Ayuda

José Cayetano Carreño Muñoz

Biografía

Carreño Muñoz, José Cayetano. Caracas (Vene­zuela), 7.VIII.1774 – 4.III.1836. Músico, organista, compositor.

Fue bautizado el 24 de agosto de 1774 con los nombres de Joseph Cayetano del Carmen, sin apelli­dos, por haber sido expósito. Investigaciones indubi­tables bastante recientes demuestran que su padre fue el presbítero Alejandro Carreño, maestro de capilla de la catedral de Caracas, y su madre Rosalía Rodrí­guez. Debió de ser su padre quien le dio las primeras lecciones de música, y después su tío, también pres­bítero, Ambrosio Carreño, excelente organista, con más lecciones de órgano y composición. En agosto de 1785 se hospedó en su casa el niño Simón Bolívar. El 7 de agosto de 1789, antes de cumplir quince años, fue nombrado segundo organista de la catedral de Caracas. Y el 1 de agosto de 1792, con apenas diecio­cho años, obtuvo la cátedra de Música de la Pontificia Universidad de Caracas. El 3 de junio de 1796, a los veintiún años, fue nombrado maestro de capilla de la catedral de Caracas, cargo que ocupó hasta su falleci­miento en 1836. Toda esta precocidad, y el cultivo de la docencia, retardó en algo su estro de compositor, aunque ya entre los años 1796 y 1798 puso fecha a bastantes de sus composiciones sacras; al principio del siglo xix siguió con alguna canción patriótica, hacia 1810, y eclosionó más adelante con una producción de música sacra, esplendorosa, llena de aciertos, hasta el punto de que durante los siglos xix y xx se conti­nuaron interpretando algunas de sus composiciones, asimiladas por la sociedad venezolana como clásicas en las funciones sagradas anuales de la Semana Santa. Estas composiciones son Tristis est, In Monte Oliveti, Pésame a la Virgen y Tono a la Virgen del Socorro, en­tre otras.

Tristis est, motete de pasión, musicaliza en sesenta y ocho compases las palabras de Cristo en su medita­ción del monte de los Olivos; las frases alternan con intervalos orquestales; “es una obra maestra del arte musical venezolano” (M. Castillo Didier, 1999). In Monte Oliveti es una de las mejores producciones de toda la música virreinal americana; escrita en tona­lidad de fa menor, musicaliza en ciento once com­pases parte de las palabras de la oración de Jesús en el monte de los Olivos (capítulo 26 del evangelio de San Mateo) que comienza: “In monte Oliveti oravit ad Patrem [...]”, donde, según R. Stevenson, “la dig­nidad innata y el patetismo del texto se expresan con perfección en la noble y severa música de Carreño”. El Pésame a la Virgen está cantada en español, con texto que musicalizaron otros muchos compositores americanos; tiene el estribillo: “Oh, tristísima María / recibe la voluntad / de los que a tu soledad / quie­ren hacer compañía”; tiene un recitado y un pasaje de solo, así que en la obra se alternan fragmentos or­questales, corales, solos y dúos. El Tono a la Virgen del Socorro, también cantado en español, es de fuerte rai­gambre popular, también con un solo de soprano, intermedio orquestal, parte coral, final orquestal; “de su solo central se puede decir que ofrece todo el carácter de una canción sentimental venezolana del siglo xix” (M. Castillo Didier, 1999).

Y destaca, aparte, ese “monumento de la música colonial venezolana” (según J. B. Plaza), constituido por la vasta composición denominada Oficio y misa de difuntos que, en realidad, es un conjunto de seis obras conexas: el Invitatorio, tres Lecciones, la Misa de Réquiem y el Responsorio; la parte instrumental y la sabia distribución de los solos de soprano y de tenor, dúos, partes corales, en una continuada inspiración, arrebata como la música de Bach.

Carreño casó en 1793 con María de Jesús Muñoz, con quien tuvo ocho hijos, cinco de ellos músicos con cargos en la catedral caraqueña, entre los que cabe ci­tar a Juan de la Cruz, quien se destacó como compo­sitor Juan Bautista, quien también compuso obras de alta calidad, y Manuel Antonio, autor de un curioso Manual de urbanidad y buenas costumbres, que fue pa­dre de la universalmente famosa pianista venezolana Teresa Carreño (1853-1917).

