Ayuda

Mariano Fernández de Henestrosa y Mioño

Biografía

Fernández de Henestrosa y Mioño, Mariano. Duque de Santo Mauro (I). Las Fraguas (Cantabria), 2.XI.1858 – Madrid, 6.II.1919. Político y alcalde de Madrid.

Su padre era Ignacio Fernández de Henestrosa y Santiesteban, conde de Moriana del Río; su madre, Rafaela Ortiz Mioño, marquesa de Cilleruelo. Siendo aún bastante joven, Mariano Fernández de Henestrosa ocupó importantes puestos diplomáticos. Realizó un largo viaje al Imperio de Annam (Vietnam Central), consecuencia de una comisión gubernativa.

Estuvo también en Malasia, Japón, Estados Unidos e Italia. Fruto de estas primeras experiencias políticas y de su prolongado periplo por lejanas tierras, escribió Un tratado con el Imperio de Annam. Cartas a mi familia, que fue redactado entre 1879 y 1880.

A pesar de sus viajes y de sus largas estancias en Madrid, el duque de Santo Mauro visitaba con mucha frecuencia su Cantabria natal. Con el propósito de construir una residencia más adecuada que la vieja casona familiar, mandó edificar en 1897 un nuevo palacio siguiendo los planos de Ralph Selden Wornum, arquitecto británico que había proyectado la residencia de la dama inglesa Mrs. Mellor en Biarritz, y que el duque había conocido, quedándose admirado de la aplicación del llamado “estilo inglés” que también se habría de encontrar muy presente en el palacio de la Magdalena, cuyas obras supervisó el duque. Otra de las aportaciones arquitectónicas de Santo Mauro a Cantabria fue la donación al pueblo de Las Fraguas de la iglesia parroquial de San Jorge, que tiene la apariencia de un templo griego.

La Familia Real, encabezada por Alfonso XIII, visitó con frecuencia la finca de Las Fraguas. La primera vez que estuvo fue en septiembre de 1912, cuando el Rey iba a iniciar una cacería por los Picos de Europa. El duque de Santo Mauro se convirtió desde esos días en uno de los mejores anfitriones de la Familia Real en la entonces provincia de Santander y uno de los nobles de más confianza para el Monarca, a quien acompañó en numerosos actos, como por ejemplo en la inauguración del Ateneo de Santander, realizada en el Teatro Principal de la ciudad el 29 de julio de 1914. Al duque debe Cantabria el principal impulso para la construcción del palacio de la Magdalena y el Hotel Real, símbolos indispensables del veraneo regio en Cantabria.

El duque de Santo Mauro, también conde de Estradas, estaba casado con Casilda de Salabert y Arteaga, condesa de Ofalia, dama de María Luisa y viuda del duque de Medinaceli. Contrajeron matrimonio el 24 de marzo de 1884. Tuvieron tres hijos: Casilda, III duquesa de Santo Mauro y marquesa de Santa Cruz (nacida en Madrid, 1888); María, condesa de San Martín de Hoyos (Carresse, Francia, 1894), y Rafael, oficial de Marina, II duque de Santo Mauro y conde de Estradas (St. Cloud, Francia, 1895). El 30 de julio de 1890, la reina María Cristina convirtió su título de duque de Santo Mauro en grandeza de España; desde antes era príncipe de Santo Mauro en Sicilia, título de 1705. El duque llegó a ser alcalde de Madrid entre el 10 de julio de 1900 y el 7 de marzo de 1901. De su presidencia del consistorio ha quedado para la historia de la capital de España la sustancial mejora de la pavimentación de la Puerta del Sol.

Fue, además, senador por la provincia de Jaén (1899- 1900) y más tarde ocupó el puesto en la Cámara Alta a título vitalicio (1903-1904). Fue también diputado y alcanzó importantes puestos de confianza en la Casa Real, como gentilhombre del Rey y caballero mayor de la Reina.

 

Obras de ~: Unos días de los meses de abril y mayo de 1915, Madrid, Blass y Cía., 1915; Un tratado con el Imperio de Annam. Cartas a mi familia 1879-1880, Madrid, Blass y Cía., s. f.

 

Bibl.: M. Crespo López, Cántabros del siglo xix. Semblanzas biográficas, Santander, Ediciones de Librería Estvdio, 2004, págs. 307-310.

 

Mario Crespo López