Ayuda

Juan Fernández de Híjar y Cabrera

Biografía

Fernández de Híjar y Cabrera, Juan. Duque de Híjar (I). ?, 1419 – Híjar (Teruel), 27.IX.1491. Noble.

Hijo primogénito de Juan Fernández de Híjar y Centelles, el Orador, y de Timbor de Cabrera y Aragón, VI señores de Híjar. Fue hermano de Juana, mujer de Artal de Alagón, X señor de Sástago y de Pina.

Juan enlazó, el 19 de agosto de 1436, con Catalina de Beaumont de Navarra y Curtón, hija de Carlos de Beaumont, alférez mayor y condestable del reino de Navarra y, desde 1407, marido de Ana Curtón, recibió sepultura en la capilla del Pilar de Zaragoza.

Tuvieron los siguientes hijos: Luis, que fue el sucesor; Jaime, fallecido en 1488 en la batalla de Saint Albin (Francia); Margarita, casada con Felipe de Erill; Timbor que fue la mujer de Felipe Galcerán de Castro, señor de Estadilla, Castro, Pinós y de las baronías de Peralta y Guimerá; Blanca, casada con Blasco IV de Alagón, XI señor de Sástago y Pina y Catalina (fallecida en 1521), fue la mujer de Lope Ximénez de Urrea (fallecido en 1490), señor del vizcondado de Rueda y Almonacid de la Sierra y I conde de Aranda, desde el 9 de enero de 1488, título concedido por Fernando el Católico, en Zaragoza; Catalina fue la única en la que siguió la sucesión. Fue VII señor de Híjar y conde de Aliaga (desde el 31 de diciembre de 1461) y luego I duque, señor y conde de Castillote.

El VIII titular de la casa de Híjar acompañó a su padre en misiones reales y defendió al príncipe de Viana (Sala IV, leg. 282/2, doc. 8), “[...] los aliados castellanos invadían el reino y tomaban algunas plazas vecinas del Moncayo, los valencianos secundaban el levantamiento, y D[on] Juan, señor de Híjar, con pendones levantados contra el soberano, se declaraba en Aragón ardiente vianista” (S. Vidiella y Jasá, 1896: 144) y fue ejecutor de su testamento. También apoyó a los catalanes sublevados contra Juan II, favoreciendo y siendo recompensado por ello por el rey de Castilla. No obstante, fue perdonado por Juan II de Aragón, previo recibimiento de su juramento de fidelidad y el de otros rebeldes, y recibió del Monarca el condado de Aliaga y señorío de Castellote que eran de la Orden de San Juan; por lo tanto, este nombramiento llevaba implícito el compromiso real de obtener de la Santa Sede la confirmación de dicha donación, por tratarse de una tierra de maestrazgo, porque sin la autorización del Sumo Pontífice, tal concesión real carecía de todo efecto. Ello dio lugar a múltiples desavenencias entre la casa de Híjar y los comendadores de San Juan, al entrecruzarse sus competencias jurisdiccionales y originó un largo pleito, una vez fallecido el Monarca, porque la Orden de San Juan entendió que deberían revertir en ellos, tal y como se resolvió. Ante dicha sentencia, el barón de Híjar hubo de renunciar a estos derechos, pero reclamó a Fernando II, insistiendo en los muchos servicios prestados por la casa de Híjar a la Corona aragonesa. El Católico reconoció lo fundado de las reclamaciones del de Híjar, pero carecía de otras tierras para poder recompensarle debidamente por lo que había perdido.

Para solucionar el problema, le ofreció elevar la baronía de Híjar a la dignidad ducal, reconociendo así su superior condición. Juan Fernández de Híjar aceptó de buen grado esta proposición real, prefiriendo el honor ducal a los bienes perdidos; de tal avenencia resultó el real privilegio, Madrid, 16 de abril de 1483, por el que se elevaba la baronía de Híjar a la dignidad ducal del mismo nombre por juro de heredad, para él y sus sucesores.

Perteneció al brazo nobiliario de los diputados en las Cortes de Aragón y a la Diputación del reino y fue embajador en Roma. Persona culta, merece destacarse que impulsó la imprenta en Híjar, que en opinión de sus coetáneos fue una de las más productivas, notables y de más bellos caracteres hebraicos de España.

Dato importante, ya que entonces era muy poco conocido el invento de Gutenberg en España. De hecho, fue la segunda imprenta en suelo hispano (la primera se instaló en Guadalajara en 1476. Al fallecer el duque, la imprenta se desmanteló y sus integrantes se dispersaron.

 

Fuentes y bibl.: Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, Fondo Híjar, Sala IV, leg. 282/2. “Noticias de la subcesión de la Casa de Híjar”.

S. Vidiella Jasá, Recitaciones de la Historia política y eclesiástica de Calaceite, Calaceite, Ayuntamiento, Instituto de Estudios Turolenses, Centro de Estudios Bajoaragoneses, Familia Jassá, 1896 (2.ª edic. aum., 1996); M.ª J. Casaus Ballester, Archivo ducal de Híjar. Catálogo de los fondos del Antiguo Ducado de Híjar (1268-1919), Valencia, Diputación General de Aragón e Instituto de Estudios Turolenses, 1997; A. Blasco Martínez, “Aportación documental para la identificación de Eliécer Ben Abraham Alantansí, impresor en Híjar entre 1485-1490”, en Litera Scripta. In honorem prof. Lope Pascual Martínez, vol. I, Murcia, Servicio de Publicaciones de la Universidad, 2002, págs. 75-88.

 

María José Casaus Ballester