Ayuda

José Muñoz Román

Biografía

Muñoz Román, José. Calatayud (Zaragoza), 26.I.1903 – Madrid, 5.II.1968. Libretista.

A los nueve años llegó a Zaragoza para cursar el bachillerato. Con dieciséis, emigró a Madrid y en 1921 estrenó con un grupo de aficionados Quereres primeros, al tiempo que ganaba oposiciones a Correos con el número uno entre mil trescientos aspirantes. Su segundo estreno, El rayo de sol, hubo de esperar a 1925, año en que contrajo matrimonio con Paula Galindo Blázquez, que le dio dos varones y una hija. En 1928 llevó al escenario La suerte negra, musicada por el ya prestigioso maestro Alonso. La colaboración con este músico le deparó el éxito que ya no lo abandonaría. Ambos configuran el patrón de la moderna revista musical en sus décadas de mayor popularidad con excelentes cantables y libretos agudos y bien trabados. Tras la buena recepción de esta obra, comenzó a elaborar los libretos con el experimentado autor madrileño Emilio González del Castillo (1883-1940), colaboración que duró hasta la muerte de éste. Durante la década de 1930 se sucedieron los éxitos protagonizados por el trío. Abundando únicamente en sus obras de mayor eco, hay que recordar Las guapas, ya protagonizada por Celia Gámez, Las Leandras, que llevó el género a su cumbre, Las de Villadiego, Las vampiresas, Las de los ojos en blanco y Mujeres de fuego.

Tras la guerra, Muñoz Román continuó siendo el autor de más éxito, racha que incrementó a partir de 1941 como empresario y director del teatro Martín, que se había convertido en el emporio de la revista. Tras un nuevo triunfo con Luna de miel en El Cairo (1943), comenzó su colaboración con el maestro Guerrero: estrenaron Cinco minutos nada menos (1944), con un curioso argumento en torno a la verdad y la mentira. Logró un récord en el teatro musical español con más de mil setecientas representaciones llenando el teatro Martín durante más de tres años.

Durante la década de 1950, Muñoz Román continuó como empresario del teatro Martín surtiendo las revistas de más impacto. Su mayor éxito fue, sin duda, Ana María (1954), en la que, ya fallecidos los dos grandes del género, contó con la música de Padilla. Pese a la decadencia de la revista, aún consiguió Muñoz Román otros triunfos multitudinarios: el que denominó sainete superrealista, Una jovencita de 800 años, Un matraco en Nueva York, que se eternizó en los carteles, y ¡Qué cuadro el de Velázquez, esquina Goya!, que fue su último gran éxito. Su producción completa se puede consultar en el libro titulado Galería del olvido (Barreiro, 2001).

 

Obras de ~: Libretos de revistas musicales: Las guapas, 1930; Las Leandras, 1931; Las mimosas, 1931; Las faldas, 1932; Las de Villadiego, 1933; Las vampiresas, 1934; Las de los ojos en blanco, 1934; Mujeres de fuego, 1935; Ladronas de amor, 1941; Doña Mariquita de mi corazón, 1942; Luna de miel en El Cairo, 1943; ¡Cinco minutos nada menos!, 1944; Te espero el siglo que viene, 1946; Historia de dos mujeres o Dos mujeres con historia, 1947; Moreno tiene que ser, 1950; ¡A vivir del cuento!, 1952; Ana María, 1954; La chacha, Rodríguez y su padre, 1956; Una jovencita de 800 años, 1958; Tócame Roque, 1958; Un matraco en Nueva York, 1959; El conde Manzanares, 1962; ¡Qué cuadro el de Velázquez esquina a Goya!, 1963.

 

Bibl.: F. Castán Palomar, Aragoneses Contemporáneos, Zaragoza, Herrein, 1934, págs. 376-377; A. Sánchez Portero, Noticia y antología de poetas bilbilitanos, Zaragoza, Tipo Línea, 1969, págs. 261-268; L. Iglesias de Souza, Teatro lírico español, La Coruña, Diputación Provincial, 1991-1996, 4 vols.; J. Hernández Ruiz y Pérez Rubio, Diccionario de aragoneses en el cine y en el video (1896-1994), Zaragoza, Mira, 1994, pág. 181; J. Barreiro, Galería del olvido, Zaragoza, Cremallo, 2001, págs. 123-132.

 

Javier Barreiro