Ayuda

Romualdo Palacio González

Biografía

Palacio González, Romualdo. Málaga, 7.II.1827 – Getafe (Madrid), 7.IX.1908. Teniente general, gobernador general de Puerto Rico y caballero Gran Cruz de la Orden de San Fernando.

Era hijo del teniente general Mariano Palacio Navarro y de María González, naturales de Zaragoza. Ingresó a los nueve años en el Ejército como cadete de menor edad. En 1841 empezó a prestar sus servicios en el Regimiento de Navarra y dos años después, siendo todavía cadete, tomó parte en el alzamiento contra Espartero, interviniendo en la acción de Torrejón de Ardoz.

Obtuvo los empleos de subteniente y teniente por antigüedad, prestando sus servicios en Zaragoza, en Lérida y otros puntos de Cataluña. En 1854 fue premiado con el empleo de segundo comandante por su comportamiento en la acción de Vicálvaro.

Luchó en África en 1859 con el Batallón de Cazadores de Baza y formando parte del 3.er Cuerpo de Ejército, interviniendo en los combates que tuvieron lugar los días 15, 17, 20, 22, 25, 29 y 30 de diciembre, por lo que recibió la Cruz de San Fernando de 1.ª Clase. Al año siguiente combatió en las alturas de la Condesa, Río Asmir y Cabo Negro, destacando en las inmediaciones del fuerte de la Estrella, donde sufrió la fractura de una pierna y ganó el ascenso a primer comandante. A pesar de su herida continuó en campaña, hallándose en las batallas de Tetuán y Wad Ras, en la que fue muerto su caballo.

En 1860 fue destinado al Regimiento de Isabel II, pero al año siguiente la fractura sufrida en África le obligó a solicitar el retiro como inutilizado en campaña, pasando a residir en Madrid con el sueldo mensual de 1400 reales.

Una vez repuesto de su inutilidad, retornó a la situación de actividad en 1868, concediéndosele el empleo de teniente coronel por antigüedad y el de coronel por gracia general, tras lo cual se le dio el mando del Regimiento del Infante, al frente del cual persiguió a los carlistas en la provincia de Zaragoza, siendo recompensado en 1869 con el ascenso a brigadier.

Con este último empleo tuvo el mando de varias brigadas, al frente de las cuales combatió a los republicanos en Cataluña, destacando en la toma de Esparraguera, donde les ocasionó grandes pérdidas y recibió una herida en la cabeza, y más tarde en el ataque a Martorell, consiguiendo la pacificación de la región.

También combatió la sublevación republicana de Valencia, siendo recompensada su relevante actuación con la Gran Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo. A partir de 1870 se enfrentó a los carlistas en Navarra y Vascongadas, consiguiendo dar fin a la insurrección en tan sólo ocho días.

En 1872 mandó la 1.ª Brigada de la 1.ª División del Ejército del Norte, con la que se halló en las acciones de las Peñas de Artabia y del Puerto de Zudaire, siendo recompensado con el ascenso a mariscal de campo y haciéndose cargo del mando de la 1.ª División del Ejército de Castilla la Nueva.

En diciembre de 1872 fue nombrado capitán general de Granada y en septiembre del siguiente año, segundo cabo de la isla de Cuba, cargo que no llegó a desempeñar al ser puesto al frente de la capitanía general de Valencia; tuvo que enfrentarse de nuevo a los carlistas, en cuyas manos estaba a punto de caer la capital mientras las unidades se sublevaban, consiguiendo enseguida recuperar la disciplina.

Emprendió el 15 de noviembre de 1873 una marcha con dos brigadas para socorrer a Morella, asediada por fuerzas carlistas, que trataron por todos los medios de impedir su movimiento, tomando posiciones dominantes sobre la Rambla Carbonera, a lo largo de la cual discurría la carretera entre Albocácer y Arés del Maestre. Una vez atravesado el primero de estos pueblos, las partidas de Vallés, Segarra, Cucala, Vizcarro y otros comenzaron a hostigarle desde las alturas que dominaban ambas vertientes de la rambla; le obligaron a emplear a los brigadieres Weyler y Golfín en la toma de dichas alturas, lo que se consiguió con grandes esfuerzos y permitió llegar a Arés, considerado como inaccesible, donde se concentraron todas las fuerzas, y continuaron la marcha libremente hasta entrar en Morella el día 27.

Propuesto para la concesión de la Gran Cruz de San Fernando, los sucesivos gobiernos de la República no decidieron al respecto, por lo que el expediente sería archivado y no volvería a abrirse hasta ocho años después de la comisión del hecho. Por fin, el 22 de noviembre de 1883 se adoptaría la decisión de concederle la Cruz de San Fernando de 5.ª Clase o Gran Cruz.

Destinado al año siguiente a las órdenes del duque de la Torre, general en jefe del Ejército del Norte, luchó en San Pedro Abanto. Posteriormente pasó a mandar el 2.º Cuerpo de Ejército y a continuación la División de Vanguardia, con la que tomó las alturas de Montellano y el monte Galdames.

En mayo de 1874 fue nombrado capitán general de Aragón y enseguida tuvo que partir en auxilio de las plazas de Morella y Alcañiz, enfrentándose durante la marcha a las partidas de Marco de Bello, Palacios, Polo, Vallés y Madrazo, a las que batió. En agosto siguiente fue ascendido a teniente general y en noviembre se le confió la capitanía general de Granada, de la que no llegó tomar posesión por haber dimitido en enero de 1875, pasando largo tiempo en situación de cuartel.

Fue nombrado gobernador general de Puerto Rico en 1887 y más tarde director general de la Guardia Civil. En 1898 pasó a la situación de reserva en Madrid. Era caballero Gran Cruz de las Órdenes de San Fernando, San Hermenegildo y al Mérito Militar con distintivo rojo, y de San Mauricio y San Lázaro de Italia. La banda de la Gran Cruz con su venera y la Gran Cruz se encuentran expuestas en el Museo del Ejército. Estuvo casado con Casandra Rodríguez Pumarejo.

 

Obras de ~: Proyecto de Organización Militar discutido entre varios Oficiales Generales y que publica el excelentísimo señor Teniente General don Romualdo Palacio, Madrid, Imprenta de la Dirección General de Caballería, 1888.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Secc. 1.ª, legs. P-199, P-208 y P-208; Exps. matrimoniales, caja 459, leg. exp. 22; Archivo Histórico Nacional, Ultramar, 5125, exps. 2 y 3; Ultramar, 5146, exp. 5; Ultramar, 1239, exp. 44; Registro Civil de Madrid, t. 31, fol. 175.

J. L. Isabel Sánchez, Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando. Infantería, t. I, Madrid, Ministerio de Defensa, 2001; A. de Ceballos-Escalera y Gila, J. L. Isabel Sánchez y L. de Cevallos-Escalera y Gila, La Real y Militar Orden de San Fernando, Madrid, Palafox & Pezuela, 2003.

 

José Luis Isabel Sánchez