Ayuda

Margarita Nelken y Mansberger

Biografía

Nelken y Mansberger, Margarita. Madrid, 5.VII.1894 – Ciudad de México (México), 9.III.1968. Escritora, crítica de arte y diputada socialista.

Hija de un matrimonio de joyeros judíos, de padre alemán y madre francesa, que se afincaron en Madrid y vivieron de su próspero negocio de joyería situado en la Puerta del Sol. Tuvo otra hermana, conocida con el pseudónimo de Magda Donato, que se dedicó también a escribir en las revistas gráficas de la década de 1930.

Su formación elitista despertó en ella un interés temprano por la escritura y las cuestiones sociales, de modo que en 1911 ya había escrito artículos en revistas internacionales como Le Mercure de France, de París.

En 1914 se enamoró del malogrado escultor Julio Antonio, que falleció prematuramente a los veintinueve años, con quien tuvo una hija: Magda. Fruto de una relación posterior, iniciada en 1917, con Martín de Paúl y de Martín Barbadillo, empresario sevillano, nació su otro hijo: Santiago. Su ajetreada vida sentimental, que llevaba como una bandera de libertad en una época en la que el tener hijos fuera del matrimonio y con hombres distintos era un gesto provocador, se combinaba con una ardua tarea intelectual. Publicó en numerosos diarios y revistas, tanto nacionales —Prensa Gráfica, España, La Libertad, El Sol, El Liberal, El Día, Blanco y Negro, El Socialista—, como extranjeros —La Gazette des Beaux-Arts, L’Art et les Artistas, L’Art Vivant, L’Art Decoratif, Vita d’Arte y las sudamericanas La Prensa y La Razón—. Dio conferencias en los ateneos de Madrid, Bilbao, Gijón, Logroño, en el Centro Artístico de Granada y en la Casa del Libro de Madrid, entre otros lugares. Viajó por Europa con mirada crítica y espíritu de aprendizaje y fundó en 1918, en Madrid, La Casa de los Niños de España, la primera guardería no religiosa de la capital. Debido a la falta de apoyo de la Iglesia ante dicha iniciativa y a falta de donaciones que le permitieran mantener el nivel que requería el centro, en 1920 se vio obligada a cerrarla.

En la década de 1920 ahondó en cuestiones sociales y fruto de ese interés es el libro La condición social de la mujer, cuya fecha es discutida por la crítica que la sitúa entre 1919 y 1920. Margarita combinó esa escritura comprometida con la ficción, escribió cuentos así como su única novela larga, La trampa del arenal (1923). Otros libros de este período son En torno a nosotras (1927), Tres tipos de vírgenes (1929), la biografía Johann Wolfgang von Goethe (1928), Maternología y puericultura (192?) y Las escritoras españolas (1930).

Con la llegada de la República, todo cambió, y su labor política se vio acentuada. Se comprometió con la causa socialista y obtuvo su acta de diputada por Badajoz en las elecciones parciales del 4 de octubre. Protagonizó la polémica sobre el voto femenino en España —Margarita Nelken, junto a Victoria Kent, apoyaba la posición de prudencia y aconsejaba la prohibición temporal del voto femenino, puesto que consideraba que el peso de la tradición y de la Iglesia en la mujer española podría perjudicar las ansias de modernización de los sectores a los que se sentía próxima—. Nelken llegó a afirmar, en su libro La mujer ante las cortes constituyentes (1931) que “las mujeres españolas realmente amantes de la libertad, han de ser las primeras en posponer su interés propio al del progreso de España”. Frente a ella, Clara Campoamor, esgrimiendo sus razones en Mi pecado mortal. El voto femenino y yo (1936), defendía precisamente la postura contraria.

Entre otoño de 1934 y abril de 1936 se exilió en Rusia. De regreso a España se encontró con un país ideológica y socialmente revuelto y, poco después, con la Guerra Civil. Durante su estancia en Rusia se había acercado a la línea comunista, así que abandonó el socialismo convencida de las bondades de la tendencia que acababa de conocer de cerca. Desempeñó un papel activo en la jefatura de la organización principal de mujeres de la República, la Unión de Mujeres Antifascistas Españolas, y visitó el frente con la intención de animar a las tropas con discursos que complementó con charlas en la radio y con artículos enfervorizados. En 1936 escribió Por qué hicimos la revolución, un libro en el que se refleja el legado de su lucha.

