Ayuda

Joseph Ignacio del Campo Soberón y Larrea

Biografía

Campo Soberón (o Soberrón) y Larrea, Joseph Ignacio del. Conde de Valle del Súchil (I). San Pedro de Galmades (Vizcaya), 30.VII.1726 – Hacienda del Mortero, Durango (México), 24.IX.1782. Gobernador de Nueva Vizcaya, comerciante, minero.

Fue bautizado el mismo día de su nacimiento, a la una de la mañana del 30 de julio de 1726. Hijo de Gregorio del Campo y María de Soberrón, casados en la iglesia parroquial de San Pedro apóstol de Galdames, provincia de Vizcaya, diócesis de Vitoria, el 28 de enero de 1703.

Aparece en Nueva España por primera vez en el presidio de Santiago de Mapimí en 1752, en un combate contra los cocoyomes. Contrajo nupcias en la capilla del Real de Avino con Isabel de Erauzo (15 de agosto de 1752), criolla hija del minero Esteban de Erauzo, natural de Villabona, Guipúzcoa, y de Leogarda Ruiz, de Somocurso. El matrimonio procreó a Ana María, José María, Isabel, María Josefa y Teresa. Teniente general de Durango (1762). Del Campo heredó la administración de los bienes a la muerte de su suegro, el 5 de octubre de 1759.

Sirvió en 1759 el empleo de teniente capitán de la Santa Hermandad, continuando con el reconocimiento de Tajo de Aviño, haciendo considerables y costosísimas obras para facilitar la extracción de los metales y manteniendo a más de dos mil operarios.

En 1765 fue nombrado alcalde de San Pedro Galdames y regidor mayor y síndico en 1768. Fue teniente de gobernador y gobernador interino en 1767-1768 en ausencia del gobernador Joseph Carlos de Agüero.

Estableció una nueva población de cincuenta familias españolas a la que dio el nombre de Nuevo Bilbao, para que sirviese de escudo contra las incursiones y hostilidades que causaban las naciones enemigas situadas en la frontera; la sostiene a sus expensas en el año 1763: “A sus expensas fundó la población de la Nueva Vilbao y que la ha sostenido en años calamitosos que su buena conducta la adquirió la confianza del brigadier D. Josef Carlos de Agüero, siendo gobernador de la Nueva Vizcaya, para nombrarle teniente general suyo y haberle dejado interinamente en aquel mando, con aprobación del virrey de México” (Archivo del Ministerio de Justicia).

En 1776 ingresó en la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País como benemérito, entonces residente en el mineral de Sombrerete, Zacatecas.

El Rey lo distinguió con el título de conde de Valle del Suchil. El licenciado Luis Borras y Goya estudió sus méritos y habló del gran servicio y la buena reputación de Joseph del Campo en las Indias y de la fama de su riqueza, en caudal, en arraigo de tierras y casas. Certificó también su estado de noble por sus ascendientes, que junto a su situación le constituían en capaz de enriquecer a sus sucesores. Le juzgaba benemérito y propio para que se le concediera un título de Castilla (20 de septiembre de 1774).

El virrey José de Gálvez apoyó que se le diera el título (6 de febrero de 1755), dijo que Joseph del Campo y Larrea era el más acaudalado vecino de la Nueva Vizcaya. Minero de cuantioso caudal de haciendas, ganados y laborío de minas. El virrey se refería también a la enorme fortuna de José del Campo y a lo bien que mantenía sus haciendas. Aseguraba que en la Nueva Vizcaya era tenido por hidalgo notorio y que se había dedicado a la defensa de sus fronteras “contra los indios apaches y las otras naciones bárbaras, con su persona, sus criados y respectivos donativos de dinero, armas y cavallos”.

El fiscal, en la investigación, certificó la nobleza de Joseph del Campo y de sus ascendientes y el rey Carlos III le concedió el título de conde de Valle del Suchil con carta de concesión el 8 de agoto de 1776, con el vizcondado previo de San Juan de las Bocas (11 de junio de 1776).

Residió en los reales de Zacatecas, Fresnillo y Durango.

Dueño de las haciendas de San Antonio de los Muleros y de Guatipamé en Durango. Junto con Manuel de Escorza explotó las minas de Pánuco y San Juan de Avinito, Durango. En Sombrerete, las vetas de San Nicolás (1771) y la de Tajo de Airón (1772). Poseedor de numerosas haciendas en Durango (México), entre ellas: San Antonio de los Muleros, San Amador del Mortero, San Gregorio Magno y Guadalupe del Salto. En la ciudad de Durango mandó edificar su casa habitación, la cual se reconoce hoy en día como la mejor muestra de arquitectura civil barroca de la región.

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Ministerio de Justicia, Títulos del Reyno, exp. del conde de Valle del Suchil.

F. Berrojalbiz y M. Vallebueno “Grupos vascos en la región de Durango. Joseph del Campo Soberrón y Larrea, conde del Valle del Súchil”, en A. Garritz (coord.), Los vascos en las regiones de México siglos xvi-xx, t. I, México, 1996; V. Zárate, Los nobles ante la muerte en México, México, El Colegio de México, Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, 2000; J. M. C. Torales, Ilustrados en la Nueva España, México, Universidad Hispanoamericana UTHEA, 2001.

 

María Cristina Torales Pacheco