Ayuda

Gutierre Menéndez

Biografía

Menéndez, Gutierre. Galicia, c. 865 – V.933-II.934. Noble, conde.

Gutierre Menéndez fue hijo del conde Hermenegildo Gutiérrez y Ermesinda Gatoñez, y debió de entorno al año 865. Hacia el año 890 se casó con Ilduara Eriz, de unos quince años de edad, hija del conde de Lugo Ero Fernández y su primera esposa, doña Adosinda. Ilduara debió de fallecer en el año 958 en el Convento de Vilanova de la Condesa, fundado en 950, adonde se había retirado.

Gutierre Menéndez heredó el patrimonio paterno en Lugo y Orense. Por el reparto de sus bienes a su fallecimiento se conoce la gran cantidad de bienes que acumuló durante su vida, pues llegó a tener ciento tres villae, situadas en las cuatro provincias gallegas, en Asturias, León y Portugal.

El rey Ordoño II (910-924), cuñado de Gutierre, le concedió la administración y gobierno del condado de Caldelas, y posteriormente otras mandaciones en la actual provincia de Orense. En 910 gobernaba parte del territorio lucense. En 912 donó a su esposa la villa de Cadovario, en Asturias, y la de Portomarín, en Lugo. Aparece como confirmante en documentos de Ordoño II, Fruela II, Alfonso IV y Ramiro II en los años 912 a 932.

Ordoño II y su esposa Elvira le otorgaron en encomienda la villa de Villare, pero posteriormente, a petición de Gutierre, pasó a su pleno dominio, y allí, años más tarde, se edificó el Monasterio de Celanova. El matrimonio vivió en Salas, cerca de Oporto, antes de 922 en Santamarina, cerca de Portomarín y poco después de 927 en Vilanova, cerca de Celanova. Posiblemente alternaron los lugares, pues en todos ellos tenían posesiones. Prueba de su estancia en Portugal es que aparece como confirmante en una donación al Monasterio de Lorvao por Ordoño II.

En 927 restauró el Monasterio de Santa María de Loyo. Ese mismo año, en Portomarín, se celebró una asamblea de magnates, obispos y abades, que, presididos por Sancho Ordóñez, rey de Galicia, y Alfonso IV, deliberaron acerca de la restauración del Monasterio de Loyo y delegaron en el conde Gutierre Menéndez, el cual nombró abad del monasterio al monje Busiano y lo ocupó con monjes. El conde, junto con su esposa Ilduara, concedió entonces diversos bienes al Monasterio de Loyo, y asimismo al de monjas de clausura de Santa Mariña de Portomarín.

En 929, por concesión de Alfonso IV, llegó a gobernar en Galicia seis condados. Gutierre debió de fallecer entre mayo de 933 y febrero de 934. En este último año los hijos de Gutierre y Ilduara hicieron reparto de los bienes heredados, tanto de lo recibido de sus padres, como de lo recibido de sus abuelos paternos, Hermenegildo Gutiérrez y Ermesinda Gatoñez, y de los maternos, Ero Fernández y Adosinda. Del matrimonio de Gutierre y Ilduara, por este orden, nacieron los siguientes hijos: Munio Gutiérrez, casado con Elvira Arias; Rosendo Menéndez, san Rosendo, obispo de Mondoñedo en 925-950 y 955-958, y posteriormente obispo de Santiago en 968-977. En 936 fundó el Monasterio de San Salvador de Celanova. Fue uno de los hombres más influyentes de Galicia en el siglo X; conde Froila Gutiérrez, casado con Saracina, cofundador de San Salvador de Celanova y personaje importante con Ramiro II, que le concedió varios condados; Adosinda Gutiérrez, casada sucesivamente con Jimeno Díaz y Ramiro Menéndez, y Hermesenda Gutiérrez, casada con Pelayo González, hijo del conde de Deza Gonzalo Betotez y de Teresa Eriz.

 

Bibl.: M. R. García Álvarez, “Jimeno Díaz y Adosinda Gutiérrez”, en Bracara Augusta (Braga), 73-74 (1978), págs. 158-163; J. Mattoso, A nobreza medieval portuguesa, A Familia e o poder, Lisboa, Estampa, 1994, págs. 117-119; M. Torres Sevilla, Linajes nobiliarios en León y Castilla. Siglos ix-xiii, Salamanca, Junta de Castilla y León, 1998, págs. 306 y 309-311.

 

José Luis López Sangil