Ayuda

Antonio Sáenz

Biografía

Sáenz, Antonio. Buenos Aires (Argentina), 6.VI.1780 – 25.VII.1825. Sacerdote, funcionario, educador, político.

Fueron sus padres Miguel Sáenz de Baños, originario de Galicia, y Francisca Javiera Saraza, porteña.

A los quince años ingresó en el Real Colegio de San Carlos. Terminados sus estudios secundarios en 1800 ingresó en la Universidad de Chuquisaca, donde en 1804 se doctoró en Derecho. De vuelta en Buenos Aires recibió el diaconado en 1805 y el presbiterado en febrero de 1806. Ocupó la Cátedra de Teología en el Real Colegio de San Carlos y, habiéndose matriculado como abogado en la Real Audiencia de Buenos Aires, fue designado defensor de pobres en lo civil en 1806, defensor general de los derechos y acciones de la Catedral y defensor del Cabildo eclesiástico en 1807.

Cuando comenzó el movimiento revolucionario abrazó la causa de la independencia e inició una larga carrera pública en la que destacó siempre por su acción a favor de la cultura. Participó en el Cabildo Abierto del 22 de mayo de 1810, donde expresó su voto por la destitución del virrey. Como representante de la provincia de San Luis participó en la frustrada asamblea constituyente del año 1812. En 1816 fue elegido diputado por Buenos Aires para integrar el Congreso de Tucumán, en el que se declaró la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Fue el fundador y el primer rector de la Universidad de Buenos Aires inaugurada el 12 de agosto de 1821.

Fue titular de la Cátedra de Derecho Natural y de Gentes y ocupó ambos cargos hasta su fallecimiento.

 

Bibl.: J. A. García, Historia de la Universidad de Buenos Aires y de su influencia en la cultura argentina, Buenos Aires, 1921; C. Ibarguren (h), “Sáenz de Baños y Saraza, Antonio”, en Genealogía, 13, parte IV (1961), págs. 337-339; N. Fasolino, Castro Barros y Sáenz: Congresales de Tucumán, Buenos Aires, 1967; Vida y obra del primer rector y cancelario de la Universidad de Buenos Aires Presbítero Dr. Antonio Sáenz, Buenos Aires, 1968.

 

Paulina Victoria Rodríguez Melgarejo