Ayuda

Averroes

Imagen
Biografía

Averroes: Abū l-Walīd Muammad b. Aḥmad b. Muammad b. Rušd al-Hafīd (el nieto). Conocido en Oriente por Ibn Rušd. Córdoba, 1126 – Marrakech, 8 de safar 595 H./10.XII.1198. Filósofo, teólogo, jurista y médico andalusí, y el mejor conocedor y expositor medieval de Aristóteles.

Averroes era de familia muladí (descendientes de hispano-visigodos convertidos al Islam). De sus antepasados, ‘Abd Allāh b. Rušd, Muḥammad b. 'Abd Allāh b. Rušd, Aḥmad b. Muḥammad b. ‘Abd Allāh b. Ruūd, apenas si conocemos su existencia; no así de su abuelo el famoso jurisperito Abu-l-Walīd Muḥammad b. Aḥmad b. Muḥammad b. Rušd (1058-1126) llamado al-Ŷidd (el abuelo) que fue cadí mayor (qādī al-ŷamā ') de Córdoba y autor de famosas obras de jurisprudencia. El padre de Averroes, llamado Abū-l-Qāsim Aḥmad b. Muḥammad b. Aḥmad b. Muḥammad b. Rušd (1094-1168) fue también cadí mayor de Córdoba. Era, pues, una familia bien instalada en la “administración” almorávide y almohade, ya que el cadí o juez mayor tenía título de ministro (visir), función judicial y carácter religioso.

Según los biógrafos árabes, Averroes recibió primero la tradicional educación alcoránica, después la jurídica y más tarde la médica. Sus conocimientos de teología especulativa (kalām) y del derecho mālikī proceden de su familia y de dos alfaquíes, Abū Muḥammad b. Rizk Abū Marwān b. Murra. Estudió medicina con Abū Ŷafar b. Hārūn de Trujillo y Abū Marwān de Valencia. En cuanto a la filosofía, los biografos dicen que fue discípulo de Avempace (Ibn Bāŷŷa), bien que indirectamente; directamente lo fue de Ibn Ṭufayl, que fue su amigo y protector, aunque Averroes no siguiera su filosofía. La iŷāza (licentia docendi) debió recibirla antes de 1146, y se casó entre dicha fecha y 1153, siendo padre de más de cuatro hijos, dos de los cuales fueron conocidos, uno como pensador (Abū Muḥammad ‘Abd Allāh) y como cadí mayor el otro (Abū l-Qāsim Muḥammad), otros varios también fueron cadíes. Se le conocen varios nietos, uno de los cuales fue cadí mayor, y un biznieto.

Averroes es un gran defensor de la idea aristotélica de una filosofía estricta, oponiéndose duramente al compromiso de Avicena (Ibn Sīna) entre filosofía y pensamiento teológico. El año 1153, cuando tenía veintisiete años, encontramos a Averroes en Marrāquex, a donde ya había ido cuando niño con su padre; y en 1159 debió terminar la primera redacción de la Exposición compendiada de la filosofía que es una introducción a la filosofía aristotélica, en ella aparece ya la idea de la unidad de los entendimientos agente y material, que luego desarrollaría en la Exposición parafrástica del “De anima” y en el Comentario literal o mayor a dicha obra. Anterior a la fecha antes citada es el Libro de lo necesario en la lógica, exposición del Organon, Retórica y Poetica de Aristóteles y de la Isagoge de Porfirio. Los traductores latinos medievales llamaron a las exposiciones compendiadas comentarios menores, a las paráfrasis comentarios medios y a los comentarios literales comentarios mayores.

Entre 1163 y 1169 Averroes compuso el Libro de las generalidades de la medicina, que acaso retocase en 1193 y en el que compendia la medicina galénica medieval siguiendo las pautas de los tratados médicos árabes orientales; pese a ello y en más de una ocasión, aparecen observaciones curiosas sobre al-Andalus, lo que también sucede en los Comentarios a Galeno, tanto al hablar de algunos alimentos (aceite, berenjenas, huevos, etc.) como del pelo de los andalusíes, de la excelente lana de sus corderos y aún de la inteligencia de los naturales del país.

