Ayuda

Fernando Delapuente

Biografía

Delapuente, Fernando. Santander (Cantabria), 25.IV.1909 – Madrid, 2.XI.1975. Pintor.

Nacido en Santander en 1909, en 1927 ingresa en la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid. En 1929 recibe clases de Manuel Menéndez, profesor de Anatomía Artística de la Escuela de San Fernando, e ingresa en la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado. Posteriormente, tras aprobar la asignatura de dibujo de estatua con José Garnelo, es admitido en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando (1930) y consolida su desarrollo artístico con Benedito y Moisés, los pintores oficialistas.

Tras terminar sus estudios de Ingeniería (1933), congela sus estudios artísticos que reanuda luego y termina convirtiéndose en profesor de Dibujo en 1941. En 1948 decide abandonar su profesión de ingeniero y oposita a la cátedra de Dibujo de la Escuela de Ingenieros Industriales, plaza que consigue.

En 1949 parte para Italia donde permanece durante cinco años. En Roma asiste a clases de Dibujo y Pintura en el Centro Internacional de Pinturas y entra en contacto, también, con el Colegio Español, dirigido por el pintor y grabador Fernando Labrada. Recorre Italia, haciendo acopio de información básica para su formación estética, acercándose a la obra de Chirico, Cassorati, Carrá y Modigliani y asumiendo su modernidad estética. Es en este momento cuando decide dedicarse de lleno a la pintura.

Vuelto a España en 1953, su producción pictórica comienza a poblarse iconográficamente de paisajes y temas castellanos (Surcos) y algunos paisajes madrileños.

En 1955 participa en la Tercera Bienal de Arte Hispanoamericano de Barcelona, donde fue seleccionado con su lienzo Sol de Castilla y recibió un premio de la Unesco. En la capital catalana expone en las galerías Layetanas la que será su primera exposición individual.

En 1956 expone en el Museo de Bellas Artes de Santander (1956), proyecto que irá después a Torrelavega y a Reinosa. Viaja a París para estar en contacto directo con la pintura de la modernidad allí expone en 1957 en la galería Bénézit, siendo presentado por el pintor Georges Pillement repitiendo en las galerías Duran-Ruel con paisajes castellanos y parisinos, además de la serie “luminosa”, concebida y dedicada a Italia. Ha de regresar a España por la muerte de su padre en 1958 y es requerido por la galería Neblí de Madrid para que muestre su obra parisina. Instalado ya en la capital española, comienza a hacer su segunda serie sobre los paisajes urbanos madrileños y algunos andaluces que mostrará en la galería Quixote en 1962. En 1970 participa de la Exposición Nacional de Bellas Artes, donde obtiene la Tercera Medalla de Pintura por Plaza de Santa Cruz. Regresa a Santander en 1970, reclamado por el galerista Manuel Arce (galería Sur). Aprovecha para tomar apuntes de su tierra y empezar una nueva serie de óleos sobre la mar. Realiza su primera retrospectiva en 1972, en la galería Arteta de Bilbao.

De todas las series serán, sin duda, las de paisajes urbanos las más definitorias. Pintura ingenuista que muchos han querido calificar de naif, tiende a sintetizar las formas, abordando las composiciones urbanitas en unas pocas líneas. No son versiones fotográficas de la ciudad, ni paisajes concretos, sino que recompone los elementos sacados de la realidad para exhibirlos en sus pinturas de forma arbitraria, a lo neofauve. Son ciudades donde la figura humana ha sido suprimida en su inventada topografía donde no faltan luces y sombras, ambientación atmosférica. Los edificios se realizan con líneas definidas y claras, próximas a un “cloisonismo” delimitador de perfiles oscuros, que aíslan los colores puros y enteros además de arbitrarios.

Todo el paisaje se presenta como algo sintético, lejos de cualquier folclorismo, expresando una monumentalidad confeccionada con planos sueltos, esto es, reinventando o reinterpretando Madrid o Santander.

Pintor de ciudades, urbanita pictórico, con una visión muy personal y diferente de la de aquellos que se han ocupado de este tema, puede quedar inmerso en la nueva figuración madrileña de posguerra, de tipo sinceramente expresivo.

 

Obras de ~: Sol de Castilla, 1955; S. Paulus at Thames, 1964; La ermita de San Antonio y el puente de la Florida, 1968; La Fuente de la Fama y el Hospicio de Madrid, 1969; Plaza de Santa Cruz, 1970; Plaza de Atarazanas de Santander, 1972; Plaza de la Esperanza de Santander, 1972; Alborada del mar, 1975.

 

Bibl.: P. Guinard, L’oeuvre de Fernando Delapuente, Paris, Editorial de Deux Modes, 1958; J. L. Vázquez-Dodero, Delapuente, Madrid, 1973; W. Geeorge, Fernando Delapuente del Fauvismo al Realismo Mágico, Madrid, Aldus, 1974; A. Martínez Cerezo, La pintura montañesa, Madrid, Ibérico Ediciones, 1975; L. Rodríguez Alcalde, Retablo biográfico de montañeses ilustres, Santander, Estudio, 1978; VV. AA., Delapuente en el Museo Municipal de Bellas Artes de Santander, catálogo de exposición, Santander, Museo de Bellas Artes, 1984.

 

Salvador Carretero Rebés