Ayuda

Gabriel Yoly

Biografía

Yoly, Gabriel. Varipont (Francia), s. m. s. XV – Teruel, 19.III.1538. Escultor.

Fue un escultor de origen francés (de la región de Picardía), del que se tuvo noticia en España por primera vez el 12 de abril de 1515, con la concesión del título de “preboste y maestro de armas y de lucha”. Probablemente estudió en Italia, en la escuela Florentina. A su llegada a España, residió en Zaragoza y formó parte de un conjunto de escultores renacentistas que llevaron a cabo la escultura aragonesa del Renacimiento.

En su primera etapa, firmó un contrato con Gil de Morlanes (el Joven) el 8 de febrero de 1520, para colaborar conjuntamente (y junto a Juan de Salas) en los encargos que tuvieran durante los próximos cuatro años; algunos de esos trabajos fueron retablos de varias iglesias en Zaragoza, en otras diversas del Reino de Aragón y en la Catedral de Jaca; en ese momento, se unió a Damián Forment, por el que se dejó influir y aprendió la labra del alabastro.

A partir de 1525 los encargos a Yoly se multiplicaron y se convirtió en uno de los más reputados escultores de Aragón, recibiendo el influjo de Berruguete en sus obras, llenas de acentos berruguetescos. En esta época recibió un encargo de Juan de Luján para la capilla de su familia en la iglesia de Villafeliche (1526), con un retablo que dejaba ver elementos de la escultura francesa, y otro de Jaime Climente para el Monasterio del Carmen (1531). Comenzó a trabajar en alabastro algunos retablos como el de la Colegiata de Bolea (1535).

En 1532, Yoly firmó un contrato con el escultor Miguel de Peñaranda por el que éste se comprometía a hacer la mitad de la imaginería que Yoly tenía que realizar para Juan de Moreto. Esta última etapa corresponde a la de Teruel, donde pasó sus últimos años y realizó retablos para algunas iglesias y para la Catedral, que fue su obra más importante, donde resaltó su fuerza expresiva. La obra quedó sin policromar, pero en ella fue dejando los modelos que tomó de Forment para tratar más cuidadosamente la dinámica de los personajes, su anatomía y sus gestos. En general, el retablo presentaba un esteticismo formal de recursos manieristas.

Fue enterrado junto a la puerta del coro de la Catedral de Teruel. Tras su muerte, dejó un notable legado artístico (aunque algunas de sus obras desaparecieron) seguido por sus discípulos; entre ellos destacaron Juan Vizcaíno y Cosme Damián Bas.

 

Obras de ~: San Miguel, retablo de San Miguel de los Navarros, Zaragoza, 1519; Retablo de San Agustín, La Seo, Zaragoza, 1520; con Gil Morlanes, Retablo de Santiago, La Seo, Zaragoza, 1520; con J. de Salas, Retablo de San Miguel Arcángel, Catedral, Jaca (Huesca), 1521; con J. de Salas, Retablo mayor, Parroquia de Tauste (Zaragoza), 1521; Retablo de la capilla de los Luján, Iglesia de San Miguel Arcángel de Villafeliche (Zaragoza), 1526; Virgen con el niño, Iglesia de San Miguel Arcángel, Villafeliche (Zaragoza), 1526-1527; Retablo mayor, ermita de la Virgen del Águila, Paniza (Zaragoza), 1531; Retablo, Monasterio del Carmen, Zaragoza, 1531; Retablo de San Vicente, Monasterio de Roda de Isábena (Huesca), 1533; Retablo de Santiago, Colegiata de Bolea (Huesca), 1535; Retablo, Iglesia de San Gil, Zaragoza, 1535; Retablo mayor, Iglesia de San Pedro, Zaragoza, 1535; San Juan Bautista, Colegiata de Bolea (Huesca), 1535; Sagrada familia con San Juanito, Museo Nacional de Escultura del Colegio de San Gregorio, Valladolid, c. 1535 (atrib.); Retablo mayor, Catedral, Teruel, 1536; Busto de San Esteban, Iglesia de san Jorge, Zaragoza, 1537; Retablo de San Cosme y San Damián, Iglesia de San Pedro, Zaragoza, 1537.

 

Bibl.: J. R. Castro Alava, “Escultores Navarros”, en Príncipe de Viana, año 5, n.º 15 (1944), págs. 141-143; J. Ibáñez Martín, Gabriel Yoly, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1956; A. Novella Mateo y A. Solaz Villanueva, “La obra de Gabriel Yoly en Teruel”, en Seminario de Arte Aragonés, n.º 34 (1981), págs. 83-93; VV. AA., Personajes de la Historia de España, Madrid, Espasa Calpe, 1999, pág. 1928; C. Morte García (dir.) y M. Castillo Montolar (coord.), El esplendor del Renacimiento en Aragón, Zaragoza, Gobierno de Aragón-Museo de Bellas Artes de Bilbao, Generalitat Valenciana, 2009; J. Hernández, “Gabriel Joly: labrador de almas”, en Verde Teruel, n.º 30 (2013).

 

Gema Rivas Gómez-Calcerrada