En 1168 tuvo lugar un hecho decisivo en la vida de Averroes: Ibn Ṭufayl le presentó al sultán almohade Abū Ya'qūb Yūsuf en la corte de Marrakech. La entrevista entre el monarca y Averroes fue muy curiosa, pues éste se mostró muy reservado sobre su condición de filósofo, correspondiendo al sultán las muestras de confianza y aliento para sus trabajos. Un año después (1169) el aprecio del sultán se manifestó públicamente al nombrar a Averroes cadí mayor de Sevilla. Por estas fechas escribió la Bidāya o Punto de partida del doctor autorizado y término supremo del doctor moderado sobre el derecho islámico. Poco antes había empezado la Exposición parafrástica del “Organon” de Aristóteles, pues el 29 de abril de 1168 (lunes 19 raŷab 563) fechó el tratado sobre los Tópicos. Dicha obra la terminó el 26 de julio de 1175 (sábado 5 muḥarram 571), día en que fecha el tratado sobre la Retórica.

En Sevilla, pese a la importante labor jurídica y social allí realizada, que fue muy apreciada por los sevillanos, y que luego la recordarían en los años de desgracia política del filósofo, escribió la importante Exposición parafrástica de la “Física” de Aristóteles fechada entre el 23 de noviembre y 22 de diciembre de 1169 (rabī' al-awwal 565) y el Libro de los animales, compendio de los escritos aristotélicos De partibus anim y De generatione anim, fechado entre el 14 de octubre y el 11 de noviembre de 1170 (safar 566).

En 1171 Averroes volvió a Córdoba y este viaje entre las dos ciudades andalusíes debió repetirse varias veces, pues en Córdoba tenía su biblioteca que echaba de menos cuando tenía que residir fuera de dicha ciudad. Poco después debió regresar a Sevilla, pues en ésta fecha uno de sus pequeños escritos de física entre el 13 de julio y el 8 de agosto de 1174 (ḍū-l-hiyya 569). Esta época fue de gran labor filosófica; escribe la Exposición parafrástica de la “Metafísica” (1174), de la Retórica, fechada el 26 de julio de 1175 (sábado 5 muḥarram 571), de la Poética y de la Etica nicomaquea, fechada el 4 de mayo de 1177 (miércoles 4 ḍū-l-qa'da 572). Después se trasladó a Marrakech, escribiendo el tratado Sobre la sustancia del mundo.

Poco después, entre 1179 y 1180, escribió los importantes trabajos teológicos Tratado que expone la relación entre la religión y la sabiduría y la Exposición de los caminos que conducen a la demostración de los artículos de la fe, así como la pequeña Carta a un amigo sobre la ciencia de Dios. Estos tratados son absolutamente originales respecto a las tradicionales exposiciones de teología especulativa islámica (kalām), y su relativo concordismo busca más las raíces escriturarias que las argumentaciones teológicas entonces al uso entre los musulmanes. Vuelto a Sevilla, Averroes redacta una de sus obras más importante y transcendental, la Destrucción de la “Destrucción de la filosofís” de al-Gazzālī, donde arriesgadamente desmonta dialéctica y duramente los argumentos teológicos islámicos contra la filosofía del teólogo oriental al-Gazzālī, pese a que éste era muy apreciado por los almohades como supuesto maestro del fundador Ibn Tūmart.

En 1182 Averroes fue nombrado médico de cámara del sultán almohade Yūsuf y cadí mayor de Córdoba, como antes lo habían sido su padre y su abuelo. Al morir el sultán Yūsuf y sucederle Ya'qūb al Mansūr, Averroes fue confirmado de hecho en sus puestos. Fue en esta época, hacia 1185, cuando tuvo lugar la visita a Averroes del luego famoso místico Ibn ‘Arabī de Murcia, entonces un adolescente, que éste describiría después barriendo para casa. Averroes debía estar entonces muy en contacto con la política del sultán almohade Ya'qūb al-Mansūr, pues el 11 de julio de 1188 (miércoles 9 ŷumadā al-ūlà 584) fechó la parte del Haŷŷ (Tratado de la peregrinación) del Bidāya, tratado que antes había omitido, pues la política de los gobiernos andalusíes nunca fue muy fomentadora de los viajes al Oriente obligados para hacer referida peregrinación; pero las ambiciones políticas del sultán almohade, que deseaba extender su imperio hacia Oriente, recomendaba no desdeñar la peregrinación a los Santos Lugares islámicos de La Meca y Medina.

