Ayuda

Juan Antonio Samaranch Torelló

Biografía

Samaranch Torelló, Juan Antonio. Marqués de Samaranch (I). Barcelona, 17.VII.1920 – 21.IV.2010.

Presidente de honor vitalicio del Comité Internacional Olímpico, dirigente deportivo y empresario. Los primeros esfuerzos de Juan Antonio Samaranch se orientaron hacia la obtención de los títulos académicos que le permitieran trabajar en los negocios textiles que su familia poseía, siendo su formación amplia y liberal, como corresponde a la industriosa Barcelona de la década de 1930. Logró así el título de profesor mercantil y se diplomó posteriormente en el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa.

El nombre de Samaranch está vinculado al deporte y a la política desde hace más de cincuenta años. El primer deporte por el que mostró predilección fue el hockey sobre patines, ingresando a principios de la década de 1940 en el Real Club Deportivo Español de Barcelona. Después llegó a ser seleccionador nacional y, en 1951, llevó al equipo español a su primera victoria en un Campeonato Mundial. En ese mismo año fue creada la Federación Española de Hockey sobre Patines de la que fue nombrado presidente.

El 1 de diciembre de 1955 contrajo matrimonio en Barcelona con María Teresa Salisachs Rowe (Barcelona, 26.XII.1932 – 16.IX.2000), con quien tuvo dos hijos: María Teresa y Juan Antonio Samaranch Salisachs. Por esta época había iniciado sus actividades políticas en el Ayuntamiento de Barcelona como concejal de Deportes, cargo que desempeñó hasta 1962. Alternó este cargo formando parte del Comité Olímpico Español entre 1956 y 1967, a la vez que era nombrado presidente de la Comisión de Deportes de la Diputación de Barcelona, así como representante para Cataluña de la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes. Durante estos años, fue jefe de Misión del equipo de España en los Juegos Olímpicos de Cortina d’Ampezzo (1956), Roma (1960) y Tokyo (1964). Fue además vicepresidente del Comité Internacional de los Juegos del Mediterráneo, presidente de honor de la Fédération Internationale de Roller- Skating, presidente del Salón Náutico Internacional de Barcelona, y vicepresidente de la Federación Internacional de Salones Náuticos.

En diciembre de 1966 fue nombrado para desempeñar la dirección de Educación Física y Deportes en España, cargo que compatibilizó con el de presidente del Comité Olímpico Español hasta septiembre de 1970. También en 1966 fue elegido miembro del Comité Internacional Olímpico (CIO), pero no accedió a su Comisión Ejecutiva hasta mayo de 1970.

A partir de 1973, presidió la Diputación de Barcelona y un año después fue elegido vicepresidente del CIO al tiempo que presidía la Comisión de Prensa y se encargaba de la Jefatura de Protocolo Olímpico. En 1977 dejó la Diputación de Barcelona al ser nombrado, en reconocimiento a sus dotes diplomáticas y conciliadoras, embajador de España en la Unión Soviética y Mongolia, cargo que ocupó hasta 1980. Juan Antonio Samaranch fue pues el primer representante diplomático español en Moscú tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas con aquel país.

Precisamente en Moscú fue elegido presidente del CIO, en primera votación, por los miembros de dicho organismo, en su 83.ª sesión del CIO.

Comprometido profundamente con la universalidad de los Juegos, supo ver con claridad que debía admitirse la profesionalidad de los deportistas; que se tenía que promover y potenciar los patrocinios comerciales; que había que conseguir la participación de todos los países del mundo y que no debía existir obstáculo alguno para animar a la mujer al deporte.

El éxito económico de los Juegos de Los Ángeles de 1984 fue el primero de su trayectoria olímpica. Dos años después, el 17 de octubre de 1986, cumplió uno de sus grandes sueños y constituyó una de las fechas de mejor recuerdo en su carrera: anunciar, en la 91.ª Sesión del CIO, celebrada en la localidad suiza de Lausanne, que la ciudad de Barcelona había sido elegida como sede de los XXV Juegos Olímpicos de 1992, con su ya popular expresión “a la ville de... Barcelona, España”.

Entre tanto fue elegido presidente de la Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona (La Caixa) en mayo de 1987, después de haber sido consejero de dicha entidad bancaria desde 1984 y miembro de su Comisión Ejecutiva desde 1985. Desempeñó este cargo hasta enero de 1999, fecha en la que pasó a ocupar la presidencia de honor de dicha entidad. En su trayectoria empresarial se encuentran también los consejos de administración de empresas como Sociedad General de Aguas de Barcelona, Saba, Inmobiliaria Colonial, Caifor o Hisusa.

Un nuevo éxito obtuvo como presidente del Comité Internacional Olímpico cuando, en 1988, sus esfuerzos en pro de la independencia y la solidaridad en el deporte culminaron en unos Juegos de Seúl que no se vieron amenazados por el boicot que empañó a los de Moscú y Los Ángeles, a pesar de la no participación de Corea del Norte; razón por la cual, Corea del Sur le concedió el Premio de la Paz y en España se reconocía su labor con el Premio Príncipe de Asturias del Deporte y Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I le concedía un par de años después el título nobiliario de marqués de Samaranch, por su eficaz dedicación al fomento del deporte y al entendimiento entre los pueblos. Labor que ya se había visto reconocida por el Comité Olímpico Internacional al ser reelegido presidente del mismo por unanimidad en 1989 en Puerto Rico. Volvería a ser elegido por aclamación en 1993 en Mónaco, después de lograr el retorno de África del Sur a los Juegos de Barcelona de 1992, tras treinta y dos años de castigo, y en 1997 en Lausanne.

