Ayuda

Ignacio Carral de la Torre

Biografía

Carral de la Torre, Ignacio. Segovia, 8.X.1897 – Madrid, 1935. Escritor y periodista.

Hijo de Fernando Carral Romero, funcionario de la Diputación Provincial, y nieto de un alcalde de San Ildefonso; su madre, Manuela de la Torre Bartolomé, pertenecía también a distinguidas familias segovia­nas. Casó en Segovia el 15 de diciembre de 1926 con Adela Rodao Maeso, hija del poeta José Rodao, de la que tuvo una única hija.

Concluido en Segovia el bachillerato en 1913, se trasladó a Madrid para preparar el ingreso en la Es­cuela de Ingenieros de Montes, pero fracasó y re­tornó a Segovia para estudiar Derecho por libre, in­tegrándose entretanto en los medios intelectuales y literarios locales al frecuentar la tertulia del taller del ceramista Fernando Arranz, a la que acudían los profesores Mariano Quintanilla y Blas Zambrano, el pintor Torreagero, el folklorista Agapito Marazuela, el escultor Emiliano Barral o el poeta Antonio Machado, entre otros. En 1916 fundó el efímero sema­nario Don Quijote y comenzó a colaborar en la prensa local. En 1917 volvió a Madrid para cursar Filoso­fía y Letras, cuya licenciatura obtuvo en 1920; entre sus profesores tuvo a Manuel Bartolomé Cossío. Fue luego ayudante de cátedra en el Instituto Cardenal Cisneros y profesor ayudante de Américo Castro en la Universidad Central —donde trabó amistad con los futuros maestros—, pero fracasó en sus intentos de ganar una cátedra. Mientras tanto, fue colabora­dor habitual de los periódicos segovianos, y en 1923 fundó el semanario progresista Segovia, que se pu­blicó desde el primero de julio hasta el 16 de sep­tiembre de 1923, y entre cuyos colaboradores estaban Antonio Machado, Mariano Grau, Alfredo Marque­ríe, Mariano Quintanilla, Francisco Javier Cabello, entre otros. En su último número se despidió, con­siderando incompatible la dignidad periodística con el régimen de dictadura. De tendencias políticas ne­tamente progresistas, afiliado desde 1926 al partido Izquierda Republicana, muy imbuido de las ideas re­gionalistas castellanas de Luis Carretero Nieva, a las que dedicó gran parte de su producción periodística, fue también un gran folklorista que recopiló muchas tradiciones segovianas. En 1925 viajó en un programa de intercambio académico a Palermo, Nápoles, Roma y Florencia, un periplo que le sirvió para conocer el fenómeno fascista. En la capital de España trabajó desde 1926 como redactor de la revista Estampa, y del diario Heraldo de Madrid, del que pasó al diario Ahora en 1930, y en 1934, por discrepancias políti­cas, al medio radiofónico como redactor del diario hablado La Palabra, de Unión Radio. Murió súbita­mente, en plena juventud, a causa de un ataque al co­razón que le sorprendió ante su mesa de trabajo, poco antes de comenzar a trabajar en el diario izquierdista Política y a fundar el semanario humorístico ¡Pum! Dejó inéditos el ensayo político Azaña, Lerroux y el otro, y las novelas Afrodisio y Venusina y El filósofo y la bailarina. De carácter muy optimista, jovial y simpá­tico, su estilo literario fue muy cuidado, casi lírico, y manejó muy bien la ironía humorística.

 

Obras de ~: Juan Bravo en la Plaza de las Sirenas (Una prensa, un escultor, una estatua y una plaza), Madrid, Est. Ti­pográfico de Antonio Corbi, 1922 (Segovia, Caja de Ahorros y Monte de Piedad, [1973]); Las memorias de Pedro Herráez, Madrid, Pérez, 1926 (Segovia, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia, Obra Social y Cultural, 1996); “Las Co­munidades de Cabeza y Tierra”, en Revista Nacional de Economía, 1933; ¡Azaña!, Madrid, Tipografía Japonesa, 1935; Por qué mataron a Luis de Sirval, Madrid, Imprenta Sáez Hnos., 1935; Folklore en Castilla, Segovia, Caja Segovia, 1985 (an­tología de sus artículos regionalistas); Breve historia, Castilla gentil, apéndice, Isidoro Tejero, 2.ª ed. rev. y amp., Segovia, Tribuna de Castilla, [1996] (reprod. de los artículos publica­dos por el Diario de Burgos en 1931).

 

Bibl.: M. Quintanilla, “Ignacio Carral”, en Universidad y Tierra, II (1936), págs. 59-67; I. Tejero Cobos, Ignacio Carral y Castilla la Vieja. Cincuentenario (1935-1985), Sego­via, Gráficas Ceyde, 1984; A. López de Zuazo Algar, Ca­tálogo de periodistas españoles del siglo xx, Madrid, Fundación Universidad-Empresa, 1984; L. Mínguez “Orejanilla”, Diccionario Lírico de Segovia, Segovia, Ayuntamiento, 1991, pág. 167.

 

Alfonso de Ceballos-Escalera Gila