Hacia 1190 los escritos de Averroes llegaron a El Cairo donde los conoció Maimónides, aunque no influyeron en la obra de este último influido por al-Fārābī y Avempace. En este periodo, 1190-1194, Averroes termina los comentarios literales al De coelo et mundo y a la Metafísica y la Exposición parafrástica de la “República” de Platón. Esta última es una obra realmente extraordinaria debido a las duras opiniones sobre la sociedad islámica de su tiempo. Así, en primer lugar, cree que la mayoría de los regímenes políticos islámicos fueron oligárquicos y aún tiránicos, empezando por los omeyas orientales y terminando por los almorávides. A lo más que llegaron estos sistemas fue a la timocracia. Hacia 1145, los gobernantes y dignatarios almorávides tenían “viles ideas” sociales y pocos de ellos, que actuaban de acuerdo con los preceptos sociales islámicos, eran los que se salvaban. Más aún, Averroes realiza una dura y excepcional crítica respecto del resto de los pensadores islámicos, acerca del nulo papel social de la mujer en la sociedad islámica de su tiempo. Merece la pena reproducir el texto: “Sin embargo en ciertas sociedades [nuestras] se desconocen las habilidades de las mujeres, porque en ellas sólo se utilizan para la procreación, estando por tanto destinadas al servicio de sus maridos y relegadas al cuidado de la procreación, educación y crianza. Pero esto inutiliza sus [otras posibles] actividades. Como en dichas comunidades las mujeres no se preparan para ninguna de las virtudes humanas, sucede que muchas veces se asemejan a las plantas en estas sociedades, representando una carga para los hombres, lo cual es una de las razones de la pobreza de dichas comunidades, en las que llegan a duplicar en número a los hombres, mientras que, al mismo tiempo y en tanto carecen de formación, no contribuyen a ninguna [otra] de las actividades necesarias, excepto en muy pocas, como son el hilar y el tejer, las cuales realizan la mayoría de las veces cuando necesitan fondos para subsistir. Todo esto es evidente per se (Exposición de la “República” de Platón, traducción al español de M. Cruz Hernández, edición citada en bibliografía, pág. 59). También reconoce Averroes que los castellano-leoneses tenían una naturaleza naturalmente guerrera.

Los últimos años de la vida de Averroes estuvieron ensombrecidos por la persecución política. El año 1195 el sultán almohade Ya'qūb al-Mansūr, preocupado por los avances cristianos en al-Andalus, desembarcó en la Península y derrotó al ejército cristiano en la batalla de Alarcos el 19 de julio de 1195 (miércoles 9 Ša'ban 591). Los ulemas y alfaquíes almohades, que nunca miraron con buenos ojos a Averroes, desencadenaron una campaña de críticas y ataques injuriosos contra él, sus obras fueron perseguidas y él mismo condenado públicamente en la mezquita aljama de Córdoba. El texto del edicto del sultán condenando la filosofía y la ciencia en general y concretamente a Averroes fue redactado por Abū ‘Abd Allāh b. Ayyāū y es un farragoso y barroco escrito lleno de todos los lugares comunes en estos casos de supuesta impiedad religiosa. Sólo un alfaquí, el cadí Abū ‘Abd Allāh al-Usulī se atrevió a defender a Averroes, por lo cual acabó siendo incluido en la condena y anatematizado con aquel en la mezquita aljama.

Los “cargos” que se acumularon contra Averroes son curiosos: ser demasiado amigo de Abū Yahyā, gobernador de Córdoba y hermano del sultán; descortesía con este último por haberle llamado supuestamente Rey de los bereberes en lugar de Rey de los dos continentes, (grafías semejantes en árabe) ; considerar como superstición el anuncio de un próximo cataclismo que debería tener lugar en Córdoba: afirmar que el planeta Venus era un dios; y “dedicar las horas de ocio al cultivo de la filosofía y el estudio de los antiguos”, en lugar de a los deberes religiosos, se sobreentiende. Aunque no se dice, acaso influyese el texto de la Retórica sobre el odio que los andalusíes tenían a los beréberes, puesto como ejemplo por Averroes. Arrinconado en Córdoba durante poco más de un año, Averroes acabó siendo desterrado a Lucena, ciudad que había tenido una importante judería, entonces desierta, ya que los almohades habían desterrado o eliminado a los judíos entre 1146 y 1148. En Lucena Averroes permaneció desterrado durante poco más de otro año. Inesperadamente a comienzos del año 1198, se le levantó el destierro y el sultán se lo llevó consigo a Marrakech, donde murió el 11 de diciembre de 1198 (jueves 8 safar 595), trasladándose su cadáver a Córdoba, donde fue enterrado junto a las tumbas familiares en el cementerio de Ibn 'Abbās. Ibn ‘Arabī de Murcia fue testigo del entierro y refiere que el ataúd fue colocado en uno de los lados de una acémila y pusieron en el otro costado sus libros “para que le sirvieran de contrapeso”.