 

Obras de ~: Misa de difuntos; Misa en mi menor, órgano; Misa en mi bemol, cuatro voces y orquesta; Misas (dos), or­questa; Manus tuae, Parce mihi y Taedet animan meam; Pasión del Domingo de Ramos; Pasión del Viernes Santo; Ofertorio de San Pablo; Ofertorio del Domingo de Ramos; Invitatorios de di­funtos (dos; uno, de posible atrib. a Caro de Boesi); Invitatorio y Responsorio, a cuatro voces y orquesta; Salve, orquesta; Salve Regina, cuatro voces; Gradual de San Pablo, Gradual de San Pedro, Gradual para la vigilia de Pentecostés; Sueris solemnes (himno), Tantum ergo en sol menor (himno), para orquesta; Te Deum (dos himnos), uno para órgano, otro para orquesta; Vexilla Regis (himno); In Monte Oliveti (motete), para tenor, cuatro voces, oboe, clave, dos trompas y cuerda (eds. en 1943, 1967, 1981); Tristis est (motete), tres voces, dos oboes, dos trompas (ed. en 1943); De profundis (salmo), orquesta; Mi­serere (salmo), cuatro voces y órgano; Miserere (salmo), para cinco voces y órgano; Miserere (salmo), voz y orquesta; Salmos de Vísperas; Christus factus est; La adoración de la Cruz; Seis lamentaciones; Amici mei (versículos de la Pasión), voz y or­questa; Gloria laus, orquesta; Jaculatorias a Jesús Crucificado; Magnificat (atrib. también a J. Á. Lamas); Pésame a la Virgen, cinco voces, dos clarinetes, clarín, dos trompetas y cuerda; Tono a la Virgen del Socorro, cuatro voces, dos oboes, trompeta; Canción patriótica, 1810; Cuatro canciones patrióticas para el 5 de julio de 1824, voz y orquesta.

 

Bibl.: R. de la Plaza, Ensayos sobre el Arte en Venezuela, por el General [...], Caracas, Imprenta al vapor de La Opinión Nacional, 1883, págs. 98-100 [en “Apéndice de partituras”, págs. 47-48, fragm. de “La Oración en el Huerto” (“In Monte Oliveti”) en reducción para voz y piano]; J. B. Plaza, “In Monte Oliveti” (partitura completa), en Archivo de Música Colonial Venezolana (Montevideo), vol. VI (1943); “Music in Caracas during the Colonial Period (1770-1811)”, en Mu­sical Quarterly (New York), vol. XXIX (1943), págs. 198-213; G. Furlong, Músicos argentinos durante la dominación hispá­nica [...], Buenos Aires, 1945, pág. 27; J. B. Plaza, Música colonial venezolana, Caracas, Dirección de Cultura y Bellas Artes, 1958, págs. 20-22; VV. AA., Enciclopedia Salvat de la Música, vol. I, Barcelona, Salvat, 1967, pág. 460; VV. AA., Música religiosa de cinco maestros caraqueños, 1771-1881, Caracas, Comisión del Cuatricentenario de Caracas, 1967; G. Morón, Historia de Venezuela, vol. IV, Caracas, Italgrá­fica, 1971, pág. 441; S. Girard, “Cayetano Carreño: Iden­tity amid a Musical Galaxy (Some Now Data from Previously Unknown Sources)”, en Latin American Music Review (Austin, University of Texas), vol. I (1980), págs. 18-33; W. Guido, José Ángel Lamas y su época: selección, prólogo, fichas biobiblio­gráficas, catálogos, descripción de los manuscritos y de las edicio­nes, Caracas, Biblioteca Ayacucho, 1981 (col. Documentos de la Biblioteca Ayacucho, n.º 2); A. Basso (dir.), Dizionario En­ciclopedico Universale della Musica e dei Musicisti, vol. II, To­rino, Unione tipografico-editrice torinese, 1985, pág. 123; VV. AA., Diccionario de Historia de Venezuela, vol. I, Cara­cas, Fundación Polar, 1988, pág. 586; R. J. Velásquez (dir.), Gran Enciclopedia de Venezuela, vol. VIII, Caracas, Globe, 1998, pág. 340, y vol. X, 1998, pág. 85; M. Castillo Didier, “Carreño Muñoz, José Cayetano”, en E. Casares Rodicio (dir. y coord.), Diccionario de la Música Española e Hispano­americana, vol. III, Madrid, Sociedad General de Autores y Editores, 1999, págs. 232-233; A. E. Planchart, “Carreño (José J. Cayetano)”, en S. Sadie (ed.), The New Grove Dic­tionary of Music and Musicians, vol. V, New York, Grove, London, Macmillan Publishers Ltd., 2001-2002, pág. 190 (2.ª ed.).

 

Fernando Rodríguez de la Torre

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía