Ayuda

Sancho de Nebrija

Biografía

Nebrija, Sancho de. ¿Salamanca?, ¿1480? ‒ Granada, 18.X.1556. Impresor y editor.

En 1522 se produce en Granada el terremoto más violento del siglo. En 1523 se inicia la construcción de la catedral y en 1525 se inicia el nuevo edificio de la Chancillería, institución que desde el comienzo se relaciona indirectamente con el comienzo efectivo de la imprenta en Granada.

En 1526 el ya emperador Carlos I viajó a Granada con su reciente esposa, Isabel, visita que fue muy beneficiosa para la ciudad, pues propició obras urbanísticas y se decidió la fundación de la Universidad con los mismos privilegios que ya gozaban Salamanca o Alcalá. El clima intelectual que se respiraba en la ciudad era favorable a las corrientes humanistas y, por tanto, al desarrollo de la imprenta. En este clima los hermanos Sancho y Sebastián Nebrija se establecieron en la ciudad granadina.

La última noticia de Sancho de Nebrija como gobernador de Canarias es de 1520. En este año su padre, el gramático Elio Antonio de Nebrija, ya con 79 años, estaba muy enfermo y vivía con su hijo Marcelo en el pueblo cacereño de Brozas. Murió el 3 de julio de 1522, momento en el que Sebastián Nebrija vino a la Península a hacerse cargo de los papeles de su padre que confió temporalmente a la Universidad de Alcalá. Los hermanos Nebrija eran conscientes de que en primer lugar era necesario devolver la pureza a las obras de su padre profusamente, imitadas y alteradas. Decidieron al mismo tiempo hacerlo en una ciudad como Granada que acababa de estrenar Universidad y donde existían privilegios para la impresión “durante tres vidas”, caso excepcional en España, y que iba a proporcionarles la exclusiva de la impresión de las obras de su padre para ellos y para sus hijos. Deseaban para las obras de su padre el esplendor de las ediciones renacentistas y el empleo de los tipos redondos que estaba utilizando Aldo Manuzio en Italia. Por ello decidieron establecerse como dueños y editores de una imprenta que estuviera a la altura de su posición social y de la importancia de las obras de su padre. Instalaron la imprenta en 1534, en el “carmen” de Aynadamar, antiguo barrio árabe, zona exterior a las murallas, donde en esa época se establecían las familias pudientes de Granada, lo que viene a reafirmar la teoría de que no fueron ellos los trabajadores manuales de la imprenta. Su papel parece haber sido el de aportar el capital necesario para la compra de las prensas, contratar cajistas, tiradores y correctores tanto nacionales como extranjeros. Comenzaron a imprimir las obras de su padre en 1534, produciendo las ediciones más cuidadas del Nebrisense y que se conocen por la marca que sus dos hijos incorporaron en el colofón, “Apud Inclytam Garnatam”, y el escudo de los impresores.

Algunos autores afirman que al abrir uno de los libros del humanista impresos por sus hijos, se podría creer salido de las prensas de Aldo o de los Giunta por su pureza y por su gusto.

De Sancho se sabe que fue colegial de Bolonia como su padre y tuvo distintos cargos públicos. Fue fiscal y alcalde del Crimen de la Chancillería de Granada. Su esposa fue María de Carranza, con la que tuvo cinco hijos. Murió el 18 de octubre de 1556. Fue enterrado en una capilla del convento de religiosos mínimos, quedando el establecimiento tipográfico en manos de su hijo mayor Antonio.

Sancho tuvo, al igual que su padre, aficiones literarias que se pueden encontrar en el “Preámbulo al lector” que él mismo escribió para una de sus impresiones de 1541 y en la “Dedicatoria” al cardenal de Toledo incluida en el Manuale que realizó para la iglesia de dicha ciudad.

Aparte de las ediciones de su padre, los Nebrija estamparon múltiples trabajos de encargo. En 1539 Sancho imprimió mil misales y en 1543 concertó con el contador eclesiástico, la impresión de dos mil breviarios. Se conservan también dos ediciones de un Manuale sacramentorum impresas en 1542 y 1554. Imprimieron, además, obras de otros importantes humanistas y así, de 1536 es De Lingua Latinae Elegantia sex [...] de Laurencio Valla.

 

Bibl.: [Apuntes anónimos sobre la vida y obra de Antonio de Lebrija], s. XVIII-XIX, Biblioteca Nacional de España (Madrid), ms. 8470; M. Gutiérrez del Caño, “Ensayo de un catálogo de impresores españoles desde la introducción de la imprenta hasta fines del siglo XVIII”, en Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, III (1899), págs. 662-671, y IV (1900), págs. 77-85, 267-272, 667-678 y 736-739; F. Vindel, El arte tipográfico en España durante el siglo XV [...], Madrid, Ministerio de Asuntos Exteriores, Dirección General de Asuntos Culturales, 1945-1951; A. Odriozola, “La Caracola del Bibliófilo Nebrisense o La casa a cuestas indispensable al amigo de Nebrija para navegar en el proceloso de sus obras”, en Revista de Bibliografía Nacional, VII (1946), 1-4, págs. 3-114; A. Gallego Morell, “Nebrija en la Imprenta Granadina de sus hijos”, en Revista Bibliográfica y Documental, I (1947), 2, págs. 213-231; L. Cuesta Gutiérrez, “El enigma de la imprenta del humanista Elio Antonio de Nebrija y sus sucesores”, en Gutenberg Jahrbuch, 1961, págs. 107-117; A. Gallego Morell, Cinco impresores granadinos de los siglos XVI y XVII, Granada, Universidad, Departamento de Literatura, 1970; J. Delgado Casado, Diccionario de Impresores españoles (siglos XV-XVII), Madrid, Arco Libros, 1996; A. Vílchez Díaz, “Primeros pasos: el siglo XVI”, en C. Peregrín Pardo (ed. y coord.), A. Cordón García et al., La Imprenta en Granada, introd. de A. Gallego Morell, Granada, Universidad, 1997; F. J. Norton, La Imprenta en España, 1501- 1520, Madrid, Ollero & Ramos, 1997; M.ª Marsá, La imprenta en los Siglos de Oro (1520-1700), Madrid, Ediciones del Laberinto, 2001.

 

Isabel Moyano Andrés