Aunque los biógrafos nada digan de la enfermedad que causó su fallecimiento, Averroes reconoce en su tratado de medicina que, seguramente siendo joven, “había enfermado con fiebre intensa, por lo cual me quedó una artritis [en las manos] y en los pies, y así sigue.”

 

Obras de ~: Darūrī fī-l-mantīq (Libro de lo necesario en la lógica, compendio del Organon, Retórica y Poética de Aristóteles y de la Isagoge de Porfirio), ant. 1159; Ųawāmī’ al-sugār fī-l-falsafa (Exposición compendiada de la filosofía con Física, De coelo el mundo, De generatione et corruptione, Meterológicos, De anima y Metafísica), ant. 1159, nueva redacción, pág. 1186; al-Kullīāļ fī-l-tībb (Generalidades de la medicina), c. 1163-1169 (posibles retoques en 1193); Bidayat al-muųtahid wa-nihāyat al-muqtasid fī-l-fiqh (El punto de partida del doctor autorizado y término supremo del doctor moderado sobre el derecho islámico), 1168-1169 (excepto el libro del Haųų fechado 11 de julio de 1188 (miércoles 9 ųumadà al-ūlà 584); Taljīs kitāb al-majdal (Paráfrasis de la Isagoge de Porfirio), c. 1168; Taljīs kitāb al-mantiq (Paráfrasis del Organon, Retórica y Poética de Aristóteles), 1168-1175 (fechados los Topicos 29 de abril de 1168 = lunes 19 raųab 563, Retórica, 26 de julio de 1175 = sábado 5 muḥarram 571); Ųawāmi’ kitab al-hiss, etc. (Exposición compendiada de los Parva naturalia aristotélicos), 1169-1170; Taljīs kitāb al-Samā’ al-tabī’ī (Paráfrasis de la Física de Aristóteles), 23 de noviembre a 22 de diciembre de 1169 (rabī’ al-awwal 565); Kitāb al-hayawān (Libro de los animales, exposición compendiada del De partibus anim. y del De generatione anim. de Aristóteles), 14 de octubre a 11 de noviembre de 1170 (safar 566); Taljīs Kitāb al-samā’ wa-l-’ālam (Paráfrasis del De coelo et mundo aristotélicos), 1171; Taljīs kitāb al-kawn wa-l-fasad (Paráfrasis del De generatione et corruptione de Aristóteles), ant. 1172; Taljīs kitāb al-ātār al-ulwīya (Paráfrasis de los Meteorológicos de Aristóteles) ant. 1172; Taljīs kitāb al-nafs (Paráfrasis del De anima de Aristóteles), 1174; Pequeños tratados de lógica y física, 1174-1181 (fechados en 3 de julio a 8 de agosto de 1174 = ďū-l-hiųųa 569, 13 de diciembre de 1175 = jueves 5 rabī’ al-ājir 571 y 10 de marzo de 1181 = martes 21 sˆawwāl 576): Taljīs kitāb mā ba’d al-tabī’a (Paráfrasis de la Metafísica de Aristóteles), ant. 1174; Taljīs kitāb al-ajlāq (Paráfrasis de la Etica nicomaquea de Aristóteles), 1177; Maqala fī ųawhar al-falak (De substantia orbis), 1178; Fasl al-maqāl fī mā bayn al-aˆsarī’a wa [bayn] al-hikma min al-ittisāl (Doctrina que explica la relación entre la revelación y la sabiduría), 1179; Damīna li-mas’a lat al-’ilm al qadīm (Carta a un amigo sobre la ciencia de Dios), 1179; Kasˆf ‘an manāhių al-adilla fī aqā ‘id al-milla (Exposición de los caminos que conducen a la demostración de los artículos de la fe), 1179-1180; Tafs īr kitāb al-burhān (Comentario literal de los Segundos analíticos de Aristóteles), 1180; Tahāfut al-Tahāfut (Destrucción de la “Destrucción [de los filósofos de al-Gazzāli]), 1180; Mas-a’il ‘alà kitāb al-qiyās (Cuestiones sobre los Segundos analíticos de Aristóteles), ant. 1186; Tafsīr kitāb al-samā’ al-tabī’ī (Comentario literal a la Física de Aristóteles), 1186; Tafsīr kitab alsamā’ wa-l-’ālam (Comentario literal al De coelo et mundo aristotélico), 1188; Tafsīr kitāb al Nafs (Comentario literal al De anima de Aristóteles), 1190; De animae beatitudine, 1190; Tafsīr kitāb mā ba’d al-tabī’a (Comentario literal a la Metafísica de Aristóteles), 1190; Taljīsāt li-Ųālinūs (Paráfrasis de varias obras medicas de Galeno), ant. 1193; Taljīs kitāb al-siyāsa (Paráfrasis de la República de Platón), 1194; Masā’il ‘alà kitāb al-burhan (Cuestiones sobre los Primeros analíticos de Aristóteles), 1195; Šarh maqūlat al-Iskandar fī-l-’aql (Comentario al tratado De intellecto de Alejandro de Afrodisia), s. f.; Taljīs kitāb Tamīst īws (Comentario al libro de Temistio), s. f.; Maqāla fī-l-ųam’ bayn al- i’tiqad al-maˆsˆsa’ īy_īn wa-bayn ‘ulamā’ al-Islām kayfīya wuųūd al- ālam fī-l-qudūm wa-l-hudūt (Tratado de la coincidencia entre los peripatéticos y los ulemas del Islam sobre si el ser del mundo permanece y se crea), s. f.; Šarh urųūzat Ibn Sīna fī-l-tibb (Comentario al poema médico de Avicena), s. f.; Maqāla fī-l- tiryāq (Tratado sobre la triaca), s. f.; Mas’ al fī hifz al-sihha (Cuestión sobre el cuidado de la salud), s. f.; [Mas’ al ‘alà al-hummayāt] (Cuestión sin título sobre las fiebres, que trata “del momento de la crisis en las fiebres”), s. f.; Maqālat [al-quwwà al-mawųūda] fī-l-budur wa-l-zurū’ (Tratado sobre la potencia existente en el semen y las semillas), s. f.; Mujtasār almaųistī (Compendio del Almagesto de Tolomeo), s. f.

Ediciones: Averroes latino, Opera omnia Aristotelis [...] Averrois C. in ea [...] Commentarii [...], Venecia, apud Cominum de Tridino, 1560, 11 vols.; Aristotelis omnia quae extant Opera [...] Averrois C. in ea [...] commentarii[...], Venecia, apud Junctas, 1562 (rep. Frankfurt, 1962, 9 vols. y sup.); Aristotelis [...] opera [...] Averrois C.[...] commentarii [...], Venecia, apud Junctas, 1574; M. J. Müller, Philosophie und Theologie von Averroes (texto árabe), Munich, 1859 (trad. al., Munich, 1875, reimpr. Osnabrück, 1974); J. Hercz, Drei Abhandlungen über die Conjunction des separaten intellects mit dem Menschen von Averroes, etc, Berlin, 1869; F. Lasinio, Il commento medio di Averroè alla Poetica di Aristotele, Pisa, Annali della Università Toscane, 1873; F. Lasinio, Il commento medio di Averroè alla Retorica di Aristotele, Firenze, Le Monnier, 1877; C. Quirós, Averroes, Compen dio de Metafísica, ed. y trad. esp., Madrid, 1919 (reimp. Sevilla, 1998); S. Van den Bergh, Die Epitome der Metaphysik des Averroes, int. y trad. al., Leiden, 1924 (repr. 1970); M. Bouyges, Averroes, Taljīs Kitāb al-Maqoūlāt, Beirut, 1350/1932; M. Bouyges (ed. e intr.), Averroes Tafsīr Mā bā‘d al-Tabī‘a, Beirut, 3 vols., I, 1.ª 1356/1938, 3.ª 1406/1986, II, 1.ª 1360/1942, 3.ª 1403/1983, III, 1.ª 1367/1948, 2.ª 1392/1973; I. M. Levey, The Mid. Com. of Averroes in Aristotle’s Meteorologica, ed. hebrea, trad. K. ben Kalonymos e intr., Harvard, 1947; L. Gauthier (ed., trad. francesa e intr.), Ibn Rochd (Averroès) Traité décisif (Façl al- maqāl) [...] suiv, Ibn Rochd (Averroès) Traité décisif (Façl al-maqāl) [...] i de l’appendice (Dhamīma), Argel, Éditions Carbonel, 1948 (3.ª ed.); A. L. Shields y H. Blumberg, Averrois C. compendia lib. Aristotelis qui Parva naturalia vocantur, ed. latina, Cambridge (Massachusetts), 1949; F. S. Crawford, Averroes C. Commentarium Magnun in Aristotelis De Anima, texto latino, Cambridge (Massachusetts), 1953; Badawī, Aristotelis: De poetica [...], commentis [...] Averroisque commentariorum (ed. ár.), El Cairo, 1372/1953, págs. 199-250; Aristotelis: De anima [...] Averrois: Paraphrasis Libri de Sensu et sensato [...] (ed. ár.), El Cairo, 1373/1954, págs. 189-239.; S. Van den Bergh, Averroes’ Tah_fut al-Tah_fut (The incoherence of the incoherence), intr. y trad. inglesa, 2 vols., Londres, 1954 (rep. 1969); H. Blumberg, Averrois C. Compendia lib. Aristotelis qui Parva naturalia vocantur (ed. hebr.), Cambridge (Massachusetts), 1954 [(ed. ár.), Cambridge (Massachusetts), Mediaeval Academy of America, 1978]; F. H. Fobes y S. Kurland (eds.), Averrois C. Com. med. in Aristotelis De Generatione et corruptione, Cambridge, Massachusetts, 1956; E. Rosenthal, Averroes’ Commentary on Plato’s Republic, ed., trad. ingl. e intr., Cambridge, 1956 (reimp. 