Ayuda

Julio Álvarez del Vayo y Olloqui

Biografía

Álvarez del Vayo y Olloqui, Julio. Villaviciosa de Odón (Madrid), 9.II.1891 – Ginebra (Suiza), 3.V.1975. Periodista, diplomático, diputado y ministro de Estado.

De origen militar, realizó sus estudios secundarios en El Escorial y, rompiendo la tradición familiar, decidió estudiar Derecho haciéndolo en las universidades de Madrid, Zaragoza y Valladolid, donde se licenció. En 1911 fue becado por la Junta de Ampliación de Estudios marchando a Londres para estudiar Ciencias Políticas y Económicas en la London School of Economics entrando en contacto con Beatrice y Sidney Webb, bajo cuya influencia se adhirió al socialismo ingresando en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

En 1913 se trasladó a Alemania prosiguiendo sus estudios en la Universidad de Leipzig, donde realizó un curso sobre Historia del Socialismo, el Comunismo y el Anarquismo. Participó activamente en el movimiento socialista alemán estableciendo relación con Rosa Luxemburgo, dirigente y teórica del socialismo de izquierda, a favor del cual tomó posición Álvarez del Vayo. Fue protagonista de las campañas contra la guerra y las movilizaciones que tuvieron lugar en protesta por el asesinato en Francia de Jean Jaurès. Como consecuencia fue expulsado de Alemania pasando a residir en Nueva York, donde entre 1914 y 1916 fue corresponsal de El Liberal.

En 1916 regresa a Europa, a Dinamarca, pensando entrar en Rusia como corresponsal de guerra del frente ruso. Al no lograrlo viaja a Alemania y posteriormente a Suiza, donde trabaja como corresponsal de guerra para los periódicos El Sol de Madrid, La Nación de Buenos Aires y Manchester Guardian, colaborando además con revistas españolas como Vida Socialista y España. En Berna frecuenta los grupos de exiliados antizaristas rusos, donde conoce a Lenin pocos meses antes del regreso de éste a Rusia a bordo del famoso vagón sellado que atravesó Alemania.

En las elecciones generales de 1919 y 1920 fue candidato del PSOE por el distrito de Villena (Alicante) sin resultar elegido. En 1920, junto con Luis Araquistáin y Juan Negrín, constituyen la editorial España.

Después de la Primera Guerra Mundial trabaja como corresponsal de La Nación para toda Europa residiendo sucesivamente en Viena (1919), Praga y Berlín (1920), viajando a Rusia en 1922 por vez primera como miembro de la Comisión Nansen para la ayuda al pueblo ruso. En 1924 fue nombrado representante en España de dicho diario y desde allí viaja varias veces a la Unión Soviética escribiendo los libros La Nueva Rusia (1926) y Rusia a los doce años (1929) como fruto de dichos viajes.

Partidario de la Tercera Internacional se apartó temporalmente del PSOE, ya que reingresó en la Agrupación Socialista Madrileña en 1925.

Durante la dictadura de Primo de Rivera estuvo en prisión por unas palabras de apoyo a Miguel de Unamuno pronunciadas durante un banquete celebrado en honor del doctor Tapia.

Tras la proclamación de la Segunda República fue nombrado embajador de España en México y tras el reconocimiento de la Unión Soviética por parte del Gobierno republicano fue designado embajador de España en Moscú, aunque no llegó a tomar posesión de su nuevo destino al caer el Gobierno de Manuel Azaña en 1933 y constituirse uno nuevo radicalcedista que paralizó el reconocimiento diplomático de la Unión Soviética.

En 1934 fue presidente de la Comisión creada por la Sociedad de Naciones para restablecer la paz en El Chaco, región fronteriza entre Bolivia y Paraguay, cuya disputa había dado lugar a un enfrentamiento bélico entre ambos países.

Fue diputado por la circunscripción de Madrid-capital en las elecciones de 1933 y 1936 perteneciendo a la Comisión de Estado durante la legislatura 1933- 1936 y a las Comisiones de Estado (1936-1939); Defensa Nacional (1937-1939) y suplente de la de Presidencia (1937-1939) en la legislatura 1936-1939.

Fue además miembro titular de la Diputación Permanente de las Cortes desde abril de 1936 a octubre de 1938.

