Ayuda

Luis Hurtado de Zaldívar y Fernández de Villavicencio

Biografía

Hurtado de Zaldívar y Fernández de Villavicencio, Luis. Marqués de Villavieja (II), vizconde de Portocarrero (I). Jerez de la Frontera (Cádiz), 2.III.1814 – Bayona (Francia), 21.XI.1868. Militar, diputado, senador, escritor y tratadista.

Luis Hurtado de Zaldívar nació en Jerez de la Frontera (Cádiz), donde nació el 2 de marzo y fue bautizado en la capilla de San Juan de Letrán. Era hijo de José Hurtado de Zaldívar y Tantete, general de los Reales Ejércitos, y de María del Carmen de Villavicencio y Cañas, hija de los duques de San Lorenzo. Recibió una esmerada educación en diferentes colegios de Jerez, Londres, Bruselas y París. Finalizados sus estudios, inició su carrera militar en 1833 al ingresar en el cuerpo de Guardias Reales como porta-estandarte. El 1 de octubre de ese mismo año, Carlos María Isidro de Borbón se autoproclamó rey de España y, dos días después, los voluntarios realistas se sublevaron contra la regente María Cristina, dando inicio a la Primera Guerra Carlista, en la que Luis Hurtado de Zaldívar participó en varios frentes bajo las órdenes de los generales Pastor, Álvarez, Butrón y Latre.

En 1843 fue nombrado comandante del Regimiento de Cazadores de Caballería de Talavera y ayudante del general Serrano. Un año después, fue nombrado ayudante del general Narváez, a cuyo ideario político se sentía más cercano, y en 1847 del general Concha. En ese mismo año participó en la comisión encargada de estudiar al ejército prusiano, y en 1850 obtuvo el mando del Regimiento de Caballería de Almansa y el del Regimiento del Rey.

El 18 de junio de 1845 se le concedió, con carácter hereditario, la merced de marqués de Villavieja, que había sido concedida con carácter vitalicio a María Teresa de Cañas en 1713, hermana de su tatarabuelo Francisco de Cañas y Altamirano, VII marqués de Vallecerrato. En 1854 obtuvo, por Real Despacho de 11 de junio, la licencia para contraer matrimonio con Luisa Álvarez de Bohorques y Giráldez, hija del duque de Gor y viuda del VI marqués de Bélgida, de cuya unión nació su único hijo, Luis Baltasar.

En 1854 se opuso al pronunciamiento militar protagonizado por O’Donnell el 28 de junio en Vicálvaro, más conocido como “La Vicalvarada”, apoyando la acción militar contrarrevolucionaria dirigida por el ministro de la Guerra, el general Anselmo Bláser, que se enfrentó a las tropas de O’Donnell, sin que hubiese un claro vencedor. Dos días después, Espartero formó un nuevo gobierno, el llamado Bienio Progresista, en el que O’Donnell fue ministro de la Guerra, pero en 1856 se produjo su escisión, y el 14 de junio O’Donnell formó un nuevo gobierno, conocido como la Unión Liberal. En ese mismo año, Luis Hurtado fue nombrado brigadier de Caballería y recibió el mando del Regimiento de Lanceros de Pavía.

Aprovechando la influencia nobiliaria de la familia de su esposa en la provincia de Granada, se presentó a las elecciones del 25 de marzo de 1857, obteniendo acta de diputado a Cortes por la circunscripción de Granada, en el distrito de Baza, en la legislatura de 1857-1858 (con fecha de alta de 6 de mayo de 1857, y de baja de 13 de mayo de 1858), jurando su cargo el 9 de mayo de 1857. Posteriormente, por Real Orden del 30 de diciembre de 1864, fue nombrado senador vitalicio, cargo con el que desarrolló una intensa actividad. Durante la legislatura 1864-1865 fue vicesecretario de la 5.ª y de la 6.ª sección, y participó en la comisión del proyecto de ley sobre la negociación de 300.000.000 de reales en billetes hipotecarios, en la del proyecto de ley relativo a fijar la fuerza permanente del Ejército, en la del proyecto de la ley de presupuestos y en la del proyecto de ley destinado a la sección de Fomento. En la legislatura de 1865-1866 fue vicesecretario de la 6.ª sección, participó en la comisión que había de informar sobre el proyecto de ley de alojamientos, aunque finalmente renunció al cargo, y leyó el discurso al debatirse el artículo 43 del proyecto de ley para el aprovechamiento de las aguas. En la legislatura de 1866-1867 participó en la comisión de administración económica, y en la del proyecto de la línea de ferrocarril Jerez-Bonanza, y se adhirió a la mayoría en la votación del proyecto sobre la conversión de las deudas amortizables. En la legislatura de 1867-1868 fue secretario de la 6.ª sección, ingresó en la 1.ª sección, y fue miembro de la comisión de empleados públicos, y de la del tratado de comercio entre España y la Confederación de la Alemania del Norte.