1966 y 1969); ‘U. Amīn, Ibn RuŠd, Taljīs mā ba’d al-tabī’a, El Cairo, 1377/1958; S. Kurland, Averrois on Aristotle’s De Generatione et corruptione middle commentary and epitome, trad. del ár., hebr. y latín, Cambridge, Massachusetts, Mediaeval Academy, 1958; S. Kurland, Averrois Com. med. et epitome in Aristotelis De Generatione et corruptione, texto hebreo, Cambridge (Massachusetts), Mediaeval Academy, 1958; G. F. Hourani, Ibn Rushd (Averroes), Kitāb fasl al-maqāl with its appendix (Damīma) and an extract from Kitāb al-kashf ‘an manāhij (ed. ár.), Leiden, 1959; Badawī, Averrois Paraphrases in Libros Rhetoricorum Aristotelis (ed. ár.), El Cairo, 1379/1960; H. Blumberg, Epítome of Parva naturalia (trad. del ár. y ed. latina y hebr.), Cambridge (Massachusetts), Mediaeval Academy of America, 1961; B. H. Zedler, Averroes’ Destructionum philosophiae Algazelis in the latin version of Cal.Calonimus, ed. e intr. Milwaukee, 1961; S. Dunyā Tahāfut al-tahāfut li-[...] Ibn RuŠd, El Cairo, 1383-1384/1964-1965, 2 vols.; M. S. Sālim, [Ibn RuŠd,] Taljīs al-Jitāba, ta’līf [...] b. RuŠd, El Cairo, 1387/1967; L. Minio-Paluello, Aristoteles Latinus, XXXIII. Edito altera. De arte poetica [...] expositio media Averrois sive Poetica H. Alemanno interprete [...], Bruxelles-Paris, Desclée de Brouwer, 1968, págs. 39-74; H. A. Davison, Averrois Com. Med. In Porphyrii Isagogen et Aristotelis Categorias, [I] trad. hebr., [II] trad. ingl. del hebr. y latín (Isagoge) y del ár., hebr. y latín (Categorías), Berkeley-Los Angeles, 1969; M. Qāsim, Manāhių al-adilla [...] li-b. RuŠd, El Cairo, 1388/1969 (3.ª ed.); M. S. Sālim, Taljīs k. Aristūtālīs fī-l-ˆsi’r, ta’lif [...] b. RuŠd, etc., El Cairo, 1391/1971; M. S. Sālim, [Ibn RuŠd,] Taljīs al-Safsata, ta’lif [...] b. RuŠd, El Cairo, 1393/1973; R. Lerner, Averroes on Plato’s Republic, trad. ingl., Ithaca, Cornell University Press, 1974; M. C. Vázquez de Benito, Commentaria Averrois in Galenum (ed. ár.), Madrid, 1974; C. Butterworth y A. Haridi, Averroes, Three Short Com. on Aristotle’s Topics. Rhetoric and Poetics, ed. y trad. inglesa, Albany, State University of New York Press, 1977; A. ‘U. Šayj y A. Ų. Al Badawī, [Ibn RuŠd] Kitāb fasl al-maqāl, Argel, 1397/1977; M. S. Sālim, [Ibn RuŠd,] Taljīs k. Aristūtel īs fī-l-’Ibāra, El Cairo, 1398/1978; C. Butterworth y A. Haridi, Averrois C. Com.med.in Aristotelis Topica (ed. ár.), El Cairo, The General Egyptian Book Organization, 1399/1979; M. S. Sālim, [Ibn RuŠd,] Taljīs k.Aristūtālīs fī-l-Ųadal, El Cairo, 1400/1980; M. Qāsim, C. Butterworth y A. Haridi, Averroes