1944 en El camino de Babel, una película de Jerónimo Mihura, pero no tuvo su primer éxito hasta 1950 en la película El último caballero, de Edgar Neville, y le llegó su consagración en 1955 con la película de Pedro Luis Ramírez, Recluta con niño. A partir de este momento, su filmografía es casi un repaso de las más reconocidas películas del momento como Calabuch, de Luis García Berlanga o Los ladrones somos gente honrada, otra vez con Pedro Luis Ramírez, ambas rodadas en 1956, o, para este último director, nuevamente, al año siguiente interpretó El tigre de Chamberí. En todas estas interpretaciones, como lo había sido anteriormente en el teatro, su éxito vino acompañado por el enorme cariño del público, ayudado, sin duda, por el perfil interpretado, con evidente carga melodramática, de un personaje caracterizado como un paleto recién llegado del pueblo, carente de malicia, que se instalaba en Madrid, y trataba de incorporarse a una sociedad en transición.

A partir de 1963 sufrió una esclerosis múltiple que le produjo una parálisis progresiva que le obligó a utilizar una silla de ruedas, pero esta grave enfermedad no le impidió intervenir, disimulando su inmovilidad, en un par de películas que dirigió su hermano Mariano Ozores, y continuar asimismo vinculado al mundo del espectáculo, colaborando en Radio Televisión Española (RTVE) como presentador de un programa, para dos años después regresar al teatro interpretando El Poder de Joaquín Calvo Sotelo. Por esta época vio reconocido su trabajo con el Premio del Síndicato Nacional del Espectáculo por La hora incógnita (1964), así como la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, y el Premio María Rolland. Pero la misma enfermedad que no consiguió apartarle de las tablas, le causó la muerte en 1968, siendo hoy en día un actor recordado y auténtico precursor de un humor serio e inteligente como el del absurdo. El Festival de Cine de Valladolid le homenajeó en su certamen de 2003.

 

Obras de ~: Filmografía: Actor en J. Mihura (dir.), El camino de Babel, 1945; E. Neville (dir.), El último caballo, 1950; E. Neville (dir.), Cuento de hadas, 1951; R. Gil (dir.), De Madrid al cielo, 1952; A. de Lara (dir.), Habitación para tres, 1952; R. Torrado (dir.), Plume au vent, 1952; E. Manzanos Brochero (dir.), Cabaret, 1953; J. A. Bardem y L. García Berlanga (dirs.), Esa pareja feliz, 1953; E. Manzanos Brochero (dir.), Buenas noticias, 1954; J. M.ª Forqué (dir.), El diablo toca la flauta, 1954; J. M.ª Elorrieta (dir.), Al fin solos, 1955; J. L. Sáenz de Heredia (dir.), Historias de la radio, 1955; P. L. Ramírez (dir.), Recluta con niño, 1955; R. J. Salvia (dir.), ¡Aquí hay petróleo!, 1956; R. Núñez (dir.), La chica del barrio, 1956; L. Lucia (dir.), La vida en un bloc, 1956; R. Gil (dir.), La gran mentira, 1956; J. M.ª Elorrieta (dir.), Encuentro en la ciudad, 1956; L. García Berlanga (dir.), Calabuch, 1956; P. Lazaga (dir.), El fotogénico, 1957; P. L. Ramírez (dir.), La cenicienta y Ernesto, 1957; P. L. Ramírez (dir.), El tigre de Chamberí, 1957; I. F. Iquino (dir.), Los ángeles del volante, 1957; R. J. Salvia (dir.), Pasaje a Venezuela, 1957; E. Manzanos Brochero (dir.), El andén, 1957; P. Lazaga (dir.), El aprendiz de malo, 1958; J. L. Romero Marchent (dir.), El hombre del paraguas blanco, 1958; R. J. Salvia (dir.), El puente de la paz, 1958; J. Griñán (dir.), Patio andaluz, 1958; P. Balañá (dir.), El casco blanco, 1959; E. Cahen Salaberry (dir.), Parque de Madrid, 1959; P. L. Ramírez, El gafe, 1959; M. Ozores (dir.), Las dos y media y... veneno, 1959; J. M.ª Ochoa (dir.), Juicio final, 1960; L. Lucia (dir.), Un ángel tuvo la culpa, 1960; R. Fernández (dir.), ¡Ahí va otro recluta!, 1960; M. Ozores (dir.), Salto mortal, 1961; R. Fernández (dir.), Margarita se llama mi amor, 1961; M. Ozores (dir.), Su alteza la niña, 1962; P. Lazaga (dir.), Sabían demasiado, 1962; M. Ozores (dir.), Alegre juventud, 1963; M. Ozores (dir.), Suspendido en sinvergüenza, 1965; M. Ozores (dir.), Hoy como ayer, 1966.

 

Bibl.: J. L. Borau (dir.), Diccionario del cine español, Madrid, Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España-Alianza Editorial, 1998, págs. 649-650; A. Martínez Torres, Diccionario Espasa cine español, Madrid, Espasa Calpe, 1999; M. Ozores, Respetable público: cómo hice casi cien películas, Barcelona, Planeta, 2002; C. Combarros Peláez, José Luis Ozores: La sonrisa robada, Valladolid, Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), 2003; G. Balmori, Diccionario ilustrado de actores, Madrid, Ediciones JC Clementine, 2003.

 

Antonio Ferreño Seoane