Ayuda

Miguel Juan Balaguer de Camarasa

Biografía

Balaguer de Camarasa, Miguel Juan. Camarasa (Lérida), c. 1590 – Malta, 5.XII.1663. Doctor en ambos Derechos, prior de la Orden de San Juan de Jerusalén en Malta y obispo de Malta desde 1635 hasta su muerte.

Poco se sabe sobre su vida, hasta que aparece en la isla de Malta; tan sólo que había adquirido el doctorado en ambos derechos, aunque se ignora en qué universidad.

Su presencia en Malta se detecta, en primer lugar, como “Freyle Capellán conventual de la Religión de San Juan de Jerusalén” (Gómez Uriel, 1884, apud Latassa). Pronto pasó a ser prior o, más exactamente, “abad mitrado” de la iglesia de esta Orden de San Juan. Quizás no esté fuera de lugar decir que el emperador Carlos V, el 24 de marzo de 1530, cedió la isla de Malta y adyacentes a los grandes maestres de la Orden de San Juan de Jerusalén. Quedaron los grandes maestres como soberanos territoriales, mas, para demostrar simbólicamente su dependencia del Rey español, se daría anualmente, como símbolo de reconocimiento, un halcón maltés al virrey español de Sicilia. Pues bien, hallábase ejerciendo muy dignamente Balaguer el cargo antes dicho de abad mitrado de la Orden, cuando fue presentado por el rey Felipe IV ante el papa Urbano VIII como futuro obispo de Malta, lo que fue aprobado por la Santa Sede el 12 de febrero de 1635. Balaguer debía de hallarse en Roma entonces, porque seis días después, el 18 de febrero, fue consagrado en la Ciudad Eterna por el cardenal Francesco Maria Brancaccio, asistido por el cardenal Pier Luigi Carafa y el obispo Carlo Caraza.

Viajó enseguida y tomó posesión de su sede maltesa el 23 de marzo de 1635. Esta sede episcopal se encontraba por entonces en un momento comprometido, a causa de los conflictos levantados por las pretendidas usurpaciones del papa Urbano VIII sobre los seculares privilegios de la Orden y, además, por las acusaciones, tanto del Papa como del Rey de España, de que la Orden reclutaba militarmente ciudadanos malteses en perjuicio del fuero eclesiástico. Por eso, Balaguer debió gobernar tan especial diócesis de una forma muy prudente, con un moderado celo, para conciliar los intereses del papado, del Rey de España y de la Orden de San Juan, que ya se conocía como Orden de Malta, representada por el longevo gran maestre Pablo Lascaris (1560-1657). Así tuvo que dirigir su iglesia diocesana Balaguer (“en medio de diversos incidentes [...]”, según el Dictionnaire d’Histoire [...], 1932) durante veinte y ocho años.

Hacia la mitad de su episcopado había celebrado un sínodo diocesano en Malta en 1646, cuyas conclusiones se publicaron en Roma. Y había obtenido del papa Urbano VIII dos decretos: uno, “el distintivo para sus dignidades y canónigos del roquete de manga justa, de muceta, manto violado de seda y capillo de armiños” (Enciclopedia Espasa, 1910); otro, regulando el producto de los espolios de los obispos de Malta, para que tuviesen el más legítimo destino y no otro, como se pretendía por uso y costumbre, gracias a la publicación por Balaguer de su libro Tratado de los legítimos derechos de los Espolios [...]. Aparte de este Tratado [...], y de la publicación del sínodo, la Enciclopedia Espasa (1910) le atribuye “otras publicaciones”, sin que se haya conseguido encontrarlas.