C. Commentarium medium in Aristoteles Categorias (en árabe), El Cairo, 1400/1980; Averrois C. [Com. med.] in l. Aristoteles De interpretatione (en árabe), El Cairo, 1401/1981; L. V. Berman, The Hebrew Versions of Book Four of Averroes’ Middle Commentary on the Nicomachean Ethics (ed. hebr.), Jerusalén, 1981; M. Qāsim, C. Butterworth y A. Haridi, Averrois C. [Com. med.] in Aristotelis Post. Analiticorum lib. (en árabe), El Cairo, 1402/1982; K. P. Bland (ed. y trad.), The Epistle on the Possibility of Conjunction wiht the Active Intellect by Ibn RuŠd etc., New York, 1982; M. Qāsim, C. Butterworth y A. Haridi, Averrois C. [Com. med.] in Aristotelis Prior. Analiticorum l. (ed. ár.), El Cairo, 1403/1983; C. Butterworth y A. Haridi, Averroes Midle Com. on Aristotle’s Categories and De Interpretatione, int. y trad. ingl., Princeton, 1983; J. Puig Muntada (trad. esp.), Averroes, Epitome in Physicorum libros (en árabe), Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1983 (trad. española, Madrid, 1987, 1992); Ų. Al-‘Alawí, Taljīs al-samā’ wa-l-’ālam li-Abī-l-Walīd b. RuŠd, Fez, 1404/1984; C. Genequand (int. y trad. al ingl. del libro lambda), Ibn Rushd’s Metaphysics, Leiden, E. J. Brill, 1984; C. Butterworth y A. Haridi, Averroes, Talkhīs kitāb al-shi’r (Mid. Com. on the Poetics) (ed. ár.), El Cairo, 1405/1985; S. Gómez Nogales, Averroes, Epitome de anima (ed. ár.), Madrid, 1985 [trad. esp., Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), 1987]; H. Gätje, Das Kapitel über das Begehren aus dem mit. Kom. des Averroes zur schrift über die Seele, ed.y trad. alemana, Amsterdan, Nort-Holland Publ., 1985; C. Butterworth y A. Haridi (int. y trad. ingl.), Averroes’ Midle Com. on Aristotle’s Poetics, Princeton, 1986; A. Hyman, Averroes’ De substantia orbis, ed. hebr. y trad. ingl., Cambridge, Massachusetts, Medieval Academy, 1986; M. Cruz-Hernández (est. prelim., trad. y notas), Averroes. Exposición de la República de Platón, Madrid, Tecnos, 1986 (4.ª ed. 1996); J. Freudenthal, Die durch Averroes erhatenen Fragmente Alexanders zur Metaphysik des Aristoteles, trad. e intr., Berlin, Taylor & Francis, 1987; M. C. Vázquez de Benito, La medicina de Averroes: comentarios a Galeno, trad. española, intr. de M. Cruz Hernández, Salamanca, 1987 (repr. Sevilla, 1998); S. Anawātí y Zayed, Rasā’il b. RuŠd al-tibbīya, El Cairo, 1407/1987; J. M. Forneas y C. Álvarez, Averroes, Kullīyāt, Madrid-Granada, CISC, Edición Crítica, 1988, 2 vols. (trad. esp. en prensa); J. Puig Muntada (ed. y trad. española), Averroes, Epitome del lib. sobre la generación y la corrupción, Madrid, 1992; M. Cruz-Hernández, Antología de Averroes, Sevilla, Fundación El Monte, 1998.