En julio de 1936, pocos días antes de la sublevación militar del general Franco, acude como miembro de la delegación de la Unión General de Trabajadores (UGT) presidida por Francisco Largo Caballero al VIII Congreso de la Federación Sindical Internacional celebrado en Londres. Integrado en el sector largocaballerista del PSOE fue ministro de Estado en los dos Gobiernos presididos por Francisco Largo Caballero desde septiembre de 1936 a mayo de 1937. Además, fue comisario general del Ejército de la República formando parte del Consejo Supremo de Guerra. En 1937 rompe con Largo Caballero apoyando la designación de Juan Negrín López como presidente del Consejo de Ministros y en cuyo último Gobierno, entre abril de 1938 y abril de 1939, ocupará de nuevo la cartera de Estado.

Fue vocal de la Comisión Ejecutiva del PSOE, como ministro en ejercicio, desde septiembre de 1938 a abril de 1939.

Partidario de la resistencia hasta el fin, con la esperanza de enlazar con el estallido de la guerra europea, propuso continuar la resistencia mediante la guerra de guerrillas.

Exiliado en Francia, México, Estados Unidos y Suiza, desarrolló una intensa actividad como escritor y político al frente del PSOE encabezado por Ramón González Peña y Ramón Lamoneda Fernández. En 1945 participó en la Conferencia de San Francisco, donde se creó la Organización de Naciones Unidas.

Al inclinarse la Internacional Socialista por el reconocimiento del sector del PSOE dirigido por Indalecio Prieto y Rodolfo Llopis, participó en la constitución de la Unión Socialista Española, de la que fue presidente de 1951 a 1964. En 1964 fue el promotor del Frente Español de Liberación Nacional y en 1974 del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota.

En 1957 viajó por primera vez a China invitado por las autoridades de la República Popular, realizando posteriores desplazamientos en 1961, 1967 y 1973 y fruto de estos viajes son sus obras Reportaje en China (1958) y China vence (1964).

Falleció en Ginebra el 3 de mayo de 1975 y fue enterrado en el cementerio de Saint Georges después de la celebración de un acto laico al que asistieron el presidente de la República Española en el exilio, José Maldonado, y el jefe del Gobierno republicano, Fernando Valera.

 

Obras de ~: Alemania: (aspectos de la guerra), Tortosa (Tarragona), Monclús, 1918; La Nueva Rusia, Madrid, Espasa Calpe, 1926; La senda roja, Madrid, Espasa Calpe, 1928; Rusia a los doce años, Madrid, Espasa Calpe, 1929; Différend entre la Bolivie et le Paraguay: rapport de la Commission du Chaco, Genève, Service des Publications de La Société des Nations, 1934; Siluetas (URSS): Lenin, Trotski, Stalin, Chicherin, Dzerchisnki, Zinovief y Radek, Santiago de Chile, Bolívar, 1937; La guerra empezó en España (lucha por la libertad, 1936-1939), México, Séneca, 1940; The last optimist, London, Putnam, 1950; Reportaje en China: presente y futuro de un gran pueblo, México, Grijalbo, 1958; China vence, Paris, Ruedo Ibérico, 1964; Exilio y Liberación, s. l., Medianoche, 1964; Un mundo en movimiento, Paris, Avance, 1970; The march of socialism, London, Jonathan Cape, 1974; En la lucha: memorias, México, Grijalbo, 1975.

 

Fuentes y bibl.: Archivo de la Fundación Pablo Iglesias (Alcalá de Henares-Madrid), Fondo Aurelio Martín Nájera, Col. Biografías.

J. M. Cuenca Toribio y S. Miranda García, El poder y sus hombres. ¿Por quiénes hemos sido gobernados los españoles? (1705-1998), Madrid, Editorial Actas, 1998; A. Martín Nájera, El Grupo Parlamentario Socialista en la Segunda República: Estructura y funcionamiento, Madrid, Fundación Pablo Iglesias, 2000, 2 vols., pág. 1302; C. Rodríguez Gutiérrez, “Julio Álvarez del Vayo y Olloqui: un socialista heterodoxo y combativo”, en Ateneístas ilustres II, Madrid, Ateneo, 2007, págs. 39-47; J.C. Sánchez Illán (dir.), Diccionario biográfico del exilio español de 1939: Los periodistas, Madrid, FCE, 2011, págs. 73-75; M. Aznar Soler y J.R. López García (eds.), Diccionario biobibliográfico de los escritores, editoriales y revistas del exilio republicano de 1939, vol. 1, Sevilla, Renacimiento, 2016, págs. 115 – 119.

 

Aurelio Martín Nájera