Es curioso, o casual, que al proceder el erudito Rocco Pirro a publicar su voluminosa obra Sicilia Sacra [...] (tres grandes volúmenes, publicados en 1630, 1641 y 1651), en su volumen II (1641), incluye la parte de su obra correspondiente al “Liber Tertius” que incorpora, en su “Noticia Septima”, la parte dedicada a la “Melitensis Ecclesiae episcopales” (págs. 583-628), es decir, un capítulo séptimo dedicado a la Iglesia episcopal de Malta. Como quiera que en dichos años regía la diócesis Camarasa, el autor de esta obra, R. Pirro, hace una barroca dedicatoria de su parte monográfica a quien entonces era el obispo de Malta, el “Illustrissmo et Reverendissmo Domino F. D. io. Michali Balagver et Camarasa, Melitenses Episcopo”, insertando en la cabecera su muy historiado escudo episcopal y una meliflua dedicatoria, todo en latín, lengua en que está escrita la gran obra, que ocupa dos páginas (583 y 584). Luego sigue la serie histórica de los obispos de Malta, que tuvieron una larga interrupción con la “ocupación agarena”, reanudándose el nuevo episcopado maltés con numeración propia, desde el número uno, con Gvalterius, en el año 1089, y siguiendo ininterrumpidamente hasta el número 45, que corresponde a Balaguer de Camarasa, que empieza de la siguiente forma: “45. F. Michall io. Balaguer Camarasa, Aragonensis [...]”. Habla de su presentación por el rey Felipe IV, su aceptación por el papa Urbano VIII, su consagración, su toma de posesión (el 25 de marzo de 1635, ligera diferencia con otros datos históricos reseñados), del vicario Antonio Tholossentem, de las religiosas de Santa Úrsula, de la “piedad y prudencia” del obispo, del decreto del Papa sobre la concesión a los canónigos de la Iglesia maltesa de “Muzetta violacei coloris, cum Rochetta, atque Cappa magna [...]” (mucetas de color violeta, con roquete, y una gran capa [...]), así como diversas intervenciones del “F. Paulus Lascaris Castellar”, el gran maestre de la Orden de Malta. No menciona el sínodo diocesano, porque el libro está publicado en 1641 y el sínodo fue en 1646; tampoco habla de los escritos del obispo.

Falleció Balaguer del Camarasa en su sede episcopal el 5 de diciembre de 1663 (y no “el 14 de septiembre”, como dice el Dictionnaire d’Histoire et de Géographie Ecclésiastiques [...], 1932) y fue sepultado en la catedral de Malta.

 

Obras de ~: Tratado de los legítimos derechos de los Espolios episcopales y sus verdaderos destinos, en el que se manifiestan los abusos que deben remediarse en los que provienen de las vacantes de la Sede de Malta [obra citada por todos los biógrafos, pero de la que no se ha encontrado ningún ejemplar en Bibliotecas europeas]; Malta Diocesi. Decreta meliuetanae synodi actae in cathedrali melitensi, die vigesima, secunde abrilis, dominicia tertia post Pasc., Romae, 1647.

 

Bibl.: R. Pirri, Sicilia Sacra, seu Notitiae Siciliensium Ecclesiarum, Abbatiarum, Prioratuum, &c., Panormi [= Palermo], ex Typis Hieronymi de Rosellis, 1641, vol. II, págs. 583-584 y 615; I. S. Mifsud, Biblioteca Maltese del avvocato Mifsud. Parte prima che contiene l’istoria cronologica e le notizie della persona e delle opere degli scrittori nati a Malta e Gozo fino all’ anno 1650, Malta, stamp. di D. N. Capaci, 1764, XXIV + 437 págs; P. B. Gams, Series Episcoporum Ecclesiae Catholicae [...], Ratisbonae, G. J. Man, 1873, vol. I, pág. 948; M. Gómez Uriel, Bibliotecas Antigua y Nueva de Escritores Aragoneses de LATASSA, aumentadas y refundidas en forma de Diccionario Bibliográfico-Biográfico, Zaragoza, Imprenta de Calisto Ariño, 1884, vol. I, pág. 174; Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana [...], Madrid, Espasa Calpe, 1910, vol. VII, pág. 280; Fr. J. Pont y Martí, Archivo de la Embajada de España cerca de la Santa Sede, vol. II, Índice analítico de los documentos del siglo XVII, Roma, Palacio de España, 1917, pág. 121 (leg. 121, año 1664, carta al Papa sobre vacante por muerte del obispo de Malta, el “Fr. Mig. Balaguer” y “propuesta de nuevo obispo para Fr. Lucas Bueno, día 11 de agosto”); “Balaguer y Camarasa (Miguel-Juan)”, en Dictionnaire d’Histoire et de Géographie Ecclésiastiques [...], vol. VI, Paris-VI, Letouze et Ané, 1932, cols. 301-302; L. Ferrari, Onomasticon. Repertorio biobibliografico degli scrittori italiani del 1501 al 1850, Milano, Ulrico Hoepli, 1947, pág. 88 [se apoya en la Biblioteca Maltese, de I. S. Mifsud, 1764, supra]; A. Z. Gabarretta, The presentation and nomination of the bishops of Malta in 17th and 18th centuries, Malta, Universidad, 1961 [tesis doctoral]; Diccionari Biogràfic, Barcelona, Alberti Editor, 1966, vol. I, pág. 187; Index Bio-Bibliographicus Notorum Hominum, Osnabrück, Biblio Verlag, 1978, vol. 10, pág. 762; J. Galtés: “Balaguer de Camarasa, Miquel Joan”, en Gran Enciclopèdia Catalana, Barcelona, Enciclopèdia Catalana, 1981, vol. III, pág. 58.

 

Fernando Rodríguez de la Torre