Ayuda

Ana Josefa Pérez Florido

Biografía

Pérez Florido, Ana Josefa. Beata Petra de San José. Valle de Abdalajís (Málaga), 7.XII.1845 – Barcelona, 16.VIII.1906. Fundadora de las religiosas Madres de los Desamparados (MMD) y San José de la Montaña, fundadora del Real Santuario de San José de la Montaña en Barcelona.

Nació en Valle de Abdalajís, donde en su juventud se dedicó un tiempo a la atención de familias y ancianos pobres del pueblo. Una vez muerto su padre, ingresó en las Mercedarias de la Caridad, en donde también entraron las compañeras del Valle, que habían colaborado con ella en el cuidado de los pobres y ancianos. Se presentaron ante el obispo de Málaga, Manuel Gómez Salazar, con el propósito de ingresar en las Hermanitas de los Pobres. Ana Josefa y sus tres compañeras, bajo la dirección del obispo, trabajaron en la asistencia a los ancianos y niños desamparados y con problemas, con el tiempo crearon también residencias para estudiantes, casas de misiones, casas de espiritualidad y guarderías y se convirtieron en Madres de los Desamparados. Después de la muerte de la madre Petra, dos de ellas le sucedieron al frente de la Congregación.

El 14 de agosto de 1895 se colocó la primera piedra del Real Santuario de San José de la Montaña de Barcelona y se inauguró oficialmente el 20 de abril de 1902. Ese mismo año, la madre Petra estableció la Pía Unión de San José de la Montaña; un año más tarde, salió a la luz el primer número de la publicación josefina, editada en la imprenta del santuario, La Montaña de San José. Pío X concedió en 1905 in perpetuum la facultad de ganar indulgencia plenaria visitando el santuario. El título de “Real” lo concedió el rey Alfonso XIII, en 1908.

La Congregación de Madres de Desamparados y San José de la Montaña nació el 25 de diciembre de 1880. La aprobación diocesana de la Congregación tuvo lugar el 25 de diciembre de 1881. El Decreto Pontificio de Alabanza fue dado, el 17 de julio de 1891, por León XIII. El Decreto de Aprobación fue concedido el 30 de junio de 1908, por Pío X. El 14 de junio de 1958, Pío XII, otorgó la aprobación y confirmación definitivas. La fama de santidad de la madre Petra y los muchos favores atribuidos a su intercesión dieron lugar a que se abriera en Barcelona, en 1932, el proceso diocesano de beatificación y canonización. El 14 de junio de 1971 el papa Pablo VI aprobó sus virtudes heroicas y la declaró venerable. El 16 de octubre de 1994, fue beatificada en Roma por Juan Pablo II.

 

Bibl.: C. Gómez de San José, Vida y virtudes de la sierva de Dios Madre Petra de San José, Barcelona, Editorial Luis Gili, Librería Católica Internacional, 1929; F. de la Hoz, Desde el Valle a la Montaña, Sevilla, Escuela Gráfica Salesiana, 1961; V. Llácer de San José y B. Martín de San José, Sobre la piedra, Valencia, Artes Gráficas Soler, 1982; E. M. Aparicio Olmos, Madre Petra y su época, Valencia, Tipografía Colón, 1982; V. Mora y F. Fernández Sánchez, Firmeza y ternura, París, Editions Fleures, Univers Media 11, rue Duguay, Trouin, 1989; P. de Foc, Gestos de Madre Petra, Valencia, Artes Gráficas Soler, 1994; M. Carrillo de San José, Madre Petra, parábola de un amor en alerta, Málaga, Corcelles, La Española, 1994; M. C. Arbesú de San José, Madre para los desamparados, Madre Petra de San José, Madrid, Folletos Con Él, n.º 129, 1994.

 

José Luis Martínez Gil, OH