 

Bibl.: E. Renan, Averroès et l’averroïsme, Paris, 1852 (1.ª ed.) (trad. esp. de C. Aguirre, Buenos Aires, 1946); F. Antūn, Ibn RuŠd wa- falsafatu-hu, Alejandria, 1321/1904; L. Gauthier, La théorie d’Ibn Rochd (Averroes) sur les rapports de la religion et de la philosophie, Paris, 1909; M. Horten, Die Metaphysik des Averroes, Halle, 1912 (repr. 1960); ‘A. M. al- ‘Aqqād, Ibn RuŠd, El Cairo, 1372/1913; M. Horten, Die Hauptlehren des Averroes nach seines Schrif: Die Widerlegung des Gazali, Bonn, 1913; S. Nirenstein, The problem of the existence of God in Averroes, Filadelfia, 1924; M. Y . Musà, Ibn RuŠd al-faylasūf, El Cairo, 1358/1945; M. Alonso, Teología de Averroes, Madrid, 1947 (repr. Sevilla, 1998); L. Gauthier, Ibn Rochd (Averroes), Paris, 1948; M. Bisar, Fī-l-falsafat b.RuŠd, El Cairo, 1372/1953 (1.ª ed.) (3.ª ed. Beirut, 1392/1973); M. Qāsim, Ibn RuŠd: alfaylasūf al-muftarà ‘alayhí, El Cairo, 1374/1954; A. W. Khan, Ibn Rushd, Lahore, 1956; M. Fajrī, Islamic occasionalism and its critique by Averroes etc., London, 1958; M. Y . Musà, Bayn al-Dīn wa-l- falsafa fī ray’ b. RuŠd etc., El Cairo, 1379/1959; M. Fajrī, Ibn RuŠd faylasūf Qurtūba, Beirut, 1379/1960 (2.ª ed. 1402/1982); M. Qāsim, Nazaryat al-ma’rifat ‘ind b. RuŠd etc., El Cairo, 1384/1964; M. Qāsim, Falsafat b. RuŠd etc., El Cairo, 1387/1967; ‘A., al-. ‘Irāq, Al-naz’ a al-’aqlīya fī-falsafat b. RuŠd, El Cairo, 1387/1968; M. Qāsim, Ibn Rusˆd wa-falsafatu-hu al-dīnīya, El Cairo, 1388/1969 (3.ª ed.); M. Imara’, Al-Māddīya wa-mitalīya fī-falsafat b. RuŠd, El Cairo,1391/1971; R. de Mendizábal, Averroes, un andaluz para Europa, Madrid, 1971; S. al-Zayn, Ibn RuŠd, ājir falāsifat al-’arab, Beirut, 1391/1971; A. V. Sagadeev, Ibn RuŠd, Averroes (en ruso), Moscú, 1973; E. Torre, Averroes y la ciencia médica. La doctrina anatomo-funcional del Colliget, Madrid, 1974; M. Qāsim, Théorie de la connaissance d’après Averroès, etc. (trad. francesa), Argel, 1978; G. Anawātí, Mu’allafat b. RuŠd, Argel, 1398/1978; R. Jolivet (ed.), Multiple Averroès, 8è Centenaire de la naissance d’Averroès, Paris, 1978; VV. AA., A’māl nadwāt Ibn RuŠd (Coloquio de Rabat, abril 1978), Rabat, s. f. [1400/1979], Beirut 1401/1981; VV. AA., Mu’tamar bi-Ibn RuŠd, Argel, 1983; Ų. Ųahāmí, Ibn RuŠd, Taljīs mantiq Aristū etc., Beirut,1403/1983, 3 vols.; B. S. Kogan, Averroes and the Metaphysics of causation, Albany, State University of New York Press, 1985; O. Leaman, Averroes and his philosophy, New York, Oxford University Press, 1988; P. W. Rosemann, “Averroes: A Catalogue of Edition and scholary writings from 1821 onwards”, en Bulletin de Philosophie médievale, 30 (1988), págs. 153-221; A. Martínez Lorca (ed.), Al encuentro de Averroes, Madrid, Trotta, 1993; M. Cruz Hernández, Abū-l-Walīd Ibn RuŠd, Averroes: vida, obra, pensamiento, influencia, Córdoba, Cajasur, 1997 (2.ª ed.).

 

Miguel Cruz Hernández