El día 16 de julio de 2001, durante la 112 Sesión del Comité Olímpico Internacional celebrada en Moscú, por imperativo reglamentario cesó en la presidencia de dicho Comité y fue nombrado presidente de honor vitalicio del mismo, habiendo conseguido la participación de todos los Comités Olímpicos Nacionales del mundo así como la admisión de la mujer entre los miembros CIO y una brillante gestión del poder económico del CIO.

Entre tanto, se le concedió en marzo de 2000, el Collar de la Orden de Isabel la Católica, la más alta condecoración civil del Estado Español. Ya se hallaba en posesión de la Medalla d’Or de la Generalitat de Catalunya, así como de numerosas grandes cruces nacionales y extranjeras. Sin embargo, a mediados de noviembre de ese año tuvo un gran varapalo al fallecer su esposa.

En 2003 fue nombrado presidente del Capítulo Español del Foro España-China y copresidente del Foro España-China y en 2004 fue nombrado presidente de honor del Consejo España-China. También el 21 de junio de 2004 fue elegido presidente de honor de Sport Cultura Barcelona. Se debe mencionar en su carrera que también fue académico de l’Académie Française des Sports, de la Reial Acadèmia de Belles Arts de Sant Jordi y miembro honorario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; así como el hecho de haber sido nombrado doctor honoris causa por la Universidad de la Sorbona, Universidades de Québec y Calgary (Cánada), Universidad Complutense de Madrid, Universidad Camilo José Cela (Madrid) y Universidad de Huelva.

Falleció el 21 de abril de 2010 en el Hospital Quirón de Barcelona a causa de una parada cardiorespiratoria. A la capilla ardiente abierta en el Palau de la Generalitat y al funeral en la Catedral de Barcelona acudieron la Familia Real y las principales autoridades nacionales y catalanas, así como representantes del olimpismo internacional.

 

Obras de ~: Memorias olímpicas, Barcelona, Editorial Planeta Singular, 2002; 21 hronia stin proedria tis diethnous olympiakis epitropis, Atenas, Kastaniotis, 2003.

 

Bibl.: Wu Zhongyuan, Samaranch: a true friend of China, Pekin, China Olympic Publishing House, 1990; VV. AA., De Moscou à Lausanne : dix années de la présidence de Juan Antonio Samaranch. From Moscow to Lausanne: Juan Antonio Samaranch, ten years as IOC president, Lausanne, Comité International Olympique, 1990; J. Boix y A. Espada, El deporte del poder: vida y milagro de Juan Antonio Samaranch, Madrid, Temas de Hoy, 1991; B. Monnard, Le seigneur des anneaux: olympisme, Juan Antonio Samaranch, Lausanne, L’Hebdo, 1991; D. Miller, Revolución olímpica: biografía olímpica de Juan Antonio Samaranch (pról. de S. M el Rey de España Juan Carlos I), Barcelona, Ediciones Península, 1992; D. Miller, Die olympische Revolution: die Biographie von Juan Antonio Samaranch (pról. de S. M el Rey de España Juan Carlos I), Paris, Berstelmann, 1992; D. Miller, La révolution olympique: portrait de Juan Antonio Samaranch (pról. de S. M el Rey de España Juan Carlos I), Paris, Payot, 1993; J. Boix, A. Espada y R. Pointu, Juan Antonio Samaranch, 1894-1994: l’héritage trahi, Paris, Romillat, 1994; R. Parienté, Les années Samaranch: 1980-1994 vers l’unité olympique. Entretiens pour le journal L’Equipe Lausanne, CIO, 1994; R. Parienté, The Samaranch years: 1980-1994 towards olympic unity. Interviews for the newspaper L’Equipe, Lausanne, IOC, 1995; D. Miller, Olimpijskaja revolucija: olimpijskaja biografija Chuana Antonio Samaranch, Moscu, Fiskul’ura i sport, 1995; D. Miller, Olympic revolution: the olympic biography of Juan Antonio Samaranch (pról. de Su Majestad el Rey de España Juan Carlos I), London, Pavilion, 1996; W. Lyberg, The seventh President of the IOC: facts and figures, Lausanne, International Olympic Committee, 1997; VV. AA., Le Président du Centenaire / The centennial President, Lausanne, Comité International Olympique, 1997; R. Parienté, Les années Samaranch/ The Samaranch years: 1980-2001, Lausanne, CIO/ IOC, 2001; M.-H. Roukhadzé y M. Guéorguiéva, Président Juan Antonio Samaranch: 23 juin 2001, Lausanne, CIO/ IOC, 2001 (2 vols.); J.-C. Lescure (dir.) y L. Riquier, Juan Antonio Samaranch: biographie à travers le quotidien Le Monde, Grenoble, Université Pierre Mendès France, 2001; A. Ratner y V. Linder, Juan Antonio Samaranch: from Moscow to Moscow. Ot Moskvy do Moskvy, Moscú, Golden Bee, 2001; A. Ratner, The seventh President Juan Antonio Samaranch: the true story, Moscú, Olympic Panorama, 2001.

 

Pedro Palacios Salvador