Ayuda

José Velázquez y Sánchez

Biografía

Velázquez y Sánchez, José. Cádiz, 10.III.1826 – Filipinas, VIII.1880. Periodista, historiador y archivero.

Aunque nacido en Cádiz en 1826, a los pocos meses de su nacimiento fue trasladado a Sevilla, ciudad en la que transcurrió la mayor parte de su vida. Licenciado en Jurisprudencia por la Universidad hispalense (1848), José Velázquez ejerció diversas profesiones —además de abogado, fue periodista, archivero municipal, cronista de la ciudad, secretario del alcalde, promotor editorial, escritor, historiador, crítico taurino— si bien la denominación que mejor puede definir su personalidad sería la de publicista o la de escritor público, por su implicación activa con el pasado y con el presente, con la narración histórica y con el columnismo periodístico, con la crónica, la opinión o la sátira. Formó parte en la Sevilla de mediados del siglo xix de una generación de inquietos hombres de letras, mezcla de intelectuales, periodistas y literatos, entre los que destacaron Joaquín Guichot, Juan José Bueno, Amador de los Ríos o Francisco Collantes. Variedad y fecundidad desmesuradas son las características más destacadas que señalaron sus contemporáneos de su producción literaria, que le llevó, con desigual fortuna, a cultivar indistintamente todos los géneros.

Pero donde más destacó fue en la actividad periodística, ocupación omnipresente que le valió el calificativo de “el primero de los periodistas sevillanos”. Muchas de sus colaboraciones, como las crónicas taurinas en verso que firmó desde 1849 con el seudónimo Don Clarencio, fueron en su tiempo muy populares y celebradas.

A pesar del estilo excesivamente retórico y ampuloso que utilizaba en sus escritos serios, Velázquez y Sánchez desarrolló una notable producción historiográfica, redactando obras fundamentales para el estudio del pasado de la capital andaluza como La revolución de julio (1854), Anales de Sevilla de 1800 a 1850 (1872) o los Anales epidémicos (1866), además de ciertos trabajos cortos de carácter divulgativo. Un tercer aspecto a destacar fue su actividad en el Ayuntamiento sevillano como archivero (1858-1869) y cronista de la ciudad (1861-1869). Durante poco más de una década proporcionó una estructura ordenada a la hasta entonces dispersa documentación del municipio, publicando once inventarios de las secciones históricas, que hicieron del Archivo Municipal de Sevilla un modelo de organización para su época, permitiendo una efectiva apertura a la investigación. Asimismo editó una interesante y voluminosa memoria de sus trabajos archivísticos (1864). En abril de 1873, tras la proclamación de la República, Velázquez abandonó definitivamente el Ayuntamiento y la ciudad, tras desempeñar la secretaría particular del alcalde Puente y Pellón.

Marchó a Madrid, donde trabajó en la biblioteca del Ministerio de Ultramar, y de allí pasó a Filipinas, ejerciendo como juez o alcalde mayor de Nueva Écija y de Cagayán. El 25 de septiembre de 1880, El Porvenir, periódico sevillano al que estuvo muy vinculado, dio a conocer en la ciudad el suicidio del escritor sevillano ocurrido en el mes de agosto; la gacetilla es tan breve como emotiva: “Sentiremos que la noticia resulte exacta, pues el señor Velázquez era persona de gran ilustración, felicísima memoria y una gracia de pura sangre andaluza”. La notoriedad que alcanzó en la Sevilla de las décadas centrales del siglo XIX fue tan evidente como injusto y cruel el olvido en el que fue sepultada su memoria durante los últimos años de su existencia —el cesante y el exiliado— y definitivamente tras su muerte.

 

Obras de ~: La revolución de julio: crónica política, Sevilla, Juan Moyano, 1854; La embajada japonesa en 1614, Sevilla, El Porvenir, 1862 (ed. y estudio de M. Fernández Gómez, Sevilla, Comisaría de Sevilla para la Exposición Universal de 1992, 1991); El Archivo Municipal de Sevilla [...] Memoria [...], Sevilla, J. M. Geofrin, 1864 (ed., introd. e índices de M. Fernández Gómez, Sevilla, Ayuntamiento, 1992); Anales del Toreo. Reseña histórica de la lidia de reses bravas, Sevilla, Juan Moyano, 1868 (ed. e introd. de M. Fernández Gómez y C. Martínez Shaw, Sevilla, Fundación Real Maestranza-Universidad, 2004); Anales de Sevilla [...] de 1800 a 1850, Sevilla, Hijos de Fe, 1872 (presentación de A. M. Bernal, Sevilla, Ayuntamiento, 1994); Colección completa de las cartas tauromáquicas, Sevilla, J. G. Fernández, 1886.

 

Bibl.: M. Fernández Gómez, “El Archivo Municipal de Sevilla en le Siglo XIX. José Velázquez y Sánchez (1859-1864)”, en Boletín de la Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas (ANABAD) (Madrid), XXXIX (1989), págs. 417-465; “Introducción”, en J. Velázquez y Sánchez, Memoria del Archivo Municipal de Sevilla, Sevilla, Ayuntamiento, 1992, págs. XILII; “José Velázquez y Sánchez (1826-1880). Aproximación a la vida y obra de un publicista desmesurado”, en J. Velázquez y Sánchez, Anales del Toreo, Sevilla, Universidad, Fundación Real Maestranza de Caballería, 2004, págs. XVII-XXXIX.

 

Marcos Fernández Gómez