Asumiendo la derrota, tras la Guerra Civil marchó a Francia, donde siguió trabajando como periodista y crítica de arte hasta que se instaló definitivamente en México en 1940. Se reunió con su marido, ya que ambos se habían casado en 1933 una vez que Martín de Paúl se decidió a dejar a su mujer. La relación, sin embargo, apenas duró porque él mantuvo numerosas relaciones, apenas disimuladas, con otras mujeres. En México siguió publicando artículos —destacan los aparecidos en Excelsior—, ejerció como traductora, escribió libros de pintura y tuvo un puesto en la Secretaría de Educación Pública. En 1942 fue expulsada del Partido Comunista, acusada de hundir la política de Unión Nacional, lo que produjo que fuera vetada por algunas publicaciones y que ciertos artistas, como Diego Rivera, le dieran la espalda.

En enero del año 1944 sufrió un duro golpe: su hijo Santiago falleció en acción de guerra en Ucrania y la imposibilidad de viajar para poder despedirse del cadáver se sumó al dolor de la pérdida. En 1947, Margarita pensó establecerse en Europa y viajó por Bélgica, Holanda e Italia, aunque un año después se cercioró de que el ambiente de la guerra fría imperante era absolutamente reacio a que una comunista declarada pudiera vivir en Europa con tranquilidad, de modo que regresó a México. En junio de 1954, su hija Magda murió de cáncer. Es conocida, por repetida en sus semblanzas, la exclamación dolorosa de recuento que hizo Margarita Nelken tras la muerte de su hija: “¡Esto es lo que me ha dejado la vida: de dos hijos, dos retratos!”.

Todavía vivió el éxito de su libro sobre el pintor mexicano Carlos Orozco Romero. Margarita Nelken falleció en México el 9 de marzo de 1968, rodeada de sus nietos, pero a solas con un pasado lleno de recuerdos, no siempre gratos, que dejó escritos en sus memorias inéditas: Presencias y evocaciones.

 

Obras de ~: Glosario. Obras y artistas, Madrid, Librería de Fernando Fe, 1917; La condición social de la mujer en España. Su estado actual: su posible desarrollo, Barcelona, Minerva, ¿1919?; La trampa del arenal, Madrid, Librería de los Sucesores de Hernando, 1923; En torno a nosotras, Madrid, Páez, 1927; Johann Wolfgang von Goethe, Madrid, Biblos, 1928; Tres tipos de vírgenes, Madrid, Cuadernos Literarios, 1929; Maternología y puericultura, Valencia, Generación Consciente, 192?; Las escritoras españolas, Barcelona, Labor, 1930; La mujer ante las cortes constituyentes, Madrid, Editorial Castro, 1931; Por qué hicimos la revolución, Barcelona, Ediciones Sociales Internacionales, 1936.

 

Bibl.: A. Rodrigo, Mujeres en España. Las silenciadas, Barcelona, Plaza & Janés, 1979; M. Nash, Rojas. Las mujeres republicanas en la guerra civil, Madrid, Taurus, 1999; S. Mangini, Las modernas de Madrid. Las grandes intelectuales españolas de la vanguardia, Barcelona, Península, 2001; P. Preston, Palomas de guerra. Cinco mujeres marcadas por el enfrentamiento bélico, Barcelona, Plaza & Janés, 2001; S. Kirkpatrick, Mujer, modernismo y vanguardia en España (1898-1931), Madrid, Cátedra, 2003; R.-F. Roncero Arias, “Margarita Nelken Mausberger”, en VV. AA., Ateneístas ilustres, vol. II, Madrid, Ateneo de Madrid, 2007, págs. 503-514; J. Martínez, Las santas rojas: exceso y pasión de Clara Campoamor, Victoria Kent y Margarita Nelken, Barcelona, Flor del Viento, 2008; M. Aznar Soler y J. R. López García (eds.), Diccionario biobibliográfico de los escritores, editoriales y revistas del exilio republicano de 1939, vol. 3, Sevilla, Renacimiento, 2016, págs. 408-410.

 

Blanca Bravo Cela