Luis Hurtado de Zaldívar, no sólo destacó como político y militar, sino también como escritor de tratados militares, como un Manual para Ayudantes de Campo (1844) y Contabilidad, documentación y detall del régimen interior que debe seguirse en un regimiento de caballería (1854), aunque también se dedicó a la traducción y publicación de textos relativos al conocimiento y práctica de la caballería ligera.

Como recompensa a su trayectoria político-militar, fue condecorado con las Grandes Cruces de Isabel la Católica, Carlos III, San Fernando, y San Hermenegildo, y fue nombrado caballero de la Orden de Malta, y de la Orden de Cristo de Portugal.

En 1867 se le confirmó también con carácter hereditario la merced de vizconde de Portocarrero que se le había concedido como previo del título de marqués de Villavieja, y que renunció en favor de su hijo Luis Baltasar, expidiéndose la pertinente Real Carta de Sucesión.

Falleció en Bayona el 21 de noviembre de 1868, aunque fue enterrado en Madrid. Su muerte se produjo en extrañas circunstancias, pues parece que se suicidó, poco después de conocer la noticia de la muerte de su hijo, que tuvo lugar el 7 de octubre, y del destronamiento de Isabel II el 30 de septiembre. El 31 de diciembre de 1869 se expidió una Carta de Sucesión de los títulos de vizconde de Portocarrero y marqués de Villavieja a favor de su hermano José, conde de Zaldívar.

 

Obras de ~: Manual para Ayudantes de Campo, Madrid, A. Espinosa, 1844; Contabilidad, documentación y detall del régimen interior que debe seguirse en un regimiento de caballería, Valladolid, D. Santaren, 1854.

 

Fuentes y bibl.: Archivo Histórico Nacional, Estado, 6326, exp. 114; Estado, 6326, exp. 33; Estado, 7220, exp. 17; Consejos, 8969, A. 1854, exp. 416; Consejos, 8987, A. 1867, exp. 605; Consejos, 8987, A. 1869, exp. 1037; Consejos, 8981, A. 1845, exp. 9; Consejos, 8969, A. 1854, exp. 417; Archivo del Senado, Expediente personal del senador vitalicio Marqués de Villavieja, Don Luis Hurtado de Zaldívar y Fernández de Villavicencio, sign. HIS-0523-01.

F. García Sopena y J. Aguirre, Febrero, o librería de jueces, abogados, y escribanos, comprensiva de los códigos civil, criminal y administrativo, tanto en la parte teórica como en la práctica, con arreglo en un todo a la legislación hoy vigente, t. IX, Madrid, Boix, 1842, pág. 169; J. M. Z amora y Coronado, Biblioteca de legislación ultramarina, t. I, Madrid, Imprenta de Alegría y Charlain, 1844, pág. 171; Guía de forasteros en Madrid para el año de 1844, Madrid, Imprenta Nacional, s. f. [1844], pág. 89; Estadística del personal y vicisitudes de las Cortes y de los ministerios de España desde el 29 de de septiembre de 1833 en que falleció el rey d. Fernando VII hasta el 11 de septiembre de 1858 en que se disolvió el Congreso de los Diputados, Madrid, Imprenta Nacional, 1858, pág. 326; A. de Burgos, Blasón de España. Libro de Oro de su nobleza. Reseña genealógica y descriptiva de la Casa Real, la grandeza de España, y los títulos de Castilla. Primera parte. Casa Real y grandeza de España, t. V, Madrid, Imprenta de Pedro Montero, 1859, pág. 291; Guía de forasteros en Madrid para el año de 1861, Madrid, Imprenta Nacional, s. f. [1861], pág. 304; Gaceta de Madrid, n.º 186, 12 de octubre de 1864; Guía de forasteros en Madrid para el año de 1865, Madrid, Imprenta Nacional, 1864, pág. 503; J. Gonzalo de las Casas, Gaceta del notariado español, año XIII, t. VI, 1864, pág. 766; F. Pareja de Alarcón (dir.), La Justicia. Revista peninsular y ultramarina de legislación, jurisprudencia, y administración pública, t. II, Madrid, Est. Tipográfico José M. de Lezcano y Roldán, 1866, pág. 734; D. I. Parada y Barreto, Hombres ilustres de la ciudad de Jerez de la Frontera precedidos de un resumen histórico de la misma población, Jerez, Imprenta de Guadalete, 1875; F. X . de Santa Cruz y Mellén, Historia de familias cubanas, vol. VI, La Habana (Cuba), Editorial Hércules, 1950, pág. 365.

 

Diccionario Biográfico Español