Ayuda

José Luciano Campuzano y Herrera

Biografía

Campuzano y Herrera, José Luciano. Los Corrales (Cantabria), 1801 – ?, 19.XI.1885. Militar, teniente general, procedente de Ingenieros.

Ingresó en el Ejército como cadete de menor edad en 1816 y al año siguiente lo hacía en la Academia Especial de Ingenieros de Alcalá de Henares. En enero de 1823, continuando aún como alumno, tomó parte en la acción que puso en fuga a la partida absolutista del general Bessieres. Ante la entrada de los llamados “Cien Mil Hijos de San Luis”, la Academia se trasladaba a Granada y después a Málaga, donde celebraba exámenes, por los que Campuzano era ascendido a subteniente. Posteriormente, formaba parte del Ejército mandado por Riego, con el que participó en numerosas acciones, entre ellas en la de Lorca, donde fue hecho prisionero de los franceses. “Impurificado” por constitucionalista, era separado del servicio hasta 1829, año en el que se le admitía de nuevo en la Academia de Ingenieros como subteniente alumno, y de donde salía como teniente en 1831, después de terminar los estudios reglamentarios.

Estuvo destinado en el primer Regimiento del Arma (el único hasta 1860) desde su ingreso en el Cuerpo de Ingenieros, hasta 1838, año en el que pasaba al Cuerpo de Estado Mayor, y en el que se mantendría hasta 1844.

Durante los años de permanencia en el Regimiento de Ingenieros y con su unidad tomó parte en numerosas campañas. En una de las variadas acciones en las que intervino en el transcurso de la Primera Guerra Carlista, batalla de Santa Marina y alturas de Galdácano, recibió como recompensa la Cruz de San Fernando de 1ª Clase, así como el ascenso al grado de coronel de Infantería sobre el campo de batalla. Anteriormente había participado en la defensa de Maeztu (Álava), del 1 al 3 de abril de 1835 (por la que se le concedió la Cruz Laureada de 2ª Clase, en 1839), y en la liberación de Bilbao en 1836. Siguiendo con las operaciones de la Guerra Carlista, e incorporado al Cuerpo de Estado Mayor en 1838, en ese año estuvo en el Ejército de Reserva de Andalucía, y en 1839 pasaba al de Cataluña, donde de nuevo se distinguió por su valor, de forma especial en la acción de Peracams (Barcelona). En esta acción, al mando de un Escuadrón de Caballería cargó sobre el enemigo, al que puso en fuga, acción que fue recompensada, por segunda vez sobre el campo de batalla, con el ascenso a coronel de Caballería. Finalmente, en 1840, destinado como Jefe de Estado Mayor en el Ejército del Centro, participó en todas las operaciones de este ejército realizadas en el Maestrazgo, Molina y Altos de Aragón (sitios de Aliaga y de Alcalá de la Selva, donde mandó personalmente la columna de asalto, etc.), operaciones que dieron como resultado la terminación de la guerra. Además, en ese año de 1840 fue nombrado presidente de una comisión compuesta de oficiales de Ingenieros y de Estado Mayor, para proyectar nuevas comunicaciones militares (telegrafía óptica) en la provincia de Valencia.

En 1843 era promovido a brigadier, siendo destinado como Jefe de Estado Mayor del Ejército de Aragón, con el que realizó las operaciones sobre Zaragoza, por lo que fue recompensado con el ascenso a Mariscal de Campo.

Después de ejercer los cargos de 2º Cabo de Aragón y de Navarra, Gobernador Militar de Cádiz y el de Capitán General de Valencia, en 1853 fue nombrado Director General de Artillería, y en 1856 Capitán General de Puerto Rico, cargo al que renunció por su delicado estado de salud. Fue ingeniero general de 1864 a 1865 y en 1879 pasaba a la Sección de Reserva, por haber cumplido la edad reglamentaria.

Además de la Cruz de San Fernando, estaba en posesión de Cruz de San Fernando de Tercera Clase, otra de Segunda, Laureada, de la Gran Cruz de la Orden de Carlos III, Gran Cruz de la Real Orden Americana de Isabel la Católica y Cruz y Placa de la Orden de San Hermenegildo. Por otra parte, fue senador vitalicio del Reino.

 

Obras de ~: “Reformas de la táctica de Infantería”, en Revista Militar (1850).

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), exps. personales; Senado de España, Expediente personal del senador vitalicio D. José Luciano Campuzano de Herrera.

Estado del Cuerpo de Estado Mayor, Madrid, Imprenta del Boletín del Ejército, 1843; J. Almirante, Bibliografía Militar de España, Madrid, Imprenta y Fundición de Manuel Tello, 1876; J. Carrillo de Albornoz y Galbeño, “Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando pertenecientes al Arma de Ingenieros”, en Memorial del Arma de Ingenieros (Madrid, Ministerio de Defensa), n.os 63-66 (2